La “Mega Conspiración” contra internet

 

El 19 de enero en una operación conjunta del FBI y las fuerzas de seguridad de Hong Kong, Nueva Zelanda, Holanda, el Reino Unido, Alemania, Canadá y las Filipinas, se detuvieron a varios de los responsables del sitio Megaupload.

El mismo día el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI, en colaboración con otros gobiernos, dejaron inoperativo su sitio y servidores.

A muchos —particularmente a los medios tradicionales— les ha llamado la atención detalles como: las cifras millonarias de las cuentas de Kim Dotcom —aunque esas cifras ni se comparan con el promedio gastado por Hollywood en sus “mega tanques” cada mes— o sus modelos de auto, o sus excentricidades de multimillonario no muy distantes de la media para el rubro (aunque no incluyen un viaje al espacio).

250.000 Bibliotecas de Alejandría

 

 

Sin embargo, esos datos de color, ocultan uno de los hechos mas nefastos y trascendentes ocurridos hasta ahora en la historia de la red: la amputación de un 4% de la mente global. La red deberá rehacer conexiones —los enlaces— para curar el daño…

El cierre implica el bloqueo a un inmenso acervo cultural universalmente accesible de películas, imágenes, videojuegos, libros o música. Para tener dimensión de la magnitud de lo afectado, hay que decir que el cierre de Megaupload es 250.000 veces más dañino que una de la acciones oscurantistas más citadas y repudiadas de la historia occidental, como ejemplo paradigmático de barbarie, la quema de la Biblioteca de Alejandría[1]: los 900.000 volúmenes en forma de rollos de papiro que alojaba la mítica biblioteca y que ardieron escandalosamente al finalizar la antigüedad, con suerte sumen 100 Gigabytes[2] de información, es decir una fracción 250.000 veces menor que los 25 Petabytes que alojaba Megaupload. En ausencia de backup, mucha de esa información será una pérdida irreparable. Con que 1 parte en 250.000 (¡el 0,0004%!) no tenga backup, se habrá perdido una Biblioteca de Alejandría.

“Mega conspiración” criminal

Pero además del cierre de Megaupload, el congreso estadounidense impulsa nefastas leyes de censura como SOPA y PIPA, España aprueba entre las sombras Sinde, una ley que se salta a los jueces, y Europa, a pesar de las protestas populares, conspira para aprobar ACTA, un marco que favorece el tratamiento represivo en temas relacionados con la llamada propiedad intelectual, vulnerando derechos humanos.

Entonces, desde la fiscalía del pueblo de la red, denunciamos:

1) Que empresarios y lobbystas de la industria del entretenimiento, junto con políticos, periodistas y funcionarios de fuerzas de seguridad de varios países, forman parte de una “Mega Conspiración”, una organización criminal global constituida con el único fin de efectuar una violación masiva y sistemática de los derechos humanos de cada usuario de la red: su derecho a compartir y acceder al acervo cultural de la humanidad, su derecho a preservar su privacidad, y su derecho a expresarse sin censura.

2) Las actividades ilegales de la “Mega Conspiración” incluyen: el soborno abierto o encubierto de legisladores, el tráfico de influencias internacional, la extorsión de las autoridades, la intimidación pública y la difusión de información falsa y fraudulenta, con el fin de aumentar sus ganancias exorbitantes, extender su monopolio y perpetuar su acción delictiva.

3) Los miembros principales de la “Mega conspiración” criminal se publicitan a si mismos como “defensores de los autores y creadores”, que buscan influir sobre funcionarios gubernamentales o legisladores para defender sus intereses. Sin embargo, sólo persiguen el objetivo de perpetuar la obtención de ganancias infringiendo derechos fundamentales de los ciudadanos, como la privacidad y la libertad de expresión.

4) La utilización del soborno y la amenaza como método de presión hacia los legisladores estadounidenses (proceso que se repite en todos los países) queda evidenciada en el tratamiento de las leyes conocidas como “SOPA” y “PIPA”, para instalar un estado de abierta censura en internet, vulnerando el derecho a la libertad de expresión de millones de personas.

5) Un daño económico directo estimado en 150 millones de dólares, contra los usuarios de cuentas premium provistas por el sitio Megaupload, al provocar la suspensión del servicio.

6) El encubrimiento de fines ilícitos en actividades presuntamente legítimas, como la implementacion de métodos de adoctrinamiento en prácticas conspirativas hacia integrantes del poder judicial, presentadas como “cursos de formación”, o la gestión de sistemas de monitoreo de redes, cuando se trata de implantación de sistemas de vigilancia ilegal que vulneran la privacidad.

7) El atentado sistemático contra el derecho de acceso y reutilización de las obras por parte del público y de los artistas, obteniendo mediante prácticas conspirativas, la eternización de los plazos del monopolio privado del copyright, afectando incluso acervos de obras que ya no revisten beneficio ecónomico alguno, perjudicando la apropiación colectiva del dominio público.

Será Justicia.


[1] El caso de la Biblioteca de Alejandría debe ser, sin embargo, matizado. En principio, no hay ninguna prueba que avale totalmente una de las múltiples hipótesis, por lo que en general se suelen tomar como válidas algunas de ellas (siendo las menos certeras las que hacen referencia a la influencia musulmana en la destrucción de la biblioteca). Así, la pérdida irrecuperable de los rollos de papiro que contenía la biblioteca no fue de un día para el otro, sino más bien un proceso que ocurrió debido a numerosas razones: el declive del poder del Estado egipcio y consecuentemente del dinero para mantener la biblioteca; el saqueo de la biblioteca en varias oportunidades por diversas circunstancias (conflictos religiosos y bélicos, principalmente) y la destrucción que acabaría definitivamente con ella, ordenada por Teodosio el Grande. En este sentido, el cierre de Megaupload es quizás en proporción mucho peor que la destrucción de la Biblioteca de Alejandría.

[2] Un volumen típico de un libro en formato de texto, de 500 páginas y 2000 caracteres por página, ocupa en promedio 1 Mb, por lo tanto 100.000 volumenes (equivalente a los 900.000 papiros que se estima, contenía la Biblioteca de Alejandría) suman, aproximadamente 98 Gb. Teniendo en cuenta que Megaupload almacenaba 25 Petabytes de informacion, la cantidad de información que se ha vuelto inaccesible es 250.000 mayor que la contenida en la mítica biblioteca.

enlace permanente:
http://derechoaleer.org/2012/01/la-mega-conspiracion-contra-internet.html

 

Fuente  :    Derechoaleer.org

 

 

Publicado el enero 27, 2012 en Análisis, Consciencia, Conspiraciones, Control, Infoguerra, Noticias, Nuevo Orden Mundial, WAKE UP y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: