Es posible que el mundo se dirija a un colapso económico global [.. y un Nuevo Orden Mundial podría establecerse, sobre las bases de las soluciones a una hipotética crisis de esa escala…]

Hay razones para pensar que esto podría suceder y hay indicadores económicos que están avisando, si no se llega soluciones, que quizá son más escasas de lo que se piensa, el cataclismofinanciero se va a sentir, esta vez muy fuerte.

¿Se avecina una especie de Apocalipsis económico global? O mejor dicho, una “Gran Depresión” mundial. Hay razones para pensar en ello y hay indicadores económicos que están avisando, si no se llega a soluciones, que quizá son más escasas de lo que se piensa, el cataclismo financiero se va a sentir, esta vez muy fuerte.

El mundo ha quedado atrapado en una crisis de deuda soberana, que está demoliendo a Europa, a EEUU y Asia no escaparía a tal asunto, porque los primeros son sus dos grandes mercados. Se puede empezar hablar de una burbuja de deuda soberana, por ejemplo hay países que sus deudas están en 150% del PIB.

El precio del oro es una muestra, ha subido a máximos históricos en los últimos años, mientras todas las monedas, salvo muy pocas excepciones, vienen perdiendo valor y confianza. Esto significa que los inversores globales y la gran banca de inversión, así como ciudadanos comunes en todo el mundo están demandando el metal amarillo como resguardo y refugio contra la inflación y contra las pérdidas que arrojaría una crisis más profunda. Sólo hay que esperar el pinchazo de tal burbuja, ¿Cuándo? El primer gobierno involucrado se declare en “default”, será el campanazo. Lo que ocurrió con Lehman Brothers será un chiste.

En el caso de Europa, la semana pasada ocho bancos importantes no pasaron las pruebas de “stress” y la exposición de la banca europea en los PIIGS (Portugal, Islandia, Italia, Grecia y España) la ha puesto en un enorme riesgo si esos países terminan declarando impagos. Se vendría abajo el sistema financiero europeo junto con el euro, el problema también se lo llevarían los gobiernos, que tal vez en una primera opción saldrían a rescatar bancos, pero el problema de déficits de los presupuestos de gobiernos y el alto endeudamiento soberano, permite la pregunta ¿Quién rescataría a los gobiernos?

En la reciente propuesta de Alemania, para rescatar a Grecia, se propone que los bancos con bonos de ese país reciban nuevos bonos con fechas de vencimiento nuevas a 30 años, se estaría involucrando a 400 instituciones financieras para el rescate, los nuevos bonos reducen sus intereses y habrá garantía de los gobiernos de la eurozona, esto no es otra cosa que posponer el posible colapso y una declaración de impagos de manera muy maquillada, el asunto es que casi todos los especuladores con músculo financiero global estén metidos en esto.

En EEUU, Obama trata de lograr acuerdos en el Congreso, que le permita reducir el déficit gubernamental y aumentar el límite de endeudamiento. Esta medida sería estirar la arruga. La guerra de divisas, planteada por economistas monetaristas desde los bancos centrales, para motorizar la producción, por ejemplo en EEUU, no ha podido reactivar a la economía, pero si llevar al alza los precios de hidrocarburos, alimentos y metales, empeorando la situación porque la crisis la están pagando los ciudadanos en el mundo con inflación, en un escenario de crecimiento económico muy lento.

¿Es el preludio de un cambio global en los esquemas económicos? Es difícil saberlo, pero de no haber soluciones que no sean unilaterales, no está lejos el día en que por ejemplo el dinero de cada país será papel con muy poco valor y el mundo estaría transando, como ocurre ya en algunos mercados en Europa, con oro monetario. Se abriría la puerta a una economía real, menos especulación pero a un altísimo precio.

La desconfianza en los países, en los bancos y en las monedas se traduciría en una inflación global que sería sistémica y el detonante de desestabilización social que obligaría a cambios estructurales en el modelo económico actual. Desempleo, desinversión, recesión, caída del gasto social, altas distorsiones y elevadísima volatilidad en los precios de materias primas, conflictos armados por el control de recursos sería el principio del caos que desataría el colapso del modelo actual. Los economistas clásicos y los keynesianos quedarán obsoletos y un nuevo orden mundial podría establecerse, sobre las bases de las soluciones a una hipotética crisis de esa escala.

 

Fuente  :    Analitica.com

 

Publicado el octubre 17, 2011 en Análisis, Capitalismo, Conspiraciones, Crisis, Globalización, Noticias, Nuevo Orden Mundial, WAKE UP. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Es sin lugar a dudas que el lado debil de la cuerda es el factor economico , y es por allí donde se destatará toda una cadena que sumergirá el mundo en un gran caos y será el momento apropiado para instalar una dictadura de indole mundial, jamás conocida en la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: