El Congreso aprueba hoy la reforma de las pensiones que retrasa la jubilación hasta los 67 años

Los votos de PSOE y CiU serán suficientes para aprobar esta norma que entrará en vigor el 1 de enero de 2013

El Pleno del Congreso de los Diputados aprueba hoy de manera definitiva la ley de modernización del sistema de la Seguridad Social aceptando las 40 enmiendas incorporadas en el Senado y cerrando así un trámite parlamentario en el que el PSOE ha conseguido el apoyo de CiU para mantener intactos los puntos principales de la reforma: el retraso de la edad de jubilación hasta los 67 años y la ampliación del periodo de cómputo de 15 a 25 años.

Su elaboración y discusión ha sido ardua, pero rápida: el Gobierno la pactó con CCOO y UGT y la CEOE y CEPYME en enero, en marzo la aprobó en Consejo de Ministros y su tramitación parlamentaria finaliza hoy. Tras acordar la reforma con los agentes sociales, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, consideró el acuerdo como el más importante suscrito desde que en 1977 se firmaron los Pactos de la Moncloa.

La reforma no ha tenido un trámite parlamentario fácil: en el Congreso se enfrentó a tres enmiendas a la totalidad (ERC-IU-ICV y los partidos BNG y UPyD) y a más de 400 al articulado; mientras que en el Senado también tuvo otras tres enmiendas a la totalidad (ERC, ICV y Senadores Nacionalistas) y 262 enmiendas al articulado. Los socialistas y los nacionalistas catalanes suman una mayoría absoluta en el Congreso que garantiza que el texto no incluya ninguna enmienda no deseada por el Gobierno. En frente, tendrán los votos de PP, ERC, IU, ICV y BNG, mientras que el PNV todavía no ha fijado su posición definitiva sobre el texto.

A cambio de su apoyo, CiU ha conseguido que el Gobierno traspase a las comunidades los edificios propiedad de la Seguridad Social dedicados a asistencia sanitaria pero que eran gestionados por las administraciones autonómicas. En el caso de Cataluña, afectaría a 150 edificios dedicados a asistencia sanitaria.

La reforma entrará en vigor el 1 de enero de 2013, se aplicará de forma gradual hasta el 2027 y supone la sexta modificación importante que suma el sistema público de pensiones.

La elevación en dos años de la edad legal no se hará de golpe, sino en dos tramos: entre 2013 y 2018, y entre 2019 y 2027. En el primero se sumará un mes por año a la edad de jubilación exigida para cobrar toda la pensión, mientras que en el segundo tramo se añadirán dos meses por cada año. De esta forma en 2013 sólo se exigirán 65 años, en 2019 serán 65 años y 8 meses, y en 2027 los 67 años.

Así, quienes hayan nacido a partir de 1948 se verán afectados por el aumento progresivo de la edad de jubilación, mientras que los nacidos en 1960 ya no podrán retirarse antes de los 67, salvo si tienen 38 años y medio cotizados, que lo podrán hacer a los 65.

Otra novedad que introduce la reforma es que el período de cómputo para calcular la pensión pasará -también de forma gradual- de los actuales 15 años a los últimos 25 años de la vida laboral. Lo que no cambia es que se exigirán quince años de cotizaciones para poder acceder al 50% de una pensión contributiva. A la jubilación anticipada se podrá acceder a partir de los 63 años y con 33 años cotizados, aunque para situaciones de crisis la edad se rebaja a los 61, mientras que se mantiene los años de cotización.

Entre las mejores introducidas en el Congreso y en el Senado destacan el que las mujeres que hayan interrumpido su carrera profesional para cuidar a sus hijos podrán sumarse hasta cinco años de cotización y que las viudas que carezcan de otras rentas verán incrementada la base reguladora de su pensión del actual 52 % al 60.

Además, a partir del 1 de enero de 2012 las empleadas de hogar se empezarán a integrar en el Régimen General de la Seguridad Social. En cuanto a los becarios se les permitirá cotizar por sus prácticas durante un máximo de dos años.

Por otra parte, en la reforma se ha incluido que, desde el pasado 27 de abril, las empresas con beneficios que presenten expedientes de regulación de empleo deberán sufragar el coste que supone para los servicios públicos de empleo la jubilación de sus trabajadores de 50 años en adelante.

Según el Ministerio de Economía y Hacienda, la reforma de las pensiones ahorrará a las arcas públicas el equivalente a 3,5 puntos del PIB en 2050.

 

Fuente  :  El Pais

 

 

Publicado el julio 21, 2011 en Análisis, Capitalismo, Consciencia, Control, Crisis, Empleo, España, Fascismo, Manipulación, Nuevo Orden Mundial, Politica y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: