Buscar resultados para Teotihuacan

Exploran túnel teotihuacano con un robot

Nuevas investigaciones del túnel de Teotihuacán

Rodolfo garrido presenta la investigación que el INAH realiza a un túnel descubierto en el 2003

El túnel de Teotihuacán, abierto 1.800 años después

Contiene los restos de los gobernadores de la antigua ciudad mexicana, además de 60.000 piezas arqueológicas

Un túnel mesoamericano, que se cree que contiene los restos de los gobernadores de la antigua ciudad mexicana de Teotihuacán, será explorado unos 1.800 años después de haber sido clausurado por sus habitantes para proteger su interior, según han informado los responsables de la excavación.

El túnel se encuentra debajo del emblemático Templo de la Serpiente Emplumada -edificación dedicada al Dios de las mujeres Quetzalcóatl- y fue descubierto de manera fortuita en octubre 2003 cuando una fuerte lluvia abrió un orificio a pocos metros de dicho templo, según el arqueólogo Sergio Gómez.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) puso en marcha el proyecto Tlalocan (que significa «Camino bajo la tierra») en julio de 2009 con el inicio de las labores de investigación y excavación del túnel.

Tras ocho meses de trabajo, han logrado penetrar la tierra a 12 metros de profundidad hasta localizar la entrada al túnel. Esta excavación arqueológica se considera la más profunda de Latinoamérica y se calcula que en un plazo de dos meses se pueda abrir completamente la entrada al túnel, que podría alcanzar hasta los 15 metros de profundidad.

«El verdadero valor de este hallazgo no solo radica en el privilegio de poder ser los primeros que ingresemos después de aproximadamente 1.800 años al túnel, sino que también estamos seguros de que nos guiará hacia un mejor entendimiento de la cosmovisión teotihuacana, de su ideología religiosa y de su conformación social», destacó Gómez.

Durante las excavaciones se han encontrado varios muros superpuestos de bloque y miles de pequeños ornamentos hechos de concha, jade importado de Guatemala, serpentina, pizarra y obsidiana que se piensa fueron arrojados por los teotihuacanos a manera de ofrenda en el momento de clausurar la entrada.

Lee el resto de esta entrada