‘Los implantes en el cerebro permitirán mejorar las capacidades del hombre’

Kevin Warwick, en el Museo de la Ciudad de Madrid. | Sergio Enríquez-Nistal.Kevin Warwick, en el Museo de la Ciudad de Madrid. | Sergio Enríquez-Nistal.

Está convencido de que el hombre y la máquina llegarán a fusionarse en el futuro así que no ha dudado en convertir su cuerpo en un laboratorio para experimentarlo en primera persona. El científico británico Kevin Warwick (Coventry, 1954) se ha sometido ya a dos delicadas intervenciones quirúrgicas para implantarse microchips en su brazo izquierdo. En 1998 le colocaron bajo la piel un dispositivo con el que podía abrir las puertas y controlar la iluminación de un edificio inteligente. Lo llevó durante nueve días. En 2002 fue más allá y logró que le implantaran electrodos en su sistema nervioso durante tres meses.

El siguiente objetivo del denominado ‘Proyecto Cyborg’ será llevar un implante en el cerebro, una operación extremadamente compleja y arriesgada que podría llevar a cabo hacia el año 2015 y que, según asegura, supondría un primer paso para su gran sueño: lograr transmitir pensamientos y emociones directamente entre cerebros.

El investigador, considerado uno de los mayores expertos en robótica y cibernética, cree que en el futuro será posible transmitir pensamientos, sentimientos e imágenes sin necesidad de hablar, lo que cambiará completamente la forma de comunicarnos y la hará mucho más rica.

Implantes para tratar enfermedades

A largo plazo, los implantes en el cerebro podrían permitir, por un lado, tratar enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson, pero también mejorarían las capacidades del hombre y le dotaría de nuevos sentidos (percibir ultrasonidos, infrarrojos, tener visión nocturna, etc). Percibiremos el mundo de forma totalmente distinta: “Como seres humanos somos bastante limitados. Sólo tenemos cinco sentidos y experimentamos el mundo en tres dimensiones”. Según Warwick servirán para mejorar la capacidad de nuestra memoria y compartir información (mediante descargas desde el ordenador al cerebro y viceversa).

Warwick no sólo ha logrado ser el primer humano en unirse a un ordenador. También consiguió que su esposa se implantara en 2002 un dispositivo, que conectaron al suyo. Sólo lo llevó durante un día y se lo insertaron mediante cirugía menor, por lo que fue una operación menos arriesgada aunque muy dolorosa. ¿Cómo la convenció?: “Realmente ella quería hacerlo y estaba muy emocionada”, asegura a ELMUNDO.es el investigador durante su última visita a Madrid. Por primera vez dos personas se comunicaron a través de sus sistemas nerviosos. Lo hicieron, eso sí, de una manera muy básica, casi telegráfica: “Cuando mi mujer, que se encontraba en otra habitación, abría y cerraba la mano, yo lo sentía en mi cerebro. Era como usar el código morse”, explica. “Unir tu sistema nervioso con el de otra persona es algo muy íntimo. Decimos que el sexo es íntimo pero la comunicación entre cerebros lo será mucho más”.

Comunicación directa entre cerebros

“Con el primer implante sí consideré la posibilidad de que lo hiciera otra persona pero finalmente decidí que sería yo. Si algo hubiera ido mal, habría sido difícil vivir con ello y además, quería experimentarlo por mí mismo. En el segundo, mucho más arriesgado, no tuve dudas de que tenía que hacerlo yo”. Para la siguiente fase del Proyecto Cyborg es necesario que dos personas se implanten el chip en el cerebro pues el objetivo es que se comuniquen directamente entre cerebros de forma telegráfica.

Warwick, de 57 años, esperará un tiempo para hacerlo, al menos hasta que cumpla los 60: “Me gusta mucho mi vida y hay muchas posibilidades de que algo vaya mal, tanto al implantar el chip como al retirarlo”. De momento, asegura que ya tiene unos 10 voluntarios dispuestos a unir sus mentes con la suya.

