Obama defiende el derecho a construir una mezquita en la ‘zona cero’

Rompe su silencio en torno al controvertido proyecto

Obama eligió a conciencia el momento: durante la celebración del Ramadán en la Casa Blanca y horas antes de su «escapada» de fin de semana al Golfo de México. El presidente norteamericano se desmarcó apoyando el polémico proyecto para construir una mezquita junto a la «zona cero», pese a la oposición mayoritaria de los norteamericanos.

«Los musulmanes tienen el mismo derecho que cualquiera a practicar su religión», declaró Obama. «Y eso incluye el derecho a construir un lugar para la oración y un centro comunitario en propiedad privada en el Bajo Manhattan».

Edificio que van a derrumbar. | C. F.
Edificio que van a derrumbar. | C. F.

El proyecto, conocido indistintamente como Iniciativa Córdoba o Park 51, tenía ya divida a la población de Nueva York y ha provocado ahora reacciones aún más contundentes en el resto del país. Según un sondeo difundido ayer por la CNN, el 70% de los estadounidenses se oponen al proyecto. El rechazo es casi total entre los republicanos (72%) y bastante ostensible entre los demócratas (54%).

Aun así, y después de que el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs pasara de puntillas sobre el tema calificándolo como «un asunto local», Obama decidió romper este viernes la baraja y calentar el debate político, cuando está a punto de cumplirse el noveno aniversario de los atentados en los que perecieron más de 3.000 personas.

«No debemos olvidar nunca a quienes perdimos de una tan forma trágica el 11-S, y debemos honrar siempre a quienes han liderado nuestra respuesta a ese ataque», dijo Obama. «Los enemigos de Estados Unidos no son líderes religiosos, sino terroristas que asesinan hombres, mujeres y niños inocentes. De hecho, Al Qaeda ha asesinado a más musulmanes que gente de otras religiones, y esta lista incluye varios inocentes que murieron el 11-S».

«No son el islam, sino un gran distorsión del islam», agregó el presidente ante una audiencia integrada por decenas de representantes de comunidades musulamanas del país. Obama recordó cómo Thomas Jefferson celebró la primera cena «Iftar» hace 200 años y cómo recalcó ya entonces la controversia suscitada por la construcción de sinagogas e iglesias católicas…

«Esto es América, y nuestro compromiso con la libertad religiosa debe ser inamovible» concluyó el presidente. «La tolerancia está en la base de este país. El principio de la que la gente de todas las creencias es bievenida y que el Gobierno no puede juzgarles por su fe es esencial para ser lo que somos».

Apoyo de Bloomberg

Obama se ganó en el acto la felicitación del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que la semana pasada dio su respaldo al proyecto pese a la oposición de la mayoría de los neoyorquinos. «Aplaudo las palabras del presidente Obama en defensa de la libertad de religión», declaró en un comunicado el alcalde de ascendencia judía.

Los republicanos, empeñados en convertir el tema en caballo de batalla para las elecciones legislativas de noviembre, no han tardado en atacar. «El presidente Obama se equivoca», ha dicho el congresista conservador por el estado de Nueva York Peter King. «La idea de construir un centro islámico a la sombra de la ‘zona cero’ demuestra una gran falta de sensibilidad. Desgraciadamente, el presidente ha decidido ser políticamente correcto».

«La comunidad musulmana tiene derecho a construir una mezquita», agregó King, «pero están abusando de ese derecho y ofendiendo innecesariamente a mucha gente que ha sufrido mucho. La obligación moral del presidente era urgir a los líderes musulmanes a que respeten a las familias de las víctimas y se lleven la mezquita a otro lugar».

El proyecto, presupuestado en 100 millones de dólares, está planeado en los solares que ocupan hoy en día dos viejos edificios en Park Place, a doscientos metros escasos de la “zona cero”. El centro cultural islámico de 13 plantas incluiría un auditorio, un lugar de oración, locales comerciales, aulas e instalaciones deportivas.

El magnate inmiboliario árabe Sharif El-Gamal, al frente de SoHo Properties, es el impulsor de la así conocida Inciativa Córdoba, en asociación con el imán Feisal Abdul Rauf, uno de los rostros más respetados del islamismo moderado en Estados Unidos. Rauf ha sido recientemente invitado por el Departamento de Estado a un viaje por Qatar, Bahrain y Emiratos Arabes Unidos.

Varios grupos conservadores han expresado su preocupación ante la posibilidad de que el imam aproveche la visita para recaudar fondo para la mezquita de la ‘zona cero’.

El portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley, ha señalado que el imam se limitará a dar una serie de charlas sobre «la vida musulmana en Estados Unidos y la tolerancia religiosa».

Fuente  :  El Mundo

Publicado el agosto 14, 2010 en 11 S, Control, Manipulación, Misterios, Noticias, Religiones y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: