Hoy es el día de la revolución contra los banqueros

El 7 de diciembre ya ha llegado. La fecha fijada por Eric Cantona para que los ciudadanos hundan el sistema occidental con una retirada masiva del dinero de sus bancos.

Au revoir“, dijo el ex futbolista francés cuando aniquiló al demonio en el célebre anuncio de Nike, y ahora quiere repetirlo con los banqueros. “¿Qué sentido tiene manifestarse? Ese ya no es el camino. El sistema gira en torno a los bancos, el comienzo es destruirlos“, afirma la cabeza visible de StopBanque, una iniciativa liderada por los cineastas franceses Geraldine Feuillien y Yann Sarfati.

“Con tres, diez millones de personas que retiren el dinero ya colapsarán. Una verdadera revolución. No es dificil”, afirma el polémico jugador, capaz de lo mejor y de lo peor.

¿Bravuconada? ‘Los boicots no tienen éxito’

Cuando caiga la banca inglesa, Inglaterra caerá“. En ‘Mary Poppins’, la negativa del director del banco para que un niño retirase dos peniques hacía cundir el pánico entre el resto de clientes, que acudían en masa a descapitalizar la entidad. ¿Es posible esto en la vida real?

“Cantona es muy simpático, pero su idea es sumamente complicada. Los boicots a la banca, como a las grandes empresas, nunca han tenido éxito”, afirma Manuel Pardos, presidente de la Asociación de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas, Seguros y Productos financieros (Adicae).

“Los que deben quejarse, los que solo tienen para llegar al día 20 de cada mes, apenas tienen 300 euros en cuentas corrientes. Los que han ahorrado algo en su vida, lo tienen en depósitos y pagarían compensaciones. El dinero, en mayúsculas, está en fondos de inversión, y de ahí no sale”, añade Manuel Pardos.

El presidente de Adicae afirma que “las luchas simbólicas no son suficientes y la banca, además de poderosa, es necesaria”. Además, “todo esto es conversación de bar, todo el mundo odia a la banca, pero a la hora de la verdad se agacha la cabeza”.

En definitiva, no cree que la gente se apunte a la protesta. “Ya se intentó otro boicot en los países del sur cuando nos metieron en el euro. Salvo Grecia, que son muy bravos, no pasó nada, y eso que los precios han subido un 300% desde el año 2000”.

Chomsky no cree que llegue lejos

Pese a haber recibido billones de dólares en ayudas públicas tras la quiebra de Lehman Brothers (“demasiado grande para caer“), la banca ha vuelto a repartir primas multimillonarias entre sus empleados. Sólo en Wall Street se calcula un récord de 144.000 millones de dólares en 2010.

“Los grandes bancos y las firmas de inversión tienen la principal responsabilidad de la crisis, y están siendo ampliamente premiados”, lamenta el semiólogo estadounidense Noam Chomsky. “Son premiados, no castigados, porque son poderosos“, añade.

Chomsky, figura clave de la lingüística del siglo XX, opina que el caso de Obama es “dramático” por estar atado a quienes le financiaron la campaña que le llevó a la presidencia en 2008. Así, los vencedores ponen las reglas: “No son juzgados por la misma razón que los mandos británicos y estadounidense no fueron llevados a los Juicios de Núremberg“.

Para el semiólogo, los banqueros son los grandes “vencedores” del fallo de la Corte Suprema de enero de 2010 que permite el anonimato de los donantes en las campañas políticas. “La decisión permite a las corporaciones comprar las elecciones directamente”, dice poco después de que las legislativas del 2 de noviembre fueran las más caras de la historia del país con un gasto de más de 5.000 millones de dólares.

No obstante, en su opinión la banca es necesaria si es controlada por la Ley. Miembro de ATTAC, ‘Justicia Económica Global’, Chomsky es partidario de aplicar una tasa a las transacciones financieras internacionales para limitar la especulación y la volatilidad en los mercados, idea también propuesta por los Gobiernos español y francés.

¿Se puede sacar todo el dinero?

La base de la banca comercial, que no de inversión, es captar depósitos de sus clientes para conceder préstamos que generen intereses suficientes para tener beneficios y pagar a quienes aportaron la financiación. Es decir, mover el dinero para generar actividad.

Así, si se ‘seca’ a un banco, este no da créditos y se paraliza la economía. Precisamente lo que ha pasado en esta crisis financiera en la que los bancos no se han prestado dinero al desconfiar de los problemas de unos y otros.

Para evitar una descapitalización masiva de los bancos, el Banco de España tiene la potestad de intervenir y ordenar un ‘corralito’ con el fin de hacer tiempo e intentar normalizar la situación sin que la entidad se quede sin fondos.

A diferencia de Banesto, en la que la intervención del Banco de España en diciembre de 1993 provocó la retirada de unos 100.000 millones de pesetas de la época, cuando Caja Castilla-La Mancha fue rescatada en 2009 no se formaron colas ni cundió el pánico entre sus clientes: un año antes, el Gobierno elevó el Fondo de Garantía de Depósitos hasta los 100.000 euros, el doble que en Europa.

En cualquier caso, si las decenas de miles de personas que se han apuntado a ‘Stop Banque’ actúan, el banco central podría ordenar las ventanillas de las sucursales “por seguridad”.

No obstante, si uno se queda sólo a la hora de protestar contra la banca, su acción tendrá diferentes penalizaciones según el producto financiero que tenga contratado.

La Ley garantiza la disposición absoluta del dinero si está en una cuenta corriente, en un depósito a la vista o en una libreta. Lo reclamen 50 o 200 clientes”, explica Adicae. “En esos casos el banco sólo te guarda el dinero por un interés ridículo”, añade.

En caso de no tener el dinero en metálico, “por seguridad contra atracos y porque una sucursal no puede tener todo en billetes”, el banco tendría un plazo de 24 horas para conseguirlo y dártelo, asegura la asociación. “Por eso recomendamos pedirlo con unas horas de antelación”, incide.

En el caso de retirar fondos de un depósito, valores y otras inversiones, “cada contrato tendrá reflejada la penalización por sacar el dinero antes de tiempo”, añade.

Aprecio las intenciones de Cantona, pero no creo que este movimiento pueda ser muy útil, después de todo”, afirma Chomsky. Él, como los Nobel Joseph Stiglitz y George Akerlof, prefiere la pena de cárcel contra los delitos financieros y la especulación, aunque sean de ‘guante blanco’.

Fuente  :  El Mundo

Publicado el diciembre 7, 2010 en Capitalismo, Ciberguerra, Consciencia, Control, Crisis, Dinero, Economía, Educación, Manifestación, Noticias, Revolución y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: