En el G-20, un inusual apoyo a los jóvenes ( indignados )

Mario Draghi, futuro presidente del BCE, aseguró que “entiende” a los “indignados”; el grupo presionó a la eurozona por soluciones

 

Los “indignados” recibieron ayer un sorpresivo apoyo, que vino precisamente de uno de los funcionarios que tendrá próximamente un puesto bastante criticado por el movimiento. El gobernador del Banco de Italia y futuro presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, quien dijo que entendía el “enfado” de los jóvenes, que ayer volvieron a salir a las calles en la primera protesta global contra la crisis.

“Si estamos enfadados nosotros por la crisis, imaginémonos a ellos, que son jóvenes, que tienen 20 o 30 años, y no tienen perspectivas”, dijo Draghi en referencia a los “indignados”.

“Protestan contra las finanzas como chivo expiatorio, y los comprendo, porque esperaron mucho tiempo, y nosotros a su edad no tuvimos que hacerlo”, agregó el futuro presidente del BCE.

Hace dos semanas, los “indignados” de Wall Street recibieron el llamativo apoyo del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke. Draghi dialogó ayer con la prensa al margen de la reunión de los ministros de Economía del G-20, que concluyó ayer en París.

En la reunión, que es una antesala de la cumbre de los líderes del G-20 (que agrupa a las principales economías industrializadas y emergentes), los ministros de Finanzas presionaron a la eurozona para que busque soluciones que eviten el contagio de la crisis europea al resto del mundo.

En un lenguaje inusualmente directo, los ministros pusieron una fecha límite de ocho días para que los países de la eurozona se comprometan a dar “respuestas duraderas, globales y rápidas”. Se espera que en la cumbre de la UE del 23 de octubre en Bruselas los países de la eurozona presenten un plan que detenga la expansión de la crisis y proteja a los bancos de Europa y a la economía mundial en general. El plan incluirá, además, la garantía de la solvencia de la deuda griega y el aumento de la dotación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) a 440.000 millones de euros.

El objetivo es que los países de la eurozona avancen en la resolución de los problemas de la crisis antes de que se celebre la reunión de los líderes del G-20, en Cannes, el 3 y 4 del mes próximo.

En el comunicado final, el G-20 exigió que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuente con los “recursos adecuados” para ayudar a los países europeos, pero en París no se pudo llegar a un acuerdo sobre un nuevo reparto de poder en la institución.

Estados Unidos y Alemania no están de acuerdo en ampliar los recursos del FMI, algo que propone los Brics, el grupo de emergentes que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

“Lo indispensable es que los recursos del FMI sean adecuados para hacer frente a las necesidades de los países en función de las circunstancias”, se limitó a decir la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

Por su parte, el ministro de Economía de Brasil, Guido Mantega, exigió que los países europeos adopten decisiones que mejoren su gobierno para contribuir a una solución de la crisis financiera mundial y advirtió que el colapso comienza a afectar a países como el suyo. Mantega agregó que los europeos tienen que actuar de “manera decisiva para contener y superar la crisis”.

 

Fuente  :      Lanacion.com

Publicado el octubre 16, 2011 en Análisis, Consciencia, Control, Falsa Bandera, Globalización, Noticias, Nuevo Orden Mundial, Politica y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: