Violentas manifestaciones en Bolivia contra el “gasolinazo”

Protestas en La Paz

 

Manifestaciones de miles de personas y vandalismo contra entidades estatales y sociales han marcado este jueves las protestas en Bolivia contra el aumento del coste de los carburantes aplicado por el gobierno de Evo Morales. Juntas vecinales, pequeños comerciantes, transportistas y maestros participaron en las marchas que en las ciudades de La Paz y El Alto fueron multitudinarias este jueves.

Son organizaciones que tradicionalmente apoyaban a Morales, pero que este jueves recriminaron la subida de los combustibles entre el 57 y 82% para las gasolinas y el diesel, de consumo masivo. Los mayores actos de violencia ocurrieron en El Alto donde los manifestantes incendiaron y saquearon las oficinas estatales del cobro de peaje en la autopista a La Paz, después de apedrear sedes vecinales, municipales y sindicales oficialistas.

Esta es una movilización ciudadana, no es política partidaria. La policía fue desbordada completamente en el lugar del peaje donde apareció una persona encapuchada y armada con un rifle que dijo ser de origen indígena y pidió a Morales que anule la subida de los carburantes. El alcalde paceño, el opositor Luis Revilla, convocante de una protesta vespertina, alentó la movilización cuando pasó a las puertas del municipio, pero explicó que no la encabezaría para que preserve su esencia “ciudadana”.

“Esta es una movilización ciudadana, no es política partidaria. Que no se confunda y el Gobierno que no trate de deslegitimar esta movilización”, declaró Revilla, dirigente del Movimiento Sin Miedo (MSM), una fuerza izquierdista, ex aliada de Morales. Los miles de manifestantes ocuparon el centro paceño e intentaron entrar en la Plaza Murillo, donde están los palacios del Ejecutivo y del Legislativo, pero fueron repelidos con gases lacrimógenos y golpeados por la policía.

Los transportistas y las juntas vecinales corearon estribillos para pedir la renuncia de Morales, al que acusan de tomar el mismo tipo de medidas “neoliberales” que él criticaba y de favorecer a las petroleras con el aumento de los combustibles. El ex alcalde paceño Juan Del Granado, jefe del MSM, a quien el oficialismo acusa de promover las protestas, dijo que Morales debe cumplir su mandato hasta enero del 2015, pero también pidió un referendo para ver si la población aprueba o no el “gasolinazo”.

Una medida de difícil aceptación

El mandatario ha defendido personalmente la decisión de la subida con el argumento de que el Estado tenía una sangría de 150 millones de dólares anuales hacia los países vecinos por el contrabando de los combustibles, subvencionados cada año con 380 millones. Para aumentar la producción de carburantes líquidos en el país, el Ejecutivo también ha decidido pagar más a las empresas por el barril de petróleo y además crear un fondo de incentivos para las operaciones del sector, aunque aún no se conocen sus detalles.

Morales asegura que si fuera dirigente sindical rechazaría también el denominado “gasolinazo” También hubo protestas en Oruro (este), Tarija (sur) y en Cochabamba (centro), donde miles de manifestantes también chocaron durante varias horas con los agentes de la policía y camioneros usaron sus vehículos para cortar el paso. En una evaluación de las protestas realizada por el Ejecutivo antes del mediodía, el ministro de Gobierno (Interior), Sacha Llorenti, minimizó las protestas y sostuvo que la mayoría de las capitales regionales vivían “una relativa normalidad”.

El descontento con el “gasolinazo” alcanzó a los productores de coca del Chapare, donde está la base social de Morales, sector que hoy bloqueó durante horas una de las carreteras troncales del país, informó a radio Erbol el dirigente cocalero Eulogio Franco. Franco dijo que el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, viajará este viernes a Chapare para explicar por qué se tomó la decisión de subir el coste de los combustibles.

Los afiliados a la Confederación de Chóferes de Bolivia también protagonizaron este viernes un paro que tuvo un seguimiento parcial, aunque el sector ya ha transferido a sus tarifas el costo del “gasolinazo”. Las protestas no fueron aplacadas por el aumento salarial del 20% para la Policías, las Fuerzas Armadas, los maestros y médicos que fue anunciado el miércoles por Morales para compensar los problemas causados en la economía familiar. Morales ha asegurado que en caso de que él fuera dirigente sindical rechazaría también el denominado “gasolinazo”, aunque como mandatario debía cuidar la economía del país.

Fuente  :  20  Minutos

Publicado el diciembre 31, 2010 en Análisis, Capitalismo, Consciencia, Conspiraciones, Consumo, Control, Crisis, Dinero, Economía, Educación, Fascismo, Futuro, Genocidio Mundial, Infoguerra, Ley, Manifestación, Manipulación, Noticias, Nuevo Orden Mundial, Politica, Revolución, Terrorismo, WAKE UP y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: