Archivo de la categoría: Genética

¿Acaso podría existir un mensaje extraterrestre oculto en nuestro código genético?

Durante años se ha buscado en las profundidades del espacio indicios de comunicación extraterrestre, pero quizá la respuesta esté mucho más cerca de lo que creemos

Durante años se han buscado en el espacio señales de vida extraterrestre sin resultados concluyentes; pero, ¿y si ese mensaje que tan ansiosamente buscamos se encuentra dentro de nosotros?

Un ensayo titulado “The ‘Wow! signal’ of the terrestrial genetic code“, publicado hace un año en Icarus, un prestigioso periódico de ciencia planetaria, ronda en torno a la pregunta de si nuestro código genético pudo ser originado más allá de las fronteras de nuestro planeta, y de si este código pudiera contener algún mensaje encriptado de nuestros creadores extraterrestres.

Por medio de diversos métodos matemáticos, los autores del ensayo buscaron evidencia de alguna señal estadísticamente fuerte en nuestro código genético, con sorprendentes resultados: el código revela un conjunto de patrones aritméticos e ideográficos de un mismo lenguaje simbólico. Estos patrones son tan consistentes que parecieran ser producto de una lógica precisa, de un guiño de artificialidad, a pesar de que no hay forma de saber qué significan.

Algo interesante es que esta no es la primera vez que un artículo científico trata el tema. En 1979 la misma publicación, entonces dirigida por Carl Sagan, publicó un artículo de los bioquímicos Hiromitsu Yokoo y Tairo Oshima que hablaba de la posibilidad de la existencia de un mensaje extraterrestre en el ADN del bacteriófago φX174. Dada la extravagancia de la idea Sagan le pidió a su entonces joven protegido, David Grinspoon, que revisara el artículo para determinar su legitimidad. Grinspoon quedó asombrado por lo que encontró. Es una idea común que, si en algún momento llegamos a recibir información de otro planeta, estará conformada por secuencias y productos de números primos; esto por el hecho de que no existe ningún proceso natural que pueda generarlos. Un número primo es signo de que una inteligencia se encuentra detrás.

Parte de la idea del uso de números primos es que la multiplicación de dos de estos indica las coordenadas de un plano cartesiano en el que se desplegará una imagen en dos dimensiones. Sin embargo, ninguna de las secuencias encontradas en el código dió origen a imágenes que revelaran un mensaje coherente. (Abajo se pueden apreciar las imágenes que Grinspoon creó con la información).

grinspoon-dna-decode

Ningún mensaje ha sido detectado aún, pero la posibilidad de utilizar el código genético como medio de comunicación ya ha sido probado por la biología sintética (en 2010 Craig Venter sintetizó una molécula que no sólo contenía el genoma de una bacteria, sino los nombres de los 46 científicos implicados y algunas citas de James Joyce).

Lo que hace que el genoma humano sea campo fértil para la imaginación es el hecho de que de los 750 megabytes de información que contiene, tan sólo 3% está formado por los genes que nos hacen lo que somos. El 97% restante lo ocupa el llamado “ADN basura”, el cual es como la materia oscura de nuestro universo interno. Puede que esa enorme porción del genoma no sea más que ruido genético, pero no es difícil imaginar que allí se pueda encontrar un mensaje que simplemente no hemos aprendido a descifrar.

Como señalan aquellos que perseveran en la búsqueda de mensajes extraterrestres en las profundidades del espacio: “La probabilidad de éxito es difícil de estimar; pero si nunca buscamos, las posibilidades se reducen a cero”.

Fuente :  Pijamasurf

La Corte Suprema de EEUU rechaza que se pueda patentar ADN humano

La Corte Suprema de EEUU, la mayor autoridad judicial del país, no permitirá que las compañías patenten genes humanos, una decisión que afectará a los planes de la industria médica y biotecnológica.

Con esta decisión, que se ha hecho pública este jueves y que los nueve jueces que componen este tribunal han apoyado por unanimidad, la justicia estadounidense resuelve un litigio con la compañía Myriad Genetics Inc., que había reivindicado la propiedad de dos genes relacionados con el cáncer de pecho y de ovarios.

Uno de estos genes ‘defectuosos’ es el que hizo que la actriz Angelina Jolie tomara recientemente la decisión de someterse a una doble mastectomía para reducir su alto riesgo de sufrir un cáncer de pecho.

El alto tribunal de EEUU considera que el ADN es un producto de la naturaleza. Por ello, aunque una compañía logre aislar o identificar genes no por ello podrá patentarlos.

El tribunal deja abierta la puerta, sin embargo, a que pueda patentarse ADN sintético: “El ADN complementario puede ser patentado porque no ha sido producido de forma natural”, Clarence Thomas en el escrito,

Una intensa batalla judicial

El tribunal estadounidense zanja así una intensa batalla judicial contra Myriad, una sociedad de biotecnología que tiene nueve patentes vinculadas a estos dos genes, que aisló durante los años noventa, y sobre las mutaciones hereditarias que hacen que la persona que las porte tenga un alto riesgo de desarrollar un cáncer de pecho o de ovario.

La decisión judicial era muy esperada por los centros de investigación sobre genética, un campo que ha tenido una gran expansión desde que en el año 2000 se lograra secuenciar el genoma humano.

El alto tribunal de EEUU considera que Myriad “ha descubierto un gen importante y necesario, pero los descubrimientos revolucionarios, innovadores y brillantes no son en sí mismos una aplicación”.

En virtud de esta resolución judicial, “las leyes de la naturaleza, los fenómenos naturales y las ideas abstractas son herramientas fundamentales para el trabajo científico y tecnológico que no entran en el ámbito de protección de las patentes”.

La Corte Suprema sí permitirá que Myriad conserve la patente del ADN de una célula creada artificialmente, pues “no ha sido producido de manera natural”. En este caso, “los científicos han creado en el laboratorio algo nuevo”, dice el juez Thomas en el escrito.

En su página web, Myriad Genetics se define como una compañía líder en el diagnóstico molecular dedicada al desarrollo y comercialización de test que determinen el riesgo de una persona de sufrir determinadas enfermedades y asesorarles a la hora de tomar una decisión sobre los mejores tratamientos disponibles.

 

Fuente  :  El Mundo

 

Recuerda….

 

Gobierno con el 100% de derecho sobre tu ADN, llegó la Esclavitud Genética

Cómo engaña Angelina Jolie sobre su auto-mutilación por un cáncer de mama que nunca tuvo

 

El “apocalipsis de la abeja” conducirá según el Kremlin a una guerra mundial, advertencia a Obama

Las impactantes actas relativas a la reunión, la semana pasada, del presidente Putin con el Secretario de Estado de los EEUU, John Kerry, revelan la “extrema indignación” de los dirigentes rusos con el régimen de protección continua del presidente Obama hacia los gigantes mundiales de la biogenética, Syngenta y Monsanto, frente a la inminente ”apocalipsis de las abejas” que, según el Kremlin, “con toda seguridad” puede conducir a una guerra mundial.

 

 

 

Según dichas actas, publicadas hoy en el Kremlin por el Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Federación Rusa (MNRE), Putin estaba tan indignado por la negativa de Obama a discutir sobre este grave asunto, que durante 3 horas incluso rechazó reunirse con Kerry, quien había viajado a Moscú en misión diplomática, cediendo después a fin de no provocar una ruptura aún mayor entre ambas naciones.

En el centro de la disputa entre Rusia y los EEUU, según el informe del MNRE, se encuentra la “indiscutible evidencia” de que un tipo de insecticidas neuro-activos relacionados con la nicotina, y conocidos con el nombre de neonicotinoides, están destruyendo la población de abejas de nuestro planeta, y que, de no controlarse, podrían destruir nuestra capacidad mundial para cultivar suficientes alimentos para alimentar su población.

La situación se ha vuelto tan grave, informa el MNRE, que la Comisión Europea al completo votó, la semana pasada, una prohibición cautelar de 2 años (empezará el 1 de diciembre de 2013) para pesticidas “mata abejas”, siguiendo el ejemplo de Suiza, Francia, Italia, Rusia, Eslovenia o Ucrania, países que habían prohibido anteriormente la utilización en el continente de estos peligrosos organismos genéticamente alterados.

Dos de los más temidos neonicotinoides que ahora han sido prohibidos son el Actara y el Cruiser, fabricados por el gigante suizo de las semillas y pesticidas biotecnológicos, Syngenta AG, quien da empleo a más de 26.000 personas en cerca de 90 países y que ocupa el tercer puesto del ranquin mundial de ventas en el mercado comercial de semillas para la agricultura.

Es importante tener en cuenta, apunta el informe, que Syngenta, junto a otros gigantes de la biotecnología como Monsanto, Bayer, Down y DuPont, controlan actualmente cerca del 100% del mercado mundial de pesticidas, plantas y semillas genéticamente modificadas.

También es importante destacar en el caso de Syngenta, continúa el informe, que en 2012 fue acusada penalmente en Alemania por haber ocultado el hecho de que su maíz genéticamente modificado había matado ganado, y que se haya establecido una demanda colectiva por valor de 105 millones de dólares en EEUU después de descubrir que había contaminado los suministros de agua de cerca de 52 millones de estadounidenses en más de 2000 distritos con su herbicida Atracina, que puede provocar cambios en el género de los animales.

Cómo de asombrosamente espantosa está la situación, se puede ver, según el MNRE, en el informe realizado el pasado marzo por American Bird Conservancy (ABC), desde el que se advierte del peligro en el que se encuentra el mundo y en el que podemos leer lo siguiente:

Como parte de un estudio sobre los efectos del tipo de insecticidas más utilizado en el mundo, los neonicotinoides, la American Bird Conservancy (ABC) ha hecho un llamamiento a la prohibición de su uso como tratamiento de semillas, así como para la suspensión de todas las solicitudes a la espera de una revisión independiente de los efectos de dichos productos en las aves, invertebrados terrestres o acuáticos y el resto de animales salvajes”.

Está claro que estos químicos tienen el potencial para afectar a toda la cadena alimentaria. La persistencia en el ambiente de los neonicotinoides, su propensión a los vertidos e infiltraciones en las aguas subterráneas, así como su acumulativo, y en gran medida irreversible, modo de actuar en los invertebrados plantea problemas ambientales significativos”, dijo Cynthia Palmer, coautora del informe y directora del Programa para Pesticidas del ABC, una de las organizaciones líderes en EEUU para la conservación de las aves.

El ABC encargó al mundialmente reconocido toxicólogo ambiental, Dr. Pierre Mineau, la dirección de la investigación. El informe de 100 páginas, “El impacto en las aves del insecticida más utilizado en el país”, revisa 200 estudios sobre los neonicotinoides, incluyendo la investigación de la industria obtenida a través de la Ley de libertad de información de los EEUU. El informe evalúa el riesgo toxicológico para las aves y los sistemas acuáticos e incluye comparaciones extensas con otros pesticidas anteriores que han sido sustituidos por los neonicotinoides. La evaluación concluye que los neonicotinoides son letales para las aves y para los sistemas acuáticos de los que dependen.

Un solo grano de maíz recubierto de neonicotinoides puede matar un pájaro, dijo Palmer. “Incluso un ínfimo grano de trigo o colza tratado con el más antiguo de los neonicotinoides – llamado imidacloprid – puede envenenar fatalmente a un ave. Tan solo una décima parte de una semilla de maíz recubierta de neonicotinoides al día durante la época de incubación puede afectar a la reproducción”.

El nuevo informe concluye que los niveles de contaminación de los neonicotinoides, tanto en las aguas superficiales como las aguas subterráneas, en los EEUU y en el mundo, están más allá del umbral conocido para matar invertebrados acuáticos.

Después de este informe condenatorio, la MRNE dice que un gran grupo de apicultores estadounidenses y medioambientalistas demandaron al régimen de Obama por el uso continuado de estos neonicotinoides indicando: “Vamos a llevar a la EPA (Environmental Protection Agency) ante los tribunales por su fracaso en la protección de las abejas de los pesticidas. A pesar de nuestro gran esfuerzo para alertar a la agencia sobre los problemas que plantean los neonicotinoides, la EPA continuó ignorando las claras señales de alerta de un sistema agrícola en dificultades”.

Y cómo de malo se ha vuelto el sistema agrícola mundial debido a estas plantas, pesticidas y semillas modificadas genéticamente, se puede ver, según el informe, en la propuesta de la EU de la semana pasada, seguida de la prohibición de los neonicotinoides, en la que se propone criminalizar prácticamente todas las semillas y las plantas no registradas en la UE, y en la que podemos leer lo siguiente:

Europa se apresura a los buenos días de 1939, 40,… Una nueva ley propuesta por la Comisión Europea podría ilegalizar el cultivo, la reproducción o la comercialización de cualquier semilla vegetal que no haya sido probada, aprobada y aceptada por una nueva administración europea llamada “Agencia de Variedades Vegetales de la UE”.

La nueva Ley de Material Reproductivo de las plantas de la EU nace con la intención de que sean los Gobiernos los que se hagan cargo de prácticamente todas las plantas y semillas. Aquellos jardineros que cultiven sus propias plantas a partir de semillas no reguladas podrían ser considerados criminales según esta ley.

El informe de la MRNE señala que, a pesar de que esta acción de la UE pudiera parecer acaso draconiana, es, sin embargo, totalmente necesaria para purgar el continente de la continua contaminación de estas “monstruosidades de semillas” criadas genéticamente.

Lo más desconcertante de todo, dice el MRNE, y aquello que ha enfurecido a Putin, ha sido el esfuerzo del régimen de Obama por proteger los beneficios de los productores de pesticidas por encima del daño catastrófico al que se está exponiendo el medioambiente, y como detalla el servicio de noticias de The Guardian en un artículo del 2 de mayo, titulado “Los EEUU rechazan la alegación de la EU de los insecticidas como principal razón del colapso de colonias de abejas”, en el que se puede leer:

La UE ha votado esta semana a favor de una prohibición de 2 años para un tipo de pesticidas, conocidos como neonicotinoides, que han sido asociados al “colapso de las abejas”. El gobierno de los EEUU informa, por el contrario, haber encontrado múltiples razones para el colapso de las colmenas”.

Para una razón “más verdadera” acerca de la protección de Obama de los gigantes de la biotecnología en nuestro mundo, el MNRE dice que puede leerse en este otro informe titulado Cómo Barack Obama se convirtió en el hombre de Monsanto en Washington, y en el que se llega a decir lo siguiente:

Después de su victoria en las elecciones de 2008, Obama ocupó puestos clave con gente de Monsanto en aquellas agencias federales que ejercen una fuerza tremenda en temas de alimentación, la USDA y la FDA: en la USDA colocó a Roger Beachy, antiguo director del Monsanto Danforth Center, como director del Instituto Nacional de Alimentación y Agricultura; en la FDA, colocó al nuevo Zar de las cuestiones de seguridad alimentaria, el infame Michael Taylor, antiguo vicepresidente para políticas públicas de Monsanto, como comisionado adjunto. Taylor había sido fundamental a la hora de conseguir la aprobación de la hormona de crecimiento bovina de ingeniería genética de Monsanto”.

Y peor aún, después de que Rusia suspendiera la importación y uso del maíz modificado de Monsanto, tras la lectura de un estudio que sugería su relación con el cáncer de mama el pasado septiembre, el servicio de noticias de Russia Today informó sobre la respuesta de Obama:

La Cámara de Representantes de los EEUU aprobó la semana pasada a última hora la incorporación en la Ley de asignaciones agrícolas de 2013 de una disposición que protege las semillas genéticamente modificadas de litigios frente a riesgos sanitarios.

La disposición, que se conoce oficialmente como la Farmer Assurance Provision, ha sido ridiculizada por los opositores del lobby biotecnológico como la “Monsanto Protection Act”, ya que despoja a los tribunales federales de la autoridad para detener de inmediato la siembra y venta de semillas genéticamente modificadas (OGM) al margen de la preocupación de los consumidores por su salud.

La disposición, también denunciada como “cláusula biotecnológica”, debería haber trascurrido por los comités de agricultura o judicatura para su revisión. En cambio,no se celebraron sesiones y el asunto era desconocido por la mayoría de los demócratas (quienes detentan la mayoría en el Senado)antes de su aprobación como parte del HR993, la ley de financiamiento a corto plazo que se aprobó para evitar el derribo del gobierno federal”.

El 26 de marzo, Obama firmaba la Monsanto Protection Act, garantizando así que el pueblo estadounidense no pueda recurrir contra el gigante de la biotecnología cuando millones de ellos caigan enfermos, muchos de los cuales acabarán muriendo seguramente en la que el informe del MRNE llama la mayor apocalipsis agrícola en la historia de la humanidad, mientras el 90% de las abejas salvajes han muerto ya en EEUU y cerca del 80% de las domesticas también.

 

Fuente (en inglés): http://www.eutimes.net/2013/05/russia-warns-obama-global-war-over-bee-apocalypse-coming-soon/

Traducido del inglés por Lamareenoire

iniciativadebate.org

Fuente  :   EcoPortal.net

 

 

Reconstruye caras a partir del ADN de pelo, uñas o saliva que recoge en la calle

Sentada en una sala de espera como cualquier otra, Heather Dewey-Hagborg observaba en una de las paredes una lámina enmarcada cuando se dio cuenta de que el cristal que cubría la impresión estaba roto y en la grieta había un pelo encajado. Se quedó mirándolo, preguntándose cuánto se podía descubrir de una persona a través de un elemento en apariencia invisible y que todos podemos proporcionar a quien quiera sin ser conscientes de ello.

La artista estadounidense —también estudiante de doctorado de Artes Electrónicas— comenzó así a tomar conciencia de todo el material genético que nos rodea y dejamos a diario allí por donde pasamos: pelos, uñas, la saliva que queda en la colilla de un cigarrillo o en un chicle… Así nació el proyecto Stanger Visions (Visiones de desconocidos), para el que ha recogido muestras de ADN por las calles del barrio neoyorquino de Brooklyn.

En Genspace, un laboratorio comunitario que promueve el fácil acceso a la biotecnología, Dewey-Hagborg extrae la información de las muestras y aprende de mano de los biólogos los conocimientos necesarios en biología molecular y ADN para estudiar los genomas. Después, con los detalles sobre el sexo, el color de ojos y pelo, la ascendencia étnica, las pecas, el tono de piel y las facciones, la artista reconstruye con un software el rostro de cada persona. Con una impresora de 3D, hace después reproducciones escultóricas de los dueños de las involuntarias muestras.

¿El retrato de un posible primo o un duplicado exacto?

El experimento creativo (aclara que se trata de una iniciativa artística, “no del desarrollo de un producto” ni de una técnica) es para la autora un modo de “estimular un diálogo cultural sobre la vigilancia genética“, reflexionar sobre las “implicaciones para la privacidad” y las aplicaciones que tiene el ADN para el cumplimiento de la ley: “Nos despojamos de pelos, uñas, piel y saliva sin pensar en ello como información”.

Tras exponer el proyecto en varias salas de Nueva York, todavía no ha encontrado a nadie que se reconozca entre las caras sin identidad. “Suelo decir que tienen un parecido familiar con la persona. (…) Pueden parecer más un posible primo que un duplicado. El principal motivo es que la investigación de la morfología facial, el modo que los rostros humanos se diferencian, todavía se encuentra en una etapa temprana. (…) Además siempre habrá una significativa diferencia con la cara real a causa de factores no genéticos y medioambientales”.

A pesar de las limitaciones de la técnica, Dewey-Hagborg ha sido testigo del grado de parecido haciéndo la prueba con su propio ADN y reproduciendo su rostro en una escultura: “Me sorprendió bastante que hubiera un parecido tan grande. Empecé el proyecto como una exploración, una oportunidad de contestar a la pregunta de cuánto puedo saber de una persona con un pelo perdido. El autorretrato contestó satisfactoriamente que ¡bastante!”.

 

Fuente  :  20 Minutos

 

 

Gobierno con el 100% de derecho sobre tu ADN, llegó la Esclavitud Genética

El gobierno de los Estados Unidos reclama el 100% de los derechos sobre todo tu ADN y tus derechos reproductivos. Esta revelación impactante ha emergido del hecho que la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos cuenta con el poder de otorgar el derecho de propiedad de tu ADN a empresas y universidades privadas que aplican para obtener patentes sobre tus genes – tú no puedes transferir la propiedad de algo a menos que tú mismo seas dueño de eso.

Hasta la fecha, el 20 por ciento de tu código genético es propiedad de alguien más. Cerca de dos tercios de estas patentes pertenecen a empresas privadas y un tercio pertenece a universidades. La empresa que posee la mayoría de las patentes se llama Incyte, una empresa farmacéutica radicada en California la cual es “dueña” de las patentes sobre 2,000 genes humanos.

Aunque jamás te pusiste de acuerdo con vender tu cuerpo a una empresa, una multitud de empresas ahora dicen ser dueñas de cada célula de tu cuerpo. Esa situación te convierte en un esclavo a sus exigencias de acuerdo a las patentes que les han sido otorgadas y lo peor de todo es que los abogados de patentes son la peor calaña de vampiros demoniacos que existen sobre la faz de la esfera Tierra quienes amenazarán con arrastrarte a un procedimiento judicial millonario si no les pagas a ellos el dinero que les corresponde por ser los dueños de las patentes sobre tu código genético. Ahora mismo, en este mismo instante, docenas de empresas pueden reclamar la propiedad sobre tu cuerpo y esas reclamaciones pueden ser procesadas en un 100% por el sistema judicial de los Estados Unidos.

La historia continúa más abajo, seguido de esta infográfica:

 

 

dna-propiedad-gobierno

La esclavitud genética ya está aquí

Virtualmente nadie está al tanto del hecho de que el 20 por ciento de sus genes son en la actualidad “propiedad” de empresas y universidades. Este derecho de propiedad es, desde luego, una forma de esclavitud genética que busca dominar y controlar a todos los humanos. ¿Cómo, exactamente?

Considera lo siguiente: Cuando tienes un hijo estás replicando tu código genético. Ya que tu código genético está patentado hasta en un 20% y es “propiedad” de alguien más, el acto de tener un hijo es, por definición, un acto de piratería genética el cual estás cometiendo en violación de las leyes.

Estas empresas que son “dueñas” de tu código genético pueden, si lo desean, demandarte para que les pagues regalías por cada niño que creas. Podrían incluso demandarte a que les pagues regalías por las células replicantes de tu cuerpo durante procesos como sanación de heridas en la piel o generar nuevos glóbulos rojos de la sangre. Tu cuerpo, de hecho, replica millones de células al día, lo cual causa que violes diariamente las leyes de los Estados Unidos en materia de robo de propiedad intelectual. ¡Eres un criminal!

 

No-Patents-on-Genes-v1

 

Las patentes sobre los genes humanos es una flagrante violación de los derechos humanos

Todo esto se reduce a una cuestión fundamental de derechos humanos. Tiene que ver con los derechos humanos, los derechos de las mujeres y los derechos reproductivos. La Oficina de Patentes de los Estados Unidos está en flagrante violación de los derechos humanos al poner a la venta los cuerpos de hombres y mujeres al servicio de los intereses de empresas privadas que buscan generar trillones de dólares en concepto de ganancias a través de exámenes de ADN y tratamientos relacionados.

Gente como Angelina Jolie lo que realmente hace es traicionar a todas las mujeres del mundo en este asunto al promover falsos temores que conducen a más ganancias para la industria que se dedica a los exámenes para identificar el gen BRCA1 – una industria que explota el cuerpo de las mujeres por dinero. Angelina Jolie está empleando su estatus de celebridad para propagar inmenso temor respecto a la mutación del gen BRCA1, causando que las mujeres corran en masa a visitar a sus doctores para que les hagan el examen a un módico precio de $3,000 a $4,000 por cada test en concepto de pago por regalías a la empresa dueña de la patente.

La Corte Suprema de los Estados Unidos está a pocos días de anunciar su decisión sobre el tema de las patentes genéticas (lo cual explica el porqué del tiempo en que se presentó la propaganda mediática con el caso de Angelina Jolie del cual todos fuimos testigos).

Si la Corte Suprema falla en contra de estas patentes sobre los genes humanos, esto representaría una pérdida multi-trillonaria para la industria de patentes de genes humanos la cual espera percibir regalías continuas por los exámenes genéticos y la investigación genética en los próximos miles de años.

Por cierto, la sola idea de que la Corte Suprema pueda “fallar” sobre el tema es de por sí un fraude. Ninguna corte tiene potestad sobre tu código genético. Ninguna autoridad gubernamental tiene un poder superior al del Creador del universo y al de las fuerzas creativas dadoras de vida que te trajeron a esta existencia. Por tanto, tu ADN es solamente tuyo y, cualquier reclamación sobre el mismo, es nula y carente de validez desde el comienzo.

¿Qué más puede patentarse? Hojas, manos, pájaros y hasta los frijoles

Si la Corte Suprema sostiene la noción absurda de que los genes humanos pueden patentarse por las empresas, entonces no habrá jamás fin para todo lo demás que podrá hacerse a partir de esa decisión: las empresas podrán patentar la grama, las frutas, los pájaros, las hormigas, los insectos e incluso otras partes del cuerpo humano como las orejas, las manos y los pies. Tu color de ojos podría ser patentado ya que eso es controlado por los genes, también.

Una vez que todas estas cosas que ya existían en la naturaleza antes de que estas empresas aparecieran en el mundo, tú podrás ser llevado a la corte y forzado a pagar multas y tarifas exorbitantes por ser estas empresas dueñas de tu código genético. ¿Te fastidian las hormigas que han invadido tu jardín? Eso es piratería, ¡semejante criminal que eres! ¿acaso no sabes que esas hormigas están patentadas?

Si todo esto te suena absurdo, entonces deberías por fin despertar y abrir bien los ojos para notar que Monsanto ha tenido rotundo éxito al demandar a los agricultores usando la misma lógica exacta que describimos. Las semillas genéticamente modificadas (“mejoradas”) fueron llevadas por el viento hasta caer en los terrenos de los agricultores, así que Monsanto demandó ante los tribunales a estos agricultores y, ¿sabes qué? ¡Monsanto ganó! Pero, ¿cuál fue el crimen de estos agricultores? “Robar” la propiedad intelectual de Monsanto.

Despierta y no te equivoques que el punto en sí de buscar patentar los genes de humanos, vegetales y animales es tal que las patentes pueden utilizarse después como armas de control contra las masas. Patentar los genes humanos es, a todo nivel, un crimen contra la humanidad. Y, todos aquellos ingenuos que apoyan a esta industria – como Angelina Jolie – están apoyando a los criminales empresarios que buscan explotar con fines de lucro el cuerpo de hombres y mujeres.

¡Di NO a las patentes sobre tu código genético! ¡Di NO a las patentes sobre los animals! ¡Di NO a Monsanto y NO a la locura de las leyes gubernamentales sobre propiedad intelectual que violan la justicia universal!

P.D. La fecha mencionada en la gráfica de abajo ya pasó, pero el mensaje de todas formas es poderoso:

 

 

SCOTUS-rally-logo-final

 

 

 

Fuente  :  Taotv.org

 

 

Dr. Russell Blaylock expone el proyecto eugenésico de los Rockefeller

 

 

Carne artificial: la hamburguesa de laboratorio se hace realidad

Ya es posible producir una hamburguesa a partir de las células madre del músculo de vacas, cerdos o pollos. Una vez cultivadas «in vitro» y aderezadas con aminoácidos, lípidos, minerales y otros nutrientes esenciales, se puede satisfacer, no sólo la creciente demanda de carne sin necesidad de sacrificar al animal sino también paliar el hambre en el mundo. El principal obstáculo de este hallazgo reside en su precio: 250.000 euros por unidad. Estará disponible en 2013

 

La carne, en sus diferentes formas de consumo, se ha posicionado como uno de los alimentos preferidos por los consumidores en casi todo el mundo. Sin embargo, la producción de este producto no está exenta de polémica. Los gases de pollos, cerdos y vacas, así como las zonas de estiércol de las grandes granjas influyen en el calentamiento global, por lo que, al menos en Estados Unidos, ya se ha empezado a hablar de los «peligros» medio ambientales de este alimento. De hecho, hasta sus auténticos defensores no se muestran ajenos a las consecuencias de su producción y consumo. Sin embargo, esta situación podría tener los días contados gracias al cultivo de carne de laboratorio. Puede sonar a ciencia ficción, pero lo cierto es que el consumidor podrá saborear este producto antes de lo que se imagina. En concreto, en octubre de este año se ha puesto en marcha un nuevo proyecto de investigación liderado por Mark Post, investigador y director del departamento de Fisiología Vascular de la Universidad de Maastricht (Holanda), cuyo objetivo reside en producir una hamburguesa «in vitro» dentro de un año y que estará disponible para 2013.

Del propio animal

El proyecto es una continuación de un estudio que se inció en el año 2004 para producir tejido muscular a partir de las células madre del músculo de vacas generalmente, aunque también se puede emplear de cerdos o pollos para cultivarlas «in vitro». La investigación que fue financiada con dos millones de euros por el gobierno holandés concluyó en 2009 con resultados tangibles: los investigadores fueron capaces de cultivar en placas de Petri tiras de tejido muscular de cerdo de un centímetro de ancho por 2,5 centímetros de largo. Sin embargo, el problema reside en que para que el músculo se desarrolle correctamente necesita que se ejercite de forma regular. De hecho, algunos investigadores que han intentado fabricar carne mediante este método estimulaban su crecimiento con descargas eléctricas, pero aplicar este sistema resultaría muy costoso, sobre todo si de cara a un futuro se llegara comercializar.

Poco sabor
Por ello, el equipo dirigido por Post es capaz de añadir a la placa de Petri pequeñas tiras de velcro que proporcionarían tensión a la tira muscular. Para que se formen de forma apropiada, el equipo de Post las cultiva en un medio rico en azúcares, aminoácidos, lípidos, minerales y otros nutrientes que esenciales para que se desarrollen correctamente. Si se junta el suficiente número de tiras, alrededor de 3.000 dispuestas en capas con unas pocas bandas de grasa fabricada en el laboratorio se puede obtener la primera hamburguesa de carne cultivada del mundo, aunque como no contiene sangre carece de color. De momento se parece más a la carne de una vieira y no tiene mucho sabor.  Lo cierto es que todo son especulaciones porque hasta el momento nadie afirma haber probado la carne de laboratorio. De hecho, algunos investigadores sostienen que por su menor contenido en proteínas su sabor sería comparable al de la carne de cerdo tradicional.

En cualquier caso, Post sugiere que ««si se combinan bien las cantidades de grasa y carne y se adereza, incluso, con sangre de laboratorio se puede obtener un agradable sabor. Además, se puede adquirir carne más saludable con menos grasas saturadas e, incluso más rica en nutrientes». Al parecer, gracias a este producto se podría alimentar a toda la población mundial, unos siete mil millones, durante un año. No obstante, no es oro todo lo que reluce ya que  su producción es muy costosa y una simple hamburguesa de laboratorio alcanzaría los 250.000 euros. Su elevado precio se debe, según Post en que «una pieza de tejido está hecha a mano y por eso es tan cara de producir». Debido al avance tecnológico, «en cinco o diez años veremos en el plato una hamburguesa de estas características producida a partir del cultivo de células madre», sostiene el profesor James McWilliams de la Universidad de Texas.
Y añade que «no pasará mucho tiempo para que las tiras de cerdo produzcan sustitutivos de carne a gran escala con la dureza suficiente como para hincarle el diente y hasta confundir su sabor con el de una chuleta tradicional. La primera carne de probeta que llegará al mercado será, posiblemente, para la elaboración de hamburguesas, salchichas, «nuggets» de pollo y otros productos con carnes picadas».

Por ejemplo, a partir de células madre procedentes de un cerdo, son diferenciadas y cultivadas hasta formar unas tiras de carne con una textura muy blanda y húmeda, con menos contenido proteico que la carne convencional. Su producción evitaría enfermedades como el mal de las vacas locas o la gripe A, e incluso se obtendría una carne «light». Para el nutricionista del Hospital Jackson Memorial de Miami,  Benjamín Oliver, la carne «in vitro» tiene varias ventajas: «se eliminan las contaminaciones bacterianas y de enfermedades. Están ausentes las hormonas de crecimiento y se puede elaborar con una menor proporción de grasas y colesterol o contenidos altos en ácidos Omega 3. Gracias a este método, la hamburguesa podría no sólo dejar de ser peligrosa para el sistema cardiovascular, sino que sería beneficiosa». «Fabricar la carne con menos grasa y colesterol es uno de los objetivos que persigue la mejora de animales de granja». explica el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Pere Puigdomènech.

La carne de laboratorio constituye una alternativa para ahorrar costes, terrenos, agua, así como para combatir el hambre y el cambio climático. Si bien no estará libre de gases invernadero, las emisiones serán mucho menores. De hecho, hasta se podrían reducir un 90 por ciento los gases de efecto invernadero. La organización internacional PETA, defensora de los derechos de los animales, ofreció recientemente un premio de un millón de dólares al investigador que lograse antes de 2012 producir carne de pollo con sabor y textura auténticos. La cifra se escogió por analogía con la del millón de pollos sacrificados cada hora en Estados Unidos.
McWilliams está convencido de que la hamburguesa resultante de este proyecto será «más sana y menos contaminante. Además, tendría las mismas proteínas que la carne de pollos, cerdos, vacas o corderos». Sin embargo, el alto coste de estos procesos no es el único obstáculo para su comercialización. «Necesitamos sistemas automatizados más eficientes que no requieran personal. Además, hay que encontrar ingredientes más económicos que los de la investigación biomédica» explicó.

En 2001 ya se consiguió la primera patente para producir carne «in vitro» usando una matriz de colágeno que se sembraba con células musculares en una solución nutritiva y, después, se inducía la división celular. Actualmente existen varios grupos que están trabajando en estos temas en diversas instituciones científicas del mundo como la «Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health» de Baltimore, así como investigadores japoneses y escandinavos. De hecho, ya hay un reducido número de animales en Estados Unidos que se emplean para la elaboración de carne. «Se trata de sementales o vacas que producen óvulos para obtener una descendencia con propiedades de producción muy buenas», explica Puigdomènech.

Comida espacial

Resulta curioso que en el año 2001 la NASA financió una investigación similar con el objetivo de que los astronautas pudieran cultivar su propia carne para consumirla en el espacio. Sin embargo, después de obtener unas decepcionantes hojas delgadas de tejido, la NASA se dio por vencida y decidió que sería mejor para sus astronautas seguir regímenes altamente vegetarianos. Optar por esta forma de producción puede contribuir a reducir la matanza de miles de animales en todo el mundo. De hecho, la Sociedad Protectora de Animales de EE UU explicó que se evitará el «sufrimiento del animal» y afirma que en la medida que aumente su producción se podrá prescindir de la matanza de animales para el consumo humano. Paul Shapiro, portavoz de dicha organización afirma que «éste sería el acontecimiento más importante en los 10.000 años de agricultura». El aspecto más debatido es la intención de «no matar animales para satisfacer nuestra demanda insaciable de carne. Casi suena demasiado bueno para ser verdad», concluye McWilliams.

 

Fuente  :   La Razón

 

 

El papel de los transgénicos, el nuevo orden mundial y nosotros los pobres

Quiero vivir grita el gendarme del mundo, nosotros también…

 

Los transgénicos
Los transgénicos

Considerado el arquitecto de la guerra con Vietnam, Robert Mc Namara, Secretario de Defensa Norteamericano en el gobierno de Jhon F. Keneddy fue causante de la muerte de más de tres millones de vietnamitas y 58 mil soldados Estadounidenses en esa guerra. Creía también que con un ataque de saturación podían acabarla rápido y lanzaron más bombas que en la segunda guerra mundial, al no ser así optaron por algo más cruel, diseminar un producto químico altamente toxico conocido como el agente naranja para acabar con los cultivos de arroz y así matarlos de hambre: 400.000 vietnamitas y un número no determinado de soldados norteamericanos murieron con dichos tóxicos, más de medio millón de niños nacieron con malformaciones genéticas y cuatro millones de personas han sido afectadas con cáncer a lo largo de estas décadas.

Una de las fabricas encargadas de desarrollar ese toxico fue Monsanto la multinacional que acaba de ingresar al Perú con sus transgénicos tras la firma Presidencial del Decreto Supremo 003-2011-AG de Agricultura el pasado 15 de Abril. Un decreto que ya se le veía venir dentro de los faenones de ex presidente Alan García en Perú.

Pero Mc Namara no solo impulsó esa guerra, era partidario de aplicar políticas de control de crecimiento demográfico para evitar problemas a los gobiernos en materia de educación y empleo, trabajo y alimentos. Una de sus afirmaciones en 1977 fue que Los gobiernos deben… proporcionar una amplia selección de anticonceptivos (como) píldoras, preservativos y dispositivos intrauterinos, así como la esterilización y, donde la sociedad así lo desee, el aborto provocado...”

Estos métodos de exterminio de poblaciones y controles abortivos del crecimiento poblacional nos remite al padre de esta teoría, Thomas Malthus, quien decía que hay dos formas de evitar el crecimiento poblacional, una privativa que consiste en abstenerse de tener hijos y otra destructiva que consiste en que el hombre tenga trabajos penosos, pobreza, mala alimentación, insalubridad, enfermedades, epidemias, hambre, pestes, vicios y desgracias así como guerras para que estas acaben con la vida del ser humano. Pues, “La población crece…siempre que crecen los medios de subsistencia, a menos que lo impidan obstáculos poderosos y manifiestos”. Lo cierto es que la población tienda a disminuir, con insalubridad como los barrios hacinados, epidemias, pestes o plagas como el dengue, malaria o hepatitis b, vicios como las drogas y el alcoholismo, desgracias como los Tsunamis y Terremotos, guerras cualquiera sea su motivo, o, enfermedades como las que nos pueden dar los transgénicos.

¿Qué enfermedades causan los transgénicos?

A finales de abril-2011 la Agencia Nacional de Noticias de Argentina daba a conocer que la Federación Agraria Argentina pedía la declaración ilegal del convenio-acuerdo con Monsanto debido a la producción de alimentos cancerígenos y que destruyen la biodiversidad. Un titular decía, Cristina Kirchner se planta contra Monsanto e interviene sus instalaciones con 1.200 inspectores de la Administración Federal por ser una empresa genocida y corrupta. Su descripción es alarmante: “Cancer, infertilidad, abortos, malformaciones fetales, en seres humanos y animales. Mutaciones biológicas y genéticas de todo tipo que destruyen la salud de las personas, y exterminan especies primordiales para nuestra supervivencia, como las abejas, residuos de agro tóxicos en los alimentos de supermercado que causan más cáncer y leucemia, todo esto representan las empresas que hoy Cristina Kirchner ha decidido combatir”.

El año 2003 campesinos de Formosa, provincia Argentina en la frontera con Paraguay denunciaba la “destrucción de sus cultivos hortícolas, agrícolas e industriales por una nube de glifosato (elaborada por Monsanto)…que inundó sus pequeñas chacras provenientes de los campos vecinos sembrados con SOYA-RR…la mayoría de los cultivos quedaron gravemente dañados… los cerdos y los pollos murieron y muchas cerdas y cabras tuvieron nacimientos muertos o deformes. Meses después los árboles de bananero sufrieron deformaciones, detuvieron su crecimiento y sus frutos aun no maduros se destruyeron”.

Monsanto, que tiene presencia en 46 países del mundo, con todas estas noticias que nos llega, nos lleva a inducir acorde a su praxis que su misión sería según Thomas Malthus crear enfermedades y desastres ecológicos para que la población disminuya un poco. Y según Robert Mc Namara partidario del control de la natalidad en base al aborto, Monsanto estaría cumpliendo esta misión con el cultivo de sus transgénicos que provoca en las mujeres infertilidad, abortos y malformaciones genéticas.

Países del primer mundo tiemblan por la crisis

El control de los energéticos y materias primas los lleva a contaminar el mundo y a serios conflictos como la guerra por el petróleo en los países árabes. Y, por otro lado, sus cuentas están en rojo, endeudados y con déficits financieros. No es para menos, porque el mundo se les va de la mano.

Efectivamente, el dominio del mundo está en juego y considerando la crisis actual el líder mundial no tiene credibilidad (Lluis Basset-El País-21/04/11) puesto que el Fondo Monetario Internacional le ha pedido que reduzca su déficit como si fuera un pobretón país latinoamericano, que abandone sus guerras contra el mundo en su afán de dominio o que reduzca su política social. Ahora entendemos la labor del pobre Obama (decimos en Perú, trabajar como negro para vivir como blanco o ser aceptado por los blancos), sin caer en posiciones raciales tendría la misión de sacarle las castañas del fuego a los blancos dominantes cual “poder en la sombra” para que la potencia no caiga y países emergentes como China ascienda a direccionar la política global que según los entendidos en cinco años podría igualarla ya que tiene comprado la tercera parte de los Bonos del Tesoro Norteamericano. No hay duda que preocupa a los que están detrás del poder la multipolaridad que hoy se está conformando.

Parece que dijeran ¡Queremos vivir!, pero, quitando y saqueando lo ajeno y los que tenemos los recursos también queremos vivir y ese derecho lo tenemos más nosotros que ellos ya que en medio de nuestra pobreza y falta de tecnología no hemos destruido ni contaminado nuestro medio ambiente como ellos. Quizá no nos mandan una arremetida (como en la película Avatar), pero nos mandan contaminantes con sus transgénicos que pueden destruir nuestro banco genético en la selva peruana.

Estos que ven la luz, estos iluminados del conocimiento saben que la selva tiene un enorme potencial natural. Saben que les podemos malograr su industria millonaria de fármacos porque con nuestras plantas somos como David contra Goliat para curar al mundo, aumentar su resistencia inmunológica, contrarrestar el cáncer y combatir infecciones. Por ejemplo, con el aguaje ayudamos a los niños desnutridos, protege la piel de los rayos ultraviolestas, el mantenimiento del cutis y el resecamiento amén de la arterioesclerosis. Con esto les tumbamos todas las cremitas para mujeres que se trauman con las arrugas. Con el camu camu tenemos la vitamina C, hierro, riboflavina y fósforo que lo convierte en un poderoso adelgazante, contra las migrañas, la depresión, la anemia, ayuda a la formación de músculos, tendones y ligamentos, refuerza los dientes y ayuda a las mujeres embarazadas y lactantes. Con la uña de gato ayudamos en un 50% al sistema inmunológico. Mezclado con el AZT inhibe el aumento del VIH, recomendado contra la leucemia, artritis, reduce el riesgo cardiaco e inhibe la formación de placas en las paredes de los vasos sanguíneos del corazón, cerebro y arterias.

No necesitamos de pastillitas de calcio o alimentos reforzados o ampollas de los que dominan, destruyen y contaminan el mundo. Es más, si las procesamos como lo que se intentó con el Instituto de Medicina Tradicional (que a propósito, desde el 2005 la volvieron lerda, al año en que Monsanto empezó a gestionar su ingreso en Perú) podríamos servir mejor a este orbe con nuestro banco genético. Sin embargo con un manejo irresponsable de lo nuestro en manos de felipillos y el ingreso de transgénicos a la amazonia, sin duda, acabaríamos con el banco de oro que tenemos; como decía Raimondi, para convertirnos en orates del mundo cual coleóptero jugando en su propia… “torpeza”.

 

Fuente  :    Webislam.com

 

 

Monsanto evita servir en su propia cafetería los alimentos que produce

La cafetería de una fábrica de Monsanto en Reino Unido ofrece a sus empleados la opción de consumir alimentos que no sean genéticamente modificados (como los que Monsanto mismo produce y distribuye alrededor del mundo).

En un gesto un tanto auto-condenatorio que fue denunciado por el diario inglés The Independent, resulta que Monsanto, la odiada transnacional dedicada a la siembra de alimentos a partir de semillas genéticamente modificadas, ofrece a los empleados de una de sus fábricas la opción de no consumir alimentos transgénicos.

¿Es que acaso ni siquiera los empleados de Monsanto quieren consumir el alimento que la propia compañía produce? Un reserva todavía más grave si consideramos que seguramente tienen información trascendental sobre la naturaleza de lo que producen.

Se trata de la cafetería instalada en la planta farmacéutica que Monsanto posee en High Wycombe, Buckinghamshire. Recientemente se anunció que la soya y el maíz genéticamente modificados fueron removidos como ingredientes para elaborar los platillos que ahí se sirven para los empleados. Luego de que se ventilara esta medida, el vocero de la compañía, Tony Coombes, declaró que la única razón para haberla adoptado es por que Monsanto “cree en la libertad de elección”, y añadió que en otras instalaciones de la compañía los empleados no tienen inconveniente en consumir los alimentos transgénicos que producen, pues estos “son rociados con menos químicos”.

 

Fuente  :    Pijamasurf.com

 

Recuerda…

 

Los negocios de Monsanto

Tomates que saben a… nada […las semillas transgénicas son una amenaza para la agricultura…]

Quieren privatizar la Salud… ¿o erradicarla?

Sanidad reconoce que “algunos alimentos” (todos) contienen una elevada contaminación de mercurio y cadmio, metales pesados

Los alimentos transgénicos afectan al crecimiento y a la capacidad reproductiva, según un grupo científico ruso

“Casi todas las frutas que comemos hoy en día son clones”

¡¡¡NO A LA PROHIBICIÓN DE LAS PLANTAS MEDICINALES EN EUROPA!!!

Conspiración alimenticia

Food Inc (sub español)

Las sustancias tóxicas forman parte del menú cotidiano

COAG cree que la bacteria ‘E.coli’ no mutó de forma natural y “puede provenir de un laboratorio”

¡Peligro Monsanto! Transgénicos creados de virus y bacterias

¿Está listo para comprar mas basura?

 

 

 

Tomates que saben a… nada […las semillas transgénicas son una amenaza para la agricultura…]

Colectivos de agricultores defienden las semillas tradicionales para dotar a las verduras del sabor de antaño – La biodiversidad agrícola se ha visto mermada

 

¿Quién no ha sentido alguna vez rabia interior en la cocina después de comprobar que un tomate sabe a… nada? La triste respuesta es la consecuencia de la degradación de la calidad de las hortalizas y las frutas durante los últimos años. Esa alarmante carencia de sabor, especialmente notable en las ciudades y sus supermercados, está justificada por las grandes cadenas de distribución como el peaje que conlleva que las verduras tengan un color y forma de libro y permanezcan frescas durante más días. Ante este deterioro de la calidad, muchos consumidores y agricultores dijeron basta y se han organizado para que las semillas tradicionales se impongan a las híbridas y así recuperar ese maltratado sentido del gusto.

Hay movimientos como el slow food y las redes de semillas desde hace décadas, pero recientemente los casos que reclaman una soberanía alimentaria (productores de un territorio organizados) se multiplican. “Preservar los pepinos de mi abuelo o los pimientos de mi tío es un tema muy romántico. Conservar una semilla es un desfile de conocimiento (…) Igual que Mercadona ha reventado los mercados de abastos, el mercado destrozará a Mercadona… Porque la gente está harta de comer porquerías”, vaticina Jaime García, ingeniero de montes que coordina a 40 agricultores de la Serranía de Ronda (Málaga) en un proyecto para recuperar las variedades locales. Y de paso dinamizar la economía agraria y ganadera locales, tan dañadas por la crisis.

La biodiversidad agrícola se ha visto mermada en el último siglo de manera alarmante y los cultivos son cada vez más homogéneos. Porque existen bancos públicos de semillas de conservación, pero la riqueza que antaño atesoraba la tierra, se está perdiendo a pasos agigantados. “Si mantenemos las catedrales ¿Por qué no se defienden las semillas? No es un planteamiento catastrofista, es realismo”, censura García. El proyecto rondeño, pendiente de una subvención de 120.000 euros de Bruselas para materializarse, incluye agricultores, pero también apicultores y ganaderos, conectados gracias a la “alimentación de kilómetro cero”. Estas iniciativas buscan romper la dinámica de un mercado donde los agricultores son rehenes de corporaciones que les venden las semillas a precios disparados. Basta un solo ejemplo: el precio medio de un kilo de semillas de tomates (54.000 euros) supera al del oro.

Georgina Richmond es voluntaria del proyecto rondeño y seduce a los agricultores de las bondades del intercambio de semillas locales al margen del mercado. “El pero rondeño está casi perdido. Se trata de concienciar a los agricultores para intercambiar las semillas autóctonas”, ilustra.

La diferencia es en ocasiones abrumadora: melones de tipo coca, piel de sapo, amarillo y blanco de Tarifa. Son los tipos de melón que Paula López servirá en septiembre junto a su socio Joaquín Moral en su huerta sevillana Con los pies en la tierra, a pesar de contar con solo 7.000 metros cuadrados. Una treintena de consumidores urbanos reciben sus productos en una cesta de siete kilos y con seis productos al precio de diez euros.

Eduardo Gutiérrez optó por comprar la ecocesta cuando vio que recuperar los sabores de antaño no eran una quimera. “Por fin he vuelto a saborear un tomate como en mi niñez. Eso del precio alto en los productos ecológicos, cuando son de temporada, es un mito”, dice. El secreto, que no es tal, son las semillas tradicionales, escogidas con mimo. “El grueso de las semillas las sacamos de La Verde, donde estuve trabajando”, describe López, que subraya la apuesta de ubicarse a las afueras de Sevilla, en una zona con huertas en proceso de recalificación urbanística.

Desde hace 26 años, La Verde es un clásico entre las cooperativas andaluzas más inquietas. Sirven a unos 300 consumidores, comedores escolares públicos y cocineros preocupados por la calidad del género que sirven, y que acuden buscando productos como la zanahoria morada y el tomate roteño. Cada año, los seis socios reciben una decena de universitarios españoles y británicos que estudian la recuperación de las semillas que llevan a cabo.

A pesar de que movimientos como la Red Andaluza de Semillas funcionan desde 2003, las Administraciones se han limitado a subvencionar proyectos puntuales a través de los fondos sociales europeos o la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente. La Junta ha contemplado desde la barrera el rescate de las semillas tradicionales desde el ámbito rural aliado con el universitario (biólogos e ingenieros agrónomos preocupados por la degradación de los cultivos).

Mientras que los programas públicos de conservación de la ganadería llevan años de recorrido, las semillas han sido ignoradas. “El mundo de los cultivos hortícolas es muchísimo más extenso. Es un tema muy complejo que hemos retomado hace un año y a finales de este año presentaremos un documento recopilatorio con las ideas para un desarrollo normativo pendiente”, admite Judith Anda, directora general de Producción Agrícola y Ganadera de la Junta.

Para que las verduras se mantengan frescas durante más tiempo y la exportación sea una opción para muchos agricultores, estos se ven obligados a utilizar herbicidas y ciertas semillas que a su vez sobrevivan a los herbicidas. En definitiva, un bucle en el que la falta de rentabilidad les atrapa entre las semillas que les ofrecen las empresas y lo que el consumidor demanda. “Hay muchísima preocupación ante la pérdida de semillas que ya no se encuentran. Además, le hemos pedido a la Junta unas medidas porque las semillas transgénicas son una amenaza para la agricultura ecológica, una enseña de Andalucía”, señala José Manuel Benítez, de la asociación Coag. En Aragón, la inmensa mayoría de los agricultores que cultivaban maíz ecológico han tenido que abandonarlo porque sus cultivos se han contaminado de los cultivos transgénicos, recuerda Benítez.

Lee el resto de esta entrada