Pese al veto, la ONU a por Siria

Naciones Unidas (PL) Pese al fracasado intento de occidente de lograr el amparo del Consejo de Seguridad para sacar del poder al presidente de Siria, Bashar al-Assad, altos dirigentes de la ONU secundan nuevas acciones y campañas desatadas con el mismo objetivo.

La pretensión de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y un grupo de países árabes en busca de un acuerdo de ese órgano para avanzar hacia un “cambio de régimen” en Damasco cayó al vacío el pasado sábado cuando sus mismos impulsores forzaron la votación de una resolución.

La iniciativa fue cortada de cuajo por Rusia y China, que utilizaron el poder de veto que les confiere su condición de miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Poco después, el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, reveló que los propulsores del documento no quisieron aplazar la votación y discutir varias enmiendas finales presentadas por el Kremlin.

Rusia quería introducir en el texto una referencia a la actividad de los grupos armados opositores al gobierno sirio, “pero desgraciadamente no pudimos avanzar hacia un buen documento”, argumentó el diplomático.

Occidente tampoco quiso dar tiempo a conocer el impacto de la entrevista que sostuvieron tres días después en Damasco el presidente Al-Assad y el canciller ruso, Serguei Lavrov.

Cuatro meses atrás, Moscú y Beijing también vetaron otra propuesta occidental que perseguía una condena de ese cuerpo y la aplicación de sanciones contra el gobierno sirio.

Sin embargo, pese a que el Consejo de Seguridad tampoco ahora pudo respaldar el cambio de régimen en Siria, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se sumó de manera abierta a los países promotores de la fracasada resolución.

El máximo responsable de la organización mundial lamentó que ese órgano haya sido incapaz de acordar el proyecto “dirigido a alcanzar un pronto fin de la violencia y las muertes en Siria”.

Y sostuvo que el fiasco de la resolución constituye una gran decepción y “socava el papel de la ONU y de la comunidad internacional”.

En su insistencia por responsabilizar al gobierno de Damasco por el conflicto, Ban Ki-moon indicó que “toda la violencia y violaciones de los derechos humanos, especialmente aquellas realizadas por las autoridades sirias, deben terminar de inmediato”.

Esa postura fue secundada por la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, quien fue más allá e instó a los gobiernos de todos los países a suspender sus lazos políticos con Siria.

Esa línea de acción fue iniciada por Estados Unidos la semana pasada al decidir la retirada de su embajador en Damasco, acto imitado casi de inmediato por España, Francia, Italia, Reino Unido, Dinamarca, Túnez y otros países del Golfo Pérsico.

La funcionaria justificó su llamamiento con reportes de “fuentes locales (en Siria) y medios de prensa independientes” sobre un incremento de la violencia por parte de las autoridades, sin mencionar las acciones de los grupos armados opositores.

Pillay convocó a la comunidad internacional a emprender acciones políticas para “proteger a los civiles en Siria” y recordó el controvertido concepto de “responsabilidad de proteger”.

Esta última noción fue esgrimida el año pasado para impulsar una resolución del Consejo de Seguridad, aprobada con las abstenciones de Rusia y China, que a la postre abrió las puertas a la intervención militar de la Organización del Tratado del Tlántico Norte (OTAN) en Libia.

Aquella agresión condujo a la caída del gobierno de Muamar el Gadafi, asesinado luego por los opositores que hoy gobiernan en ese país con la simpatía de Ban Ki-moon.

La experiencia de lo ocurrido en Libia es uno de los argumentos de Rusia y China para evitar un acuerdo del Consejo de Seguridad que propicie en Siria una repetición de lo sucedido en Libia.

No obstante, el titular de la ONU y la jefa de su agencia de derechos humanos retoman la bandera de la “protección de civiles en Siria”, pero esta vez sin la bendición del órgano encargado de la paz y la seguridad internacionales.

*Jefe de la corresponsalía de Prensa Latina en Naciones Unidas.

 

Fuente  :  Prensa Latina

 

 

Publicado el febrero 10, 2012 en Análisis, Consciencia, Conspiraciones, Control, Infoguerra, Noticias, Nuevo Orden Mundial, ONU, Terrorismo y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: