Archivo del sitio

La UE revisa el mercado de CO2 para que no sea tan barato contaminar

El mercado de CO2, la principal herramienta de la UE para combatir el cambio climático, vive en convulsión permanente. Bruselas entregó derechos gratuitos entre las empresas pero no contó con la crisis económica y la caída de la producción industrial. Lo que ha ocurrido es que hay tantos derechos repartidos que el precio de la tonelada de CO2 se ha hundido: ha llegado a seis euros cuando toda la política verde de los Veintisiete estaba diseñada con un precio de entre 20 y 50 euros. Ahora, en Bruselas se buscan fórmulas para intervenir el mercado y reflotar el precio para que no sea tan barato contaminar. Este martes, una comisión del Parlamento Europeo pidió retirar derechos de emisión del mercado y antes lo reclamó la Comisión. La simple votación —no vinculante— sirvió para elevar el 20% el precio hasta los ocho euros, aún muy lejos de lo que quiere el sector. Así de volátil es el mercado.

“Con la crisis y la mala planificación, el mercado de CO2 está en una encrucijada. O alguien toma medidas de choque o corre el riesgo de que el precio de la tonelada sea insignificante”, explica José Luis Blasco, socio de Cambio Climático de KPMG. La situación no es nueva. A final de 2007, la tonelada cotizó a céntimos de euros. Entonces se achacó a que el primer periodo (2005-2007) era como una prueba, se habían dado demasiados derechos y había que gastarlos porque caducaban a final de ese año.

La solución que encontró Bruselas para el periodo 2008-2012 fue que los derechos no caducaran, sino que se mantuvieran hasta 2020. Además, a partir de 2013, parte de los derechos se subastan. Así, las empresas tenían en teoría un incentivo para no vender todo.

La Unión Europea no tuvo en cuenta la crisis y el parón industrial al repartir derechos

Sin embargo, los derechos se entregaron teniendo en cuenta la producción entre 2005 y 2007 y contando que la economía mejoraría. Cementeras, azulejeras, ladrilleras, acerías, siderúrgicas (hasta 10.000 plantas en la UE, 1.056 de ellas en España) recibieron derechos justo antes de reducir drásticamente su producción.

Blasco explica que además de las dudas sobre la economía europea “hay un excedente de derechos que puede llegar a 2020”. Con cada caída del precio, los analistas han visto el suelo pero, cuando el pasado 14 la tonelada en la UE llegó a 6,3 euros, se vio que no había fondo. Iker Larrea, de Factorco2, un intermediario, señala: “Si no hay escasez de derechos el valor de contaminar es próximo a cero y pierde el sentido la apuesta por la economía verde. Si no sabes cuánto vale nadie invierte en reducir emisiones”.

Además del exceso de asignación ha habido proyectos inflados en países en desarrollo, que generaban más derechos de emisión de los que realmente reducían. El resultado es que tradicionalmente el precio del CO2 iba ligado al petróleo pero ya no. Ni el cierre nuclear alemán, que impulsó el uso de carbón y gas, animó el mercado. Y eso que suponía más emisiones y por tanto más demanda de CO2.

El desfase respecto al precio previsto ya se nota. Francisco Ramos, de Ecologistas en Acción, explica que la UE pretendía financiar una serie de plantas piloto de captura y almacenamiento de CO2 gracias a la subasta de derechos. “Pensaron que venderían a 25 euros. Si venden a seis no hay forma de hacer captura”, explica. Los proyectos de almacenamiento caen como moscas en la UE (Endesa retiró al menos de momento el suyo de Compostilla y no pidió financiación europea).

El sistema también acusa los proyectos inflados en países en desarrollo

El debate sobre cómo intervenir está abierto, pero Isaac Valero, portavoz de la Comisaría de Acción por el Clima, matiza: “Lógicamente, la Comisión quiere precios más altos, pero hay que entender que hemos creado un mercado libre, donde se compra y se vende”. Una opción para elevar el precio sería que Europa endureciese su objetivo de reducción de emisiones del 20% actual al 30% (como han pedido Reino Unido, Países Bajos, Francia, Alemania y Dinamarca). Sin embargo, esa opción es complicada, ya que los países del Este e Italia —puede que España con el PP— se oponen.

La otra opción que se abre paso es reducir drásticamente la cantidad de derechos a subastar. La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo pidió ayer “retirar una cantidad significativa de derechos para estabilizar el precio del carbono”. La moción salió adelante por 52 votos a favor, tres en contra y seis abstenciones. Otro texto que pedía dejar de subastar 1.400 millones de toneladas (más del triple de lo que emite España en un año) salió adelante por solo un voto, lo que le augura poco recorrido en la compleja negociación que aún queda por delante, ya que aún debe ir al pleno y luego aprobarlo los Estados. La resolución hizo que el precio ayer subiera un 20% y hoy puede haber otro repunte si la UE recibe el visto bueno para incluir a las aerolíneas en el comercio de emisiones. Aún así, seguiría lejos de lo previsto.

La moción se aprobó en la tramitación de la directiva de Eficiencia, una norma que impone severos controles al derroche de energía. Esto, paradójicamente, puede inundar el mercado con más derechos, ya que si las fábricas se ven obligadas por ley a invertir en mejoras tecnológicas, emitirán menos y venderán el resto.

Hay empresas que ya han dado la voz de alarma. Shell, Acciona, Alstom, Unilever, Barilla y Philips, entre otras, han pedido por carta a José Manuel Durao Barroso que retiren derechos del mercado porque con “los precios languideciendo entre 6 y 8 euros”, el mercado no estimula la reducción de emisiones.

Blasco apunta otras opciones: “Podrían introducir más sectores en el comercio de derechos de emisión, como quieren hacer con las aerolíneas, lo que elevaría la demanda. O comprar la propia UE derechos del mercado”. Lo que está claro es que el acuerdo de Durban no ayudó, porque demostró que al menos hasta 2020 no habrá acción conjunta internacional.

Crece la tensión en las aerolíneas

La intención de la UE de incluir en el comercio de emisiones a todos los aviones que aterricen o despeguen de suelo europeo ha elevado la tensión diplomática. La medida debe entrar en vigor el 1 de enero —si hoy, como parece previsible, lo ratifica el Tribunal de la UE después de que lo apoyara el abogado general. Ha levantado las iras de EE UU, China, India, Brasil, México… que plantean una dura batalla legal por considerar que Bruselas se inmiscuye en sus compañías. Europa ha hecho de la lucha contra el cambio climático una de sus señas internacionales y la Comisión afirma que no piensa dar marcha atrás.

Aerolíneas de EE UU y Canadá tienen pleitos en Reino Unido. Rechazan pagar por todo el CO2 emitido durante el trayecto y reclaman que solo cuente el gas producido al atravesar el espacio aéreo comunitario.

EE UU y China han anunciado medidas legales para impedir que sus aviones acaten la ley europea.

Bruselas replica que el sobrecoste para el pasajero en un vuelo París-Pekín sería de solo 1,5 euros y que la aviación es uno de los sectores en los que más crecen las emisiones.

 

Fuente  :  El Pais

 

Recuerda….

 

La Farsa del Calentamiento global

Bill Gates y Proyecto de Genocidio Mundial

Discurso de Bill Gates en TED 2010, donde menciona que la forma de detener el “calentamiento global” es eliminando o “llevando a cero” uno de los “elementos” de la formula, que casualmente es la “cantidad de personas”. Esto se llevaria a cabo, entre otras cosas, a traves de las vacunas.

CO2 = P x S x E x C

 

¿Por qué las vacunas no tienen buena imagen?

( Pues porque la Fundación Bill y Melinda Gates dicen que para eliminar el CO2 hay que reducir la población por medio de vacunas !!! su conducta Neomalthusianismo , acaso no es suficiente con eso ???? )


 

Noticia  : 

 

 

Más de 800.000 niños menores de cinco años mueren cada año, sobre todo en países en vías de desarollo, por culpa de la enfermedad neumocócica, para la que existe vacuna desde hace una década. Es sólo un ejemplo, entre muchos posibles, de cómo la extensión de las campañas de vacunación podría salvar numerosas vidas a nivel mundial.

Sin embargo, el rechazo social a las vacunas no sólo no ha mermado, sino que ha encontrado nuevos cauces de expresión a través de internet y las redes sociales, según lamentan los expertos. La Fundación Bill y Melinda Gates cifra en más de siete millones y medio los niños menores de cinco años cuyas vidas podrían salvarse hasta 2019 si la cobertura de vacunas se extendiera hasta un 90%.

Al mismo tiempo, se suceden alarmas, escándalos y retiradas de vacunas: las últimas, en marzo pasado, han sido las de la neumonía y meningitis en Japón, “pese a que no existen pruebas fiables que justifiquen la preocupación”, según comentan el pediatra E. Richard Moxon, de la Universidad de Oxford, y varios colegas en un número especial de la revista ‘The Lancet’, dedicado a los retos de la vacunación durante los próximos años.

Hay numerosos motivos por los que las vacunas no llegan a la población más necesitada, empezando por el coste económico. Pero varios especialistas también se refieren en la revista médica a la necesidad de comunicar abierta y transparentemente los riesgos y ventajas asociados a las vacunas. Otro caso reciente, de enero de 2011, fue el de una mujer en Tailandia que sufrió una interrupción del embarazo tras vacunarse de la gripe H1N1.

“Aunque los expertos trataron de convencer a las mujeres de que la vacuna era segura, las autoridades se vieron obligadas a suspender los programas de vacunación”, señalan Moxon y sus colegas, quienes también recuerdan la reciente alarma, en otoño de 2009, que desató la vacuna contra el cáncer de útero, después de que una joven de 14 años muriera en el Reino Unido.

“El vínculo entre la vacuna y su muerte se demostró incorrecto con rapidez, pero el periodismo sensacionalista provocó que se corriera el riesgo de alentar actitudes contra la seguridad de la vacuna”, señalan.

Suspicacia pública

En otro de los artículos que publica ‘The Lancet’, la epidemióloga Heidi J. Larson, de la Escuela de Londres de Medicina e Higiene Tropical, y otros autores argumentan que se ha producido una “brecha de confianza” entre el público y las vacunas. El problema, además, es que “mucha gente sana tiene que vacunarse para lograr un efecto protector hacia la salud pública”.

Larson y sus colegas demandan, por ello, que se estudie qué clase de dinámicas provocan que comunidades muy distintas -desde musulmanes nigerianos sumidos en la pobreza hasta internautas estadounidenses suspicaces contra las farmacéuticas- se muestren contrarias a las campañas de inmunización. Desde el punto de vista científico, argumentan, la presente década podría experimentar un importante avance en el desarrollo de nuevas vacunas. Pero será también necesario enfrentarse diversos problemas que impiden a muchas personas beneficiarse de los progresos.

“Las decisiones del público en relación a la aceptación de las vacunas no están dirigidas únicamente por evidencias científicas o económicas, sino también por una mezcla de factores psicológicos, socioculturales y políticos, todos los cuales necesitan ser comprendidos y tenidos en cuenta”, señalan. La misma semana en que la revista británica publica su especial se han conocido los resultados de una nueva encuesta en EEUU, en la cual se refleja también esta falta de confianza del público.

Investigadores de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU han llegado a la conclusión, tras encuestar a 376 hogares, de que es necesario redoblar esfuerzos para concienciar a los padres de la seguridad de las campañas de vacunación. “La buena noticia es que casi todos los padres llevan a sus hijos a vacunarse. Pero eso no significa necesariamente que todos los padres tengan un alto nivel de confianza en esas vacunas”, explican Allison Kennedy, de los CDC, y sus colegas en la revista ‘Health Affairs‘.

Según estos expertos, será necesario estudiar qué fuentes de información manejan los padres y cómo utilizan internet para obtener datos relativos a las vacunas. En esta preocupación por las nuevas tecnologías coinciden también la doctora Larsen y sus colegas: “Los actuales grupos antivacunación poseen nuevos niveles de alcance e influencia globales, aumentados por internet y las capacidades de las redes sociales”, sostienen en su artículo en ‘The Lancet’.

 

Fuente  :   El Mundo

 

Recuerda…

 

 

VacFun: Vacuna contra religiosos fundamentalistas

Una vacuna para adelgazar ( Que no te engañen… )

El Grupo Bilderberg quiere exterminar al 80 % de la población mundial

Mercurio, el dulce veneno de tu vacuna…

Vacunación: La Verdad Oculta

 

 

 

Llamamiento de Bill Gates : ‘La década de las vacunas salvará 10 millones de vidas’

Bill Gates durante su intervención ante la OMS.| Reuters | Denis BalibouseBill Gates durante su intervención ante la OMS.| Reuters | Denis Balibouse

El filántropo y padre de Microsoft, Bill Gates, ha aprovechado su intervención ante la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para pedir que se refuercen los programas de inmunización que podrían salvar 10 millones de vidas de aquí a 2020.

Gates ha pedido ante su auditorio que ésta se convierta en la ‘década de las vacunas’ y ha recordado que cinco o seis nuevas terapias podrían estar disponibles contra enfermedades infecciosas en los próximos 10 años. El tirón de orejas, también para la industria farmacéutica, a cuyas compañías les ha pedido que estas terapias estén disponibles a precios asequibles.

“Si los donantes son generosos, evitaremos cuatro millones de muertes de aquí a cinco años, y 10 millones antes de 2020”, ha señalado el cofundador de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Ante los 193 estados miembros de la Asamblea, que celebran estos días su reunión anual en Ginebra, Gates ha recordado que todos los países deberían tener unas tasas de cobertura de la inmunización de al menos el 90% contra enfermedades como la polio, la meningitis o la neumonía.

“Con su liderazgo podemos lograrlo”, les ha dicho, “puede que sea lo más difícil que hemos hecho nunca, pero también lo más importante”. Y ha concluido: “Las vacunas son baratas, son fáciles de administrar y está probado que pueden salvar a millones de niños”.

Fuente  :  El Mundo

Recuerda y que no te engañen…

Bill Gates y el Neomalthusianismo

Bienvenido a la Realidad 36 – El Plan del Nuevo Orden Mundial III

NWO – Gripe A – Eugenesia y Control Social – ¿Qué vas a hacer? ( Eugenics and Social Control )

Mercurio, el dulce veneno de tu vacuna…

La eugenesia del Nuevo Orden Mundial supera a la ciencia

Vacunación: La Verdad Oculta

Bill Gates y el Neomalthusianismo

NEOMALTHUSIANISMO:

Teoría antihumana de la población es la sostenida por los seguidores de Malthus , que procuran justificar la redoblada explotación de los trabajadores por los magnates del capital financiero y encontrar los medios de mantener las posiciones económicas del imperialismo en los países en desarrollo que se han liberado del colonialismo y han emprendido la vía del desenvolvimiento independiente, justifican las guerras imperialistas y propugnan el empleo del arma termonuclear con el fin de exterminar en masa a la población.

La doctrina de los malthusianos modernos tiene numerosos puntos de contacto con las teorías racistas sobre los pueblos de “valor pleno” y los de “valor incompleto”, sobre los hombres “caros” y los “baratos” sobre la supervivencia de los más fuertes. El neomalthusianismo contemporáneo, constituye una variante de la política del neocolonialismo .

Sus partidarios afirman que el desenvolvimiento económico independiente de los países poco desarrollados no conducirá a una mejora de la situación material de las amplias masas populares, pues el crecimiento de la población absorbe todas las acumulaciones en la economía y no deja reservas para el desarrollo. La industrialización de un país, a su juicio, absorberá recursos de la agricultura, con lo que empeorará la situación económica -ya de por sí grave-, pues en los países aludidos, la población es grande y la agricultura no proporciona excedentes.

Los neomalthusianos consideran que es imposible industrializar a los países poco desarrollados y que, por lo tanto, es inútil prestarles ayuda económica. Entienden que sólo es posible fomentar el progreso económico regulando el incremento de la población, y que los cuidados para mejorar los servicios médicos son contraproducentes. Sin embargo, la práctica de los países en desarrollo, liberados del yugo del imperialismo y empeñados en alcanzar su independencia económica con ayuda del sistema socialista mundial, refuta las teorías pseudocientíficas y antihumanas de los malthusianos modernos.

Éstos arguyen ya que la causa principal de la superpoblación no sólo reside en la desproporción entre el incremento de la población y la producción de medios de subsistencia, sino, además, en la discordancia entre el número de habitantes y los medios de producción disponibles -tierra y capital- en los países económicamente menos desarrollados. Los ideólogos del imperialismo exigen la adopción de medidas radicales y urgentes para disminuir la natalidad en los países de Asia, América Latina, y Oceanía. Algunos de los malthusianos actuales afirman que en los viejos países capitalistas de Europa Occidental, dado el insignificante incremento natural de la población y hasta su descenso, es necesario elevar la natalidad partiendo de consideraciones estratégicas y pensando en la lucha por el dominio de la raza blanca.

En cambio otros temerosos de que se produzcan profundas conmociones sociales ante la imposibilidad de proporcionar trabajo a enormes masas de obreros, sobre todo debido a la automatización de la producción, se manifiestan contra el aumento de la natalidad.