Mover una mano robótica a distancia

¿Y qué se siente al llevar un implante?: “La primera experiencia fue muy divertida y me permitió vislumbrar las posibilidades de esta tecnología. Las puertas se abrían y las luces se encendían a tu paso así que te sentías poderoso. El segundo implante fue, sobre todo, un experimento científico pionero porque era la primera vez que se llevaba a cabo en el sistema nervioso de un ser humano y no sabíamos cómo hacerlo. Me sentía como un laboratorio andante. Fue muy emocionante porque tuvimos que tomar muchas decisiones. Durante la operación surgieron varios problemas y hubo momentos en que los médicos no sabía qué hacer, así que fuimos improvisando. Fue un gran trabajo de equipo”, recuerda.

Sus experimentos bien podrían haber servido como argumento de una novela de ciencia ficción. Gracias al implante de 2002 fue capaz de controlar desde Nueva York una mano robótica que estaba en Reading (Inglaterra) y a la que se conectó enchufando su sistema nervioso a Internet. Cuando el profesor movía la mano, las señales emitidas por su cerebro también controlaban la mano robótica, que a su vez enviaba señales. Warwick podía sentir la fuerza con la que la mano agarraba un objeto en otro continente.

Dilemas éticos

El profesor explica que esta tecnología ayudará a las personas que han perdido un miembro a controlar una prótesis con su cerebro, pero también permitirá que cualquier persona pueda extender su cuerpo y experimente sensaciones a kilómetros de distancia.

Las posibilidades de la inteligencia artificial son tan numerosas como las dudas y las reservas que genera. Por un lado, ayudará a personas con minusvalías y en futuro, podría servir para tratar enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer. Precisamente investigar cómo se forma la memoria para avanzar en estas terapias es el objetivo de uno de sus últimos y polémicos experimentos: ha creado en el laboratorio cerebros biológicos a partir de neuronas de rata, que han conectado con éxito a un pequeño cuerpo robótico.

Perfeccionar al ser humano

La misma tecnología servirá también para perfeccionar al ser humano. La Humanidad se dividiría entre aquellos que pudieran o desearan beneficiarse de estas tecnologías y convertirse en superhombres y aquellos que no tuvieran acceso o no quisieran. Aunque admite que es una posibilidad real, Warwick cree que merece la pena correr el riesgo ya que “la técnica es la misma para los dos objetivos. Parando una línea de investigación detienes la otra. Si va a suceder, yo personalmente prefiero estar en el grupo que lleve los implantes”.

De todos los avances que se vislumbran en el horizonte, Warwick elegiría “sin duda” formar parte del primer experimento de comunicación a través del pensamiento. ¿Viviremos para verlo? “En la actualidad, cada diez años la esperanza de vida crece, de media, unos dos años. Si lográsemos que aumentara seis años cada década, podríamos llegar a los 150 años”. Admite que a él le gustaría vivir 200 años porque así podría ser testigo de extraordinarios logros científicos, como la comunicación de pensamientos o la cura del cáncer. “Será una época tremendamente emocionante. Cambiará completamente la forma en la que vivimos”.

Fuente  :  El Mundo

Recuerda…

El control definitivo: su ADN en el DNI

El móvil sustituirá a las tarjetas como forma de pago y de identificación

Michel Camdessus: “Es necesario introducir una nueva moneda internacional”

La Reforma de Salud de Obama (Obamacare) incluye el MICROCHIP

Sistema RFID: el Gran Hermano de bolsillo

Chips En Humanos, LA MARCA DE LA BESTIA

Anuncio de la tv USA promocionando el microchip que quieren implantarnos

Publicado el mayo 27, 2011 en Análisis, AntiCristo - Dajjal, Biotecnología, Ciberguerra, Consciencia, Conspiraciones, Control, Educación, El Chip (RFID), Programación Mental, Tecnología, WAKE UP. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: