Las perversiones del coronel

 

 

Russell Williams vestido con la ropa interior de sus víctimas.

La fiscalía canadiense ha revelado detalles de los dos asesinatos y violaciones que cometió el coronel Russell Williams, y que el militar grabó en vídeo, y dijo que en ambos casos las dos mujeres murieron asfixiadas. Un caso que ha conmocionado al país y, en especial, al estamento militar, a medida que se conocen más detalles de sus crímenes

Williams, de 47 años y uno de los militares con más futuro en las Fuerzas Armadas canadiense hasta su detención el pasado 7 de febrero, se declaró culpable del asesinato y violación de la cabo Marie-France Comeau, de 38 años de edad, y de Jessica Lloyd, de 27 años de edad.

Williams, comandante de una de las bases aéreas más importantes del país y que fue el piloto de la reina de Inglaterra cuando la monarca visitó el país, también confesó otros dos asaltos sexuales y el robo en 82 domicilios particulares de ropa interior y prendas personales de mujeres.

Según ha revelado el fiscal Lee Burgess, que a duras penas pudo contener las lágrimas, durante el segundo día de la vista que sentenciará a Williams, los vídeos y fotografías muestran al militar torturando y violando durante horas a sus víctimas así como el momento de sus muertes.

Aunque los vídeos no fueron mostrados durante la vista, Burgess detalló su contenido en presencia del asesino confeso así como de los familiares de sus víctimas en un tribunal de la localidad de Belleville, a unos 180 kilómetros al este de Toronto.

En el caso del primer asesinato, el de la cabo Comeau, cometido en noviembre del 2009, Williams irrumpió en su casa y tras golpearla, la violó repetidamente durante dos horas.

Comeau se resistió y logró escapar en una ocasión a otra habitación, pero el militar la volvió a atar y finalmente tapó su boca y nariz con cinta aislante hasta que murió. Antes Comeau le suplicó: “He sido realmente buena. Quiero vivir”.

Tras su muerte, Williams siguió grabando vídeo y tomando fotografías de la militar, una de sus subordinadas en la base de Trenton de la que era comandante.

En su ordenador personal, donde Williams guardaba minuciosos detalles de cada uno de los delitos que cometió, la policía encontró la carta que mandó al padre de Comeau para expresar sus condolencias por su muerte.

Dos meses después, el 29 de enero del 2010, Williams siguió un ritual similar con Jessica Lloyd.

Tras irrumpir en su casa por la noche, Williams subyugó a la joven y la maniató con cinta aislante. La obligó a posar para él en su ropa interior y la violó repetidamente.

Posteriormente, Williams se la llevó a una de sus casas donde la joven sufrió convulsiones y pidió ser llevada a un hospital.

Según el fiscal, Lloyd le dijo: “Si muero, ¿se asegurará de que mi madre sepa que la quiero?”. Poco después Williams la golpeó en la cabeza y la asfixió con una cuerda hasta que murió.

Hoy, la fiscalía mostrará la confesión en vídeo que ofreció Williams tras su detención el 7 de febrero.

A finales de esta semana Williams será condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en 25 años, la pena que corresponde automáticamente a los crímenes que ha cometido

Fuente  :  El Mundo

Publicado el octubre 20, 2010 en Noticias y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: