Chuletón clonado en la mesa de la UE

La carne clonada tardará en llegar a los mercados europeos, si llega. La UE desconfía de la nueva oferta. La ciencia permite obtener reproducciones exactas de los animales genéticamente superiores

Piense en el filete perfecto. Ese que se deshace en la boca. Tierno, jugoso y rebosante de sabor. Si no es vegetariano, seguro que le cuesta resistirse a una carne tan apetitosa. Más aún si además no debe vaciarse los bolsillos para comprarla. Pero si ese chuletón soñado procediera de un animal clonado ¿se lo comería con el mismo entusiasmo? La ciencia permite obtener reproducciones exactas de los animales genéticamente superiores. Vacas con la mejor carne y la producción de leche más abundante. O los cerdos de la mejor «pata negra» y las ovejas de la lana más fina. Ejemplares con las que sueñan los ganaderos y compiten en el mercado de ganado.

Con las técnicas que permitieron el nacimiento de la oveja Dolly, ya no es necesario recurrir al mejor semental, cruzar los dedos y esperar que la descendencia sea tan buena como la original. El laboratorio permite sacarle a la naturaleza una copia exacta de esa res por la que suspiran los ganaderos. Y no se hace por puro experimento científico sino con fines comerciales, para mejorar la oferta del mercado y hacerlo al mejor precio para los consumidores.

Los estadounidenses consumen sin reparos carne y derivados de ganado clonado. La FDA, la agencia que vela por la seguridad alimentaria, dio luz verde a la carne de animales clonados hace dos años al dictaminar que su consumo era seguro. Hamburguesas y filetes procedentes de estos animales están ya en las estanterías de los supermercados, aunque al consumidor norteamericano no se le advierte que esa carne es tan especial.En Europa la carne clonada aún no ha logrado derribar las fronteras legales para introducirse en los mercados, aunque es un tema que lleva años en la mesa de los parlamentarios europeos.

Bajo la presidencia española se hizo la semana pasada el último intento. No tuvo éxito. Debía aprobarse un reglamento para la autorización de nuevos alimentos en territorio europeo o los obtenidos por nuevas técnicas. En ese reglamento podía haberse colado la carne clonada, pero ni la UE ni la Comisión Europea han conseguido despejar todas las dudas para darle luz verde. Su autorización deberá esperar más, a las conclusiones de nuevos informes que evalúen si supone una amenaza para la salud y la biodiversidad. La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, aseguraba esta semana que la UE no ha cerrado la puerta a la clonación animal, aunque quedaba un largo camino por recorrer. «Es un tema absolutamente novedoso del que tenemos un gran desconocimiento científico por la repercusión que puede tener», dijo en Bruselas. En ese largo camino será clave un informe que prepara el Ejecutivo comunitario para finales de este año. No es el primero.

La Unión Europea cuenta ya con varios análisis. Entre ellos, uno de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que descartó riesgos para la salud de los consumidores. Sus conclusiones fueron similares al documento de 500 páginas de la agencia estadounidense. Al tratarse de carne de animales genéticamente idénticos concluyen que no debe haber riesgos «a priori». «A los norteamericanos eso les bastó para autorizarla. No es el caso de Europa», recuerda Pere Puigdomenech, investigador del CSIC y miembro del Grupo Europeo de Ética de las Ciencias y Nuevas Tecnologías.

Clonar un animal es un proceso muy costoso. Una vaca clonada puede salir por más de 12.000 euros. Por eso, los ciudadanos no consumirán directamente carne o leche de animal clonada, sino su descendencia que se cruzará con otros animales de forma natural. «En esas circunstancias, nadie piensa que pueda afectar a la seguridad alimentaria, pero reconocemos que aún no tenemos ninguna experiencia y además hay otros problemas a tener en cuenta».

La pérdida de biodiversidad animal, el rechazo de los consumidores y el bienestar animal son algunos. Esas tres consideraciones se tuvieron en cuenta en el informe que elaboró el grupo de ética al que pertenece Puigdomenech. «Nuestro informe decía que no había riesgo para la salud animal, pero sí se planteaban dudas sobre el resto. La clonación animal reduce la variabilidad genética y aborda un problema de sufrimiento animal que preocupa más en Europa que en Estados Unidos. Para clonar a Dolly, se implantaron más de 200 embriones, hubo partos incompletos y algunos animales nacieron con malformaciones. Las encuestas tampoco apoyan la introducción de carne clonada en Europa. Por esta razón, el grupo de ética recomendó que no compensaba su autorización».

Etiquetado informativo

España se sitúa en la misma posición europea. «Mejor esperar a tener más informes. No hay prisa ni inquietud comercial por aprobarlo», dice Roberto Sabrido, director de la Agencia de Seguridad Alimentaria. Cuando llegue, Sabrido cree que «sería exigible» informar a los consumidores que la carne que compra procede de animales clonados. «Aunque provoque rechazo, pensamos que tiene derecho a estar informado». Sin etiqueta, ningún laboratorio podría dictaminar que un filete tuvo antepasados clones. La carne tendría la misma textura y sabor de uno de los mejores chuletones, porque tendría un pedigrí genéticamente superior.

Publicado el junio 22, 2010 en Ciencia, Consciencia, Conspiraciones, Control, Control Mental, Crisis, Desinformación, Eco-terrorismo, Educación, Manipulación, Misterios, Noticias, Nuevo Orden Mundial, Planeta, Politica, Salud, Tecnología y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: