Chaves cambió leyes a favor de empresas vinculadas a su hijo

El giro en la posición del Ejecutivo andaluz fue de 180 grados. En julio de 2006, ante el Comité Director del PSOE de Andalucía, Chaves aún invitaba a los alcaldes socialistas a “tener en cuenta” el informe de Greenpeace Destrucción a toda costa, en el que se denunciaba, entre otros abusos urbanísticos, la proliferación de campos de golf.

Aquel verano, Iván empezó a negociar su primer contrato de representación con Andrés Rodríguez, promotor de ‘Paraíso Golf’, en Jaén, un complejo residencial con campos de juego.

Hubo hasta una minicrisis en el Gobierno andaluz porque, en agosto de 2006, la entonces consejera de Obras Públicas y Transportes, Concepción Gutiérrez -hoy diputada socialista-, anunció que la Junta de Andalucía había renunciado definitivamente a aprobar un decreto específico sobre los campos de golf, alegando que no era “necesario” porque la normativa en vigor era suficiente.

Tanto Chaves como su consejero de Presidencia y ahora secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, se apresuraron a desmentir a la titular de Obras Públicas. “No hay una decisión definitiva”, subrayó Zarrías, por entonces líder del PSOE de Jaén, la provincia del proyecto representado por Iván Chaves. “Voy a mediar entre las distintas posiciones de Obras Públicas, Turismo y Medio Ambiente”, prometió Manuel Chaves, adelantando que “la tendencia es a hacer una regulación global”.

El 10 de agosto de 2006, Chaves comparecía en rueda de prensa y terminaba de desacreditar a su consejera. Entonces, respondió: “Las responsabilidades sobre las situaciones anteriores las tendremos que asumir y, en la parte que me corresponda, por supuesto que también la asumo yo”.

Publicidad de empresas públicas

Pero los negocios de Iván Chaves no se limitaban a los campos de Golf. Según publica El Confidencial, el 1 de enero de 2008, Iván Chaves se asoció con Javier Olaegui, lo que le permitió ofrecer a sus clientes contratos con administraciones públicas a través de la empresa del socio, Inverolaegui, con el que había pactado repartirse las comisiones.

El mismo 1 de enero de 2008, Iván Chaves y su socio firmaron tres contratos -y un cuarto el 1 de marzo- con varias empresas dedicadas a la venta de espacios publicitarios, todas dirigidas por Antonio Sánchez Iribarnegaray, director general de la agencia publicitaria Mediasur, y su hijo Rafael Sánchez Zaragoza.

Javier Olaegui -e Iván Chaves como tapado- se ofrecen para conseguir publicidad de una veintena de organismos públicos andaluces. Las empresas se los ceden en exclusiva.

 

Fuente  :  El Mundo

Publicado el abril 8, 2011 en Consciencia, Control, Educación, España, Politica. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: