Mohamed el Sabio [..Estamos asistiendo a los prolegómenos de un nuevo orden mundial.. ]

Mohamed lleva más de veinte años viviendo como pescador. Empezó muy joven. Tenía quince cuando acompañaba a su padre que hoy, aún, vive o malvive gracias a la ayuda que recibe de sus hijos.

Mohamed radica en Salé, una ciudad que colinda con Rabat, la capital de Marruecos. Este hombre alto de tez oscura, bigote recortado y barba descuidada de una semana, parece mucho mayor de la edad que, en realidad, tiene.

La vida no ha sido dulce para Mohamed. Sólo sabe pescar y lo hace de sol a sol, recibiendo propinas porque el pescado vale mucho más.

Me cuenta, gesticulando con unas manos agrietadas que no tiene casa, que toda su familia vive con su hermano mayor; que su mujer esta enferma y que no tienen dinero para los servicios sanitarios. Con un panorama así, muchos Mohamed se habrían lanzado en alta mar. Pero se ve que Mohamed es duro. Tiene su alma con tantas cicatrices como las manos agrietadas por la mar y la cara acartonada por el sol.

Esto le pasa a Mohamed en Marruecos. Pero hay otros Mohamed, miles, millones de ellos en Túnez, en Libia, en Egipto, en Mauritania, en Omán, en Yemen, en Argel. Están por todas partes, por todos aquellos lugares donde la inequidad ejerce de paraguas de la sociedad.

Las sociedades del mundo han entendido la lección. Se acabó con la inequidad, con la injusticia, con los desmanes, con los desequilibrios sociales, con la falta de libertad.

Hoy, las redes sociales ostentan un poder tan inimaginable como expansivo. Ningún gobierno puede pararlas. La evidencia es que se mueven por todo el mundo. ¿Quién, por lo tanto, no puede asegurar que mañana no ocurra lo mismo en el Sureste Asiático, en el África Negra o en América Latina?

Estamos asistiendo a los prolegómenos de un nuevo orden mundial. Habrá que equilibrar la relación entre ricos y pobres. Pero sobre todo, habrá que profundizar en que los países democráticos ayuden a los que no lo son, para que se cumplan sus ansias de libertad.

El nuevo orden mundial busca un cambio de rumbo. Si no es así, veremos muchas Libias, muchos Túnez o muchos Egiptos.

Pero además, de este cambio de rumbo, habría que preguntarse cual es el fondo de este asunto. No me creo que la inmolación de un desempleado tunecino haya sido el desencadenante del incendio magrebí. Los macrointereses, siempre ocultos, han florecido.

Una parte fundamental está en la actitud de presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad. Desde que Israel tuvo la certeza de que Irán disponía de armas de destrucción masiva, no se lo pensó. Había que neutralizar a Ahmadineyad. Sin embargo las voces “sensatas” podrían haberle dicho que la opinión pública mundial se le echaría encima.

Por eso no me extrañaría que la administración de Obama hubiera alargado su mano para intentar desestabilizar al país de los persas y de paso, otorgar las ansias de libertad de los países musulmanes. Las auténticas democracias son las que dan pujanza a los mercados. Mucho más, a estos países norteafricanos con grandes oligopolios y clientelismos que tienen a través del petróleo.

Pero todo eso a Mohamed le da igual. El pescador me insiste una y otra vez de que está harto de vivir así. No me extraña. Que le importará a Mohamed lo que piensen los próceres de las patrias. La suya, su patria, es sacar a la familia adelante todos los días.

 

Fuente  :    Milenio.com

Publicado el marzo 6, 2011 en Consciencia, Conspiraciones, Control, Educación, Egipto, Globalización, Infoguerra, Manipulación, Noticias, Nuevo Orden Mundial, Planeta, Politica, Programación Mental, Revolución, WAKE UP. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: