Se teje un nuevo orden económico

El miércoles se reúnen en seul los viejos países ricos con los nuevos países prósperos, será la foto del nuevo orden mundial. Hasta poco tiempo a las reuniones de los países más poderosos del mundo asistían sólo siete naciones: Estados Unidos,
Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Japón y Canadá. Y en ese club cerrado se discutía el camino del mundo sin mayores opiniones o puntos de vista diferentes.

Pero desde hace algunos años, y tras las consecuencias de las crisis económicas que se ensañaron especialmente con los miembros del selecto club, han emergido otras naciones caracterizadas por sostenidos crecimientos económicos, grandes poblaciones en desarrollo, pero lo que es más valioso, por ser poseedoras de cuantiosas reservas internacionales, en antagonismo a la situación de casi todos los del viejo G7 se cuentan a la cabeza de los países más endeudados del mundo.

Ya de Francia, Reino Unido y Alemania, casi no se habla individualmente en el concierto internacional económico, se les menciona en cambio como Unión Europea o lo que es más preciso en términos financieros como `Banco Central Europeo`. En situación práctica, del G7 salen tres países con opiniones particulares, pero llegan por obligación a la lista otras naciones invitadas como son Rusia y China. Poco a poco, tuvieron que invitar a India y Brasil, para convertir la reunión en un G7 ampliado con los llamados Bric.

Una mirada geopolítica de la reunión del próximo miércoles en Seúl es que el G7 les abrió las puertas a los Bric e invitó adicionalmente a Arabia Saudita, Indonesia, Corea del Sur, China, México, Brasil, Argentina, Sudáfrica, Turquía y Australia.

El tema coyuntural de la agenda de esta nueva cumbre del llamado G20, es la eventual `guerra monetaria` que ha acentuado las posiciones entre el viejo G7 y los nuevos protagonistas de la economía global. Está sucediendo lo mismo que ocurre cuando hay reuniones sobre el cambio climático: en un bando se hacen los viejos siete y en el otro los nuevos países prósperos. En esta situaciones hay un problema con Europa que representa un doble conteo de países miembros pues asiste el todopoderoso Banco Central Europeo.

Y en esa cita de jefes de gobierno se tratará de lejos el tema de la revaluación de las monedas, las decisiones de la Reserva Federal y el férreo manejo del yuan en la arbitraria China. La FED apoya las políticas pro cíclicas de todo el mundo mientras mantiene normas contra cíclicas en su país. Hoy más que nunca se siente y se mira que hay nuevos bloques que auguran nuevos órdenes.

Pero al futuro, si las proyecciones del FMI se mantienen, Estados Unidos crecerá 2.4% al año; la Unión Europea 1.6%, Asia un 8% y América del Sur un 6%. Lo contundente de esto es que el peso del viejo G7 en términos de PIB mundial será igual al del nuevo G7. Así las cosas, el mundo camina raudo y veloz a otra estructura de poder mundial.

Fuente  :   Larepublica

 

Publicado el noviembre 8, 2010 en Capitalismo, Consciencia, Conspiraciones, Control, Crisis, Dinero, Economía, Futuro, Globalización, Manipulación, Noticias, Nuevo Orden Mundial, Politica y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: