Meir Hirsh: ‘Israel no es un Estado judío, es un Estado de sionistas con kipá’

Se sienta enfrente del micrófono y apoya delicadamente una mano sobre la otra. El rabino Meir Hirsh tiene 55 años, pero su pelo entre canoso y desteñido y sus gruesos anteojos le dan un aire de viejo sabio. La imagen es convincente hasta que uno observa sus manos.

 

Delicadas, tersas, sin una arruga o mancha; parecen las manos de un joven. Pero su imagen es lo único que provoca algún interrogante, algún desconcierto; en todo el resto, Meir es categórico, coherente y consecuente.

Ni bien uno se acerca a este rabino, sabe que está en presencia de un líder ultra-ortodoxo especial. Afuera de su casa cuelga un cartel que reza: el sionismo no es judío y debajo, una bandera palestina pintada con aerosol decora la pared del hogar. Meir es el líder de Natorei Karta, un movimiento que desde 1935 rechaza energéticamente la creación del Estado de Israel por razones religiosas y aboga por volver a la Palestina histórica, una Palestina unida. “El judaísmo es anti sionista. De hecho el judaísmo se define determinante en contra del sionismo. El judaísmo es lo más opuesto a lo que hoy se conoce como el sionismo”, sostuvo el rabino ante Radio Muqawama, con una voz cansada, como si estuviera diciendo una obviedad.

Tan obvio es que su padre, Moshe Hirsh fue ministro de Asuntos Judíos en la Autoridad Palestina cuando Yasser Arafat aún dominaba la política palestina, y hoy es el asesor de Mahmoud Abbas. Además aseguró que mantiene contactos con Hamas y varias ONG palestinas. “Nosotros no somos un cuerpo político, por eso podemos estar con todos en un lenguaje de paz”, explicó. Su compromiso es total. Prueba de ello es que una delegación de Naturei Karta viajó a la Franja de Gaza después de la invasión Israelí de diciembre de 2008 y enero 2009 para llevar su apoyo, alimentos y medicamentos.

El mayor desafío para este rabino, que se rodea de bibliotecas con libros en arameo, el idioma que hablaba Jesucristo, es explicarles a los israelíes, al mundo y a todo aquel que lo quiera escuchar que el sionismo no es una ideología compatible con los valores del judaísmo.

“El sionismo tomo al pueblo judío después de 2000 años en el exilio y los convencieron de que ellos vienen a salvar al pueblo judío. En resumen, agarran al pueblo, le lavan el cerebro, le dicen que ellos son el mesías, ellos son la salvación y en el momento en que establezcan un estado, aquí en Palestina, el pueblo judío se va olvidar de sus problemas. La gente no piensa, no sabe. Introdujeron a todo el pueblo judío en un remolino. Eso es el sionismo, un remolino que los atrapa a todos y los termina metiendo en un agujero”, aseguró.

En medio de la entrevista, el rabino se toma un segundo y hace una distinción entre lo que el mundo conoce como los ortodoxos en Israel y los territorios palestinos ocupados. Por un lado están los “verdaderos ortodoxos” que son los que continúan rechazando el servicio militar, los subsidios del Estado y cualquier forma de integración real a la sociedad moderna israelí. “Entre la comunidad ortodoxa todos se ayudan entre sí, no estamos desconectados”, sostiene Meir, en relación a los ortodoxos que, aunque no participaban del Estado israelí, tampoco lo rechazan.

El distanciamiento aparece con los llamados ortodoxos nacionalistas , también conocidos como hardalim: “En cuanto a los grupos sionistas, como los colonos que viven en los territorios palestinos ocupados, el judaísmo no les dice nada. Nosotros no los vemos como judíos, ellos son sionistas con kipá, pero eso no les atribuye absolutamente nada del judaísmo –y luego agregó- No, obviamente, no mantenemos ninguna relación con los colonos. Nosotros estamos en contra, como estamos en contra de los sionistas, de la misma forma estamos en contra de los colonos.”

La filosofía de Meir es aún minoritaria. Cada vez más jóvenes miembros de las comunidades ortodoxas en Israel se suman al Ejército y más tarde asumen una posición nacionalista, a veces ultra-nacionalista, dentro de la sociedad. Pero Meir le quita dramatismo. Ni estos jóvenes “son verdaderamente ortodoxos” ni el sionismo triunfará. “El sionismo prometió seguridad y, ¿donde está la seguridad? Con toda la fuerza que tienen, con el ejército más moderno, con las armas más modernas…al final no ayudan en nada”, sostuvo.

Rodeado de libros escritos hace cientos de años, algunos inclusivo hace dos milenios, el rabino Hirsh sabe que todo lleva su tiempo, que cuando los valores y las creencias están claros, eventualmente la gente, en este caso los judíos, reaccionarán. “El sionismo, de acuerdo a la Tanah, no tiene derecho a existir. La verdad es que existe hace más de 63 años, pero de acuerdo a la Tanah, el estado sionista va en camino a desaparecer”, dijo confiado y lleno de paciencia. Él probablemente no lo verá, pero tiene fe en que sus hijos, que mientras él habla ayudan a su madre en la cocina, podrían ser testigos privilegiados de ello.

Centro de Información Alternativa (AIC), Jerusalén.

 

Fuente  :     Palestinalibre.org

 

 

Publicado el diciembre 4, 2011 en Análisis, Consciencia, Educación, Noticias, WAKE UP y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: