El papel de los transgénicos, el nuevo orden mundial y nosotros los pobres

Quiero vivir grita el gendarme del mundo, nosotros también…

 

Los transgénicos
Los transgénicos

Considerado el arquitecto de la guerra con Vietnam, Robert Mc Namara, Secretario de Defensa Norteamericano en el gobierno de Jhon F. Keneddy fue causante de la muerte de más de tres millones de vietnamitas y 58 mil soldados Estadounidenses en esa guerra. Creía también que con un ataque de saturación podían acabarla rápido y lanzaron más bombas que en la segunda guerra mundial, al no ser así optaron por algo más cruel, diseminar un producto químico altamente toxico conocido como el agente naranja para acabar con los cultivos de arroz y así matarlos de hambre: 400.000 vietnamitas y un número no determinado de soldados norteamericanos murieron con dichos tóxicos, más de medio millón de niños nacieron con malformaciones genéticas y cuatro millones de personas han sido afectadas con cáncer a lo largo de estas décadas.

Una de las fabricas encargadas de desarrollar ese toxico fue Monsanto la multinacional que acaba de ingresar al Perú con sus transgénicos tras la firma Presidencial del Decreto Supremo 003-2011-AG de Agricultura el pasado 15 de Abril. Un decreto que ya se le veía venir dentro de los faenones de ex presidente Alan García en Perú.

Pero Mc Namara no solo impulsó esa guerra, era partidario de aplicar políticas de control de crecimiento demográfico para evitar problemas a los gobiernos en materia de educación y empleo, trabajo y alimentos. Una de sus afirmaciones en 1977 fue que Los gobiernos deben… proporcionar una amplia selección de anticonceptivos (como) píldoras, preservativos y dispositivos intrauterinos, así como la esterilización y, donde la sociedad así lo desee, el aborto provocado...”

Estos métodos de exterminio de poblaciones y controles abortivos del crecimiento poblacional nos remite al padre de esta teoría, Thomas Malthus, quien decía que hay dos formas de evitar el crecimiento poblacional, una privativa que consiste en abstenerse de tener hijos y otra destructiva que consiste en que el hombre tenga trabajos penosos, pobreza, mala alimentación, insalubridad, enfermedades, epidemias, hambre, pestes, vicios y desgracias así como guerras para que estas acaben con la vida del ser humano. Pues, “La población crece…siempre que crecen los medios de subsistencia, a menos que lo impidan obstáculos poderosos y manifiestos”. Lo cierto es que la población tienda a disminuir, con insalubridad como los barrios hacinados, epidemias, pestes o plagas como el dengue, malaria o hepatitis b, vicios como las drogas y el alcoholismo, desgracias como los Tsunamis y Terremotos, guerras cualquiera sea su motivo, o, enfermedades como las que nos pueden dar los transgénicos.

¿Qué enfermedades causan los transgénicos?

A finales de abril-2011 la Agencia Nacional de Noticias de Argentina daba a conocer que la Federación Agraria Argentina pedía la declaración ilegal del convenio-acuerdo con Monsanto debido a la producción de alimentos cancerígenos y que destruyen la biodiversidad. Un titular decía, Cristina Kirchner se planta contra Monsanto e interviene sus instalaciones con 1.200 inspectores de la Administración Federal por ser una empresa genocida y corrupta. Su descripción es alarmante: “Cancer, infertilidad, abortos, malformaciones fetales, en seres humanos y animales. Mutaciones biológicas y genéticas de todo tipo que destruyen la salud de las personas, y exterminan especies primordiales para nuestra supervivencia, como las abejas, residuos de agro tóxicos en los alimentos de supermercado que causan más cáncer y leucemia, todo esto representan las empresas que hoy Cristina Kirchner ha decidido combatir”.

El año 2003 campesinos de Formosa, provincia Argentina en la frontera con Paraguay denunciaba la “destrucción de sus cultivos hortícolas, agrícolas e industriales por una nube de glifosato (elaborada por Monsanto)…que inundó sus pequeñas chacras provenientes de los campos vecinos sembrados con SOYA-RR…la mayoría de los cultivos quedaron gravemente dañados… los cerdos y los pollos murieron y muchas cerdas y cabras tuvieron nacimientos muertos o deformes. Meses después los árboles de bananero sufrieron deformaciones, detuvieron su crecimiento y sus frutos aun no maduros se destruyeron”.

Monsanto, que tiene presencia en 46 países del mundo, con todas estas noticias que nos llega, nos lleva a inducir acorde a su praxis que su misión sería según Thomas Malthus crear enfermedades y desastres ecológicos para que la población disminuya un poco. Y según Robert Mc Namara partidario del control de la natalidad en base al aborto, Monsanto estaría cumpliendo esta misión con el cultivo de sus transgénicos que provoca en las mujeres infertilidad, abortos y malformaciones genéticas.

Países del primer mundo tiemblan por la crisis

El control de los energéticos y materias primas los lleva a contaminar el mundo y a serios conflictos como la guerra por el petróleo en los países árabes. Y, por otro lado, sus cuentas están en rojo, endeudados y con déficits financieros. No es para menos, porque el mundo se les va de la mano.

Efectivamente, el dominio del mundo está en juego y considerando la crisis actual el líder mundial no tiene credibilidad (Lluis Basset-El País-21/04/11) puesto que el Fondo Monetario Internacional le ha pedido que reduzca su déficit como si fuera un pobretón país latinoamericano, que abandone sus guerras contra el mundo en su afán de dominio o que reduzca su política social. Ahora entendemos la labor del pobre Obama (decimos en Perú, trabajar como negro para vivir como blanco o ser aceptado por los blancos), sin caer en posiciones raciales tendría la misión de sacarle las castañas del fuego a los blancos dominantes cual “poder en la sombra” para que la potencia no caiga y países emergentes como China ascienda a direccionar la política global que según los entendidos en cinco años podría igualarla ya que tiene comprado la tercera parte de los Bonos del Tesoro Norteamericano. No hay duda que preocupa a los que están detrás del poder la multipolaridad que hoy se está conformando.

Parece que dijeran ¡Queremos vivir!, pero, quitando y saqueando lo ajeno y los que tenemos los recursos también queremos vivir y ese derecho lo tenemos más nosotros que ellos ya que en medio de nuestra pobreza y falta de tecnología no hemos destruido ni contaminado nuestro medio ambiente como ellos. Quizá no nos mandan una arremetida (como en la película Avatar), pero nos mandan contaminantes con sus transgénicos que pueden destruir nuestro banco genético en la selva peruana.

Estos que ven la luz, estos iluminados del conocimiento saben que la selva tiene un enorme potencial natural. Saben que les podemos malograr su industria millonaria de fármacos porque con nuestras plantas somos como David contra Goliat para curar al mundo, aumentar su resistencia inmunológica, contrarrestar el cáncer y combatir infecciones. Por ejemplo, con el aguaje ayudamos a los niños desnutridos, protege la piel de los rayos ultraviolestas, el mantenimiento del cutis y el resecamiento amén de la arterioesclerosis. Con esto les tumbamos todas las cremitas para mujeres que se trauman con las arrugas. Con el camu camu tenemos la vitamina C, hierro, riboflavina y fósforo que lo convierte en un poderoso adelgazante, contra las migrañas, la depresión, la anemia, ayuda a la formación de músculos, tendones y ligamentos, refuerza los dientes y ayuda a las mujeres embarazadas y lactantes. Con la uña de gato ayudamos en un 50% al sistema inmunológico. Mezclado con el AZT inhibe el aumento del VIH, recomendado contra la leucemia, artritis, reduce el riesgo cardiaco e inhibe la formación de placas en las paredes de los vasos sanguíneos del corazón, cerebro y arterias.

No necesitamos de pastillitas de calcio o alimentos reforzados o ampollas de los que dominan, destruyen y contaminan el mundo. Es más, si las procesamos como lo que se intentó con el Instituto de Medicina Tradicional (que a propósito, desde el 2005 la volvieron lerda, al año en que Monsanto empezó a gestionar su ingreso en Perú) podríamos servir mejor a este orbe con nuestro banco genético. Sin embargo con un manejo irresponsable de lo nuestro en manos de felipillos y el ingreso de transgénicos a la amazonia, sin duda, acabaríamos con el banco de oro que tenemos; como decía Raimondi, para convertirnos en orates del mundo cual coleóptero jugando en su propia… “torpeza”.

 

Fuente  :    Webislam.com

 

 

Publicado el septiembre 30, 2011 en Análisis, Consciencia, Control, Eco-terrorismo, Educación, Fascismo, Genética, Genocidio Mundial, Manipulación, Noticias, Nuevo Orden Mundial, Nutrición, Salud, WAKE UP y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. El AZT no fue creado para el tratamiento del sida y no es un antiviral. El AZT es un compuesto químico que se invento en 1964 como una QUIMIOTERAPIA TOMADA, PARA EL CANCER. Antes de la aparición del sida, el AZT nunca había sido administrado en humanos, solamente en ratones pero debido a su alta toxicidad se abandono la idea de aplicarse en seres humanos.

    La quimioterapia funciona matando todas las células en vías de desarrollo en el organismo. Muchos pacientes de cáncer no sobreviven a la quimioterapia debido a sus efectos tan destructivos en el sistema inmunitario y en los intestinos. Debido al daño que ocasiona, la quimioterapia nunca se usa como prevención del cáncer y solamente se administra por periodos de tiempo muy limitados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: