Tensión al límite: EE. UU. acerca sus buques de guerra a Irán y arma a sus aliados ; EE. UU. podría agredir a Irán con las manos de Israel

Dos buques de guerra estadounidenses cruzaron el estrecho de Ormuz, pese a las amenzas de Irán de cerrar la estratégica ruta de petróleo. La intromisión de las naves de EE. UU. se realizó en medio de los ejercicios militares iraníes que se efectúan con un amplio despliegue de armamento y efectivos.

“El portaaviones John C. Stennis y el crucero de misiles guiados Mobile Bay llevaron a cabo un tránsito previsto, de rutina, a través del estrecho de Ormuz”, confirmó la portavoz de la Fuerza Naval norteamericana, la teniente Rebecca Rebarich.

El estrecho de Ormuz, un angosto brazo de agua que separa el Mar de Omán y el Golfo de Adén y por donde pasa 40% del tráfico de petróleo mundial, se ha convertido en el centro de la atención internacional después de que Irán advirtiera esta semana que está dispuesto a cerrar el paso en la zona si los países occidentales imponen un embargo al petróleo iraní. EE. UU. por su parte amenazó con usar su Quinta Flota para impedirlo.

El 29 de diciembre Irán anunció el ingreso de un portaaviones proveniente de EE. UU. en una zona de maniobras navales iraníes, cerca del estrecho.

Mantener a raya a Irán

En medio de la creciente tensión con Irán,  el gobierno de Estados Unidos firmó un contrato por 29,400 millones de dólares con Arabia Saudí para la venta de aviones de combate F-15SA. De esta manera, la Casa Blanca busca solidificar la fortaleza militar de su importante aliado en Medio Oriente para contrarrestar a la República islámica.

El acuerdo incluye la producción de 84 nuevas aeronaves de la compañía Boeing y la modernización de 70 aviones existentes, al igual que la provisión de municiones, repuestos, mantenimiento, logística e instrucción.

El negocio forma parte de un contrato de armas aprobado hace un año por 60,000 millones de dólares a 10 años con Arabia Saudita, que incluye helicópteros, misiles, bombas y sistemas de propulsión, además de un sistema de radares y cascos de visión nocturna.

Uno de los países mejor armados del Golfo Pérsico, Arabia Saudita, es actualmente uno de los aliados más importantes de EE. UU. en Medio Oriente y al igual que el país norteamericano, mantiene relaciones tensas con Irán.

__________________________________________________________________________________________________________________

 

Lo más probable es que EE. UU. actúe contra Irán “a través de su principal aliado en la región que es Israel”, opina el sociólogo Daniel Jaude.

Jaude señala que no sería un ataque sorpresa. Más bien se trataría de una ‘crónica de un ataque anunciado’, que “se está planificando desde hace mucho tiempo”.

De hecho, la amenaza de un ataque armado contra la república islámica se hizo más palpable tras la publicación del informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que apuntaba que Irán podría haber estado desarrollando armas nucleares hasta 2003. EE. UU., Reino Unido y especialmente Israel reaccionaron a esta información anunciando la posibilidad de emprender una operación militar con el fin de detener el desarrollo del programa nuclear iraní.

Irán ante las amenazas explícitas de un ataque

Una de las recientes declaraciones de este tipo se dio a conocer el jueves cuando el precandidato presidencial republicano, Ron Paul, declaró que Israel tiene todo el derecho de bombardear a Irán subrayando que él no lo impediría si estuviera en el lugar de Barack Obama.

Anteriormente el jefe del Pentágono, Leon Panetta, había señalado que si la inteligencia estadounidense obtiene datos que prueben que Irán está desarrollando un arma nuclear, EE. UU. “tomará cualquier medida para impedirlo”. “No hay opciones fuera de la mesa”, comentó al ser preguntado si los ataques militares eran una posibilidad.

A su vez el ministro israelí de Asuntos Estratégicos, Moshe Yaalon, declaró a mediados de diciembre que la comunidad internacional, encabezada por Washington, tiene que forzar a Irán a enfrentarse al dilema de “tener una bomba nuclear o tener una guerra”, y hacer que cierre su programa nuclear.

El sociólogo señala que un ataque de Israel a las instalaciones iraníes provocará una escalada de un conflicto “que todos pueden saber dónde parte, pero nunca dónde termina”. Jaude apunta que la mayoría de los países árabes “no se sumaría a una operación de esta magnitud”, al tiempo que Bahréin y Arabia Saudita “podrían intentar apoyar a EE. UU de manera velada o abierta”.

Antes de atacar a Irán, EE. UU. desestabilizará por completo a Siria

Por su parte la analista política y escritora Conchetta Dellavernia sostiene que “a Irán no lo van a atacar hasta que no tengan totalmente controlada o desestabilizada por completo a Siria“, un país aliado de la república islámica. Según Dellavernia, “una vez que impongan allí a quien ellos quieren”, realizarán una serie de provocaciones para “obligar a Irán a cometer un error”, lo que la república islámica no hará, asegura la experta.

Fuentes :   RT ( 1 ) , ( 2 )

Publicado el diciembre 30, 2011 en Análisis, Consciencia, Fascismo, Guerra, Infoguerra, Noticias, Nuevo Orden Mundial y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. ana maria zarate

    SOLO SUPOSICIONES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: