Archivo del sitio

Un mensaje de esperanza, contra el pensamiento positivo El nombre Iii

Retomemos el hilo. El camino del pensamiento positivo tiene que apartar del infame sendero del Nuevo Orden Mundial. Y el mensaje de esperanza no es otro que el cambio del ser humano desde su interior, convertirse en el creador de su propia realidad. Muy bonito, sí, pero seguimos. Ya hemos visto cómo el poder financiero puede generar las crisis que hunden en la miseria a la mayor parte de la población, pero hay mucho más …

Todo huele, y las guerras aún peor. La Historia oficial no te explica, por poner un caso, que la Alemania nazi no podría haber emprendido su brutal locura sin la financiación de bancos estadounidenses. Entre otros la UBC (Union Banking Company), uno de los directores ejecutivos era Prescott Bush, padre y abuelo de los presidentes, hasta pasada más de la mitad de la II Guerra Mundial, cuando sus soldados ya estaban muriendo en Europa. O que la IG Farben, el emporio industrial y de investigación tecnológica, uno de los pilares del III Reich, era casi una tercera parte propiedad de la Standard Oil Co. de los Rockefeller. Hasta uno de los componentes del combustible que utilizaban los motores de la Luftwaffe, la fuerza aérea alemana, sólo se fabricaba en las refinerías estadounidenses.

 

Pero lo hacen con todo. Llegan a todos los aspectos de tu vida. Por ejemplo, desde hacía meses se anunciaba en la red que “tenían” preparada una superbacterias para lanzar una nueva pandemia. Y sorprendentemente, aparece en Alemania la bacteria E-coli, en España conocida como la crisis del pepino (no por la vía rectal, sino por la verdura). Bacteria muy virulenta, al parecer según decían por ser un híbrido de varias (¿?). Pues bien, ¿Te parece lógico que ningún medio de comunicación “oficial” (las grandes cadenas y sus subordinados en cada país), haya informado que la misma sólo se pueda haber hecho inmune a ocho, 8, antibióticos por manipulación en laboratorio?

Son meras correas de transmisión de sus dueños. Su trabajo es crear miedo en la población, no investigar la verdad. Y embrutecidos. El de sus dueños, ofrecer la “solución”. Siempre repiten el mismo esquema, crear un problema, generar alarma, una reacción, y luego ofrecer la solución. Y claro, la solución es el primero que “fabrican”, es su objetivo. Lo utilizan en todos los campos, pueden ser hambrunas, cambios climáticos, desastres naturales, crisis financieras, guerras y lo que se te ocurra.

 

Un gobierno mundial (estructurado en la ONU, su monstruo preferido), un ejército mundial (el núcleo será la OTAN), y una justicia mundial (su embrión, la corte penal internacional). Ah, y el poder financiero no será necesario, ya lo tienen, pero el centralizar (Banco Mundial Central) y ya no tendrán que lidiar con legislaciones. Y a partir de ese momento nadie podrá salir del sendero. Ya ni siquiera tendrán que inventarse las guerras preventivas (que por cierto, como siempre pagamos entre todos), simplemente que no siga sus dictados será aplastado como estado terrorista.

Y los individuos mejor ni hablar. Ten en cuenta que ya están experimentando con los microchips, y desconfía de quien te diga que son paranoias. Aunque en ciertos aspectos están bastante avanzados. Desde hace más de medio siglo están intoxicando la población con el agua potable, por de medio de los fluorados. Hay suficientes estudios que indican que no tiene ningún sentido añadir flúor al agua. Y sí, en cambio, los efectos tóxicos que afectan especialmente al funcionamiento cerebral y que acumulándose, eso sí, muy lentamente en el organismo. El avance en la basura añadida a todo tipo de alimentos y medicamentos, medio ambiente, o el tenebroso mundo “secreto” de las vacunas, no son más que experimentación criminal con humanos.

 

Fuente  :    Pysnnoticias.com

 

 

Fulford: “Bush, el Papa, Kisinger y Rockefeller ordenaron el terremoto de Japón”

Amnistía Internacional pide un juicio para Bush tras admitir la práctica de torturas

Estados Unidos debe procesar al ex presidente George W. Bush por tortura si es verdadera su afirmación en las memorias ‘Decision Points’ respecto a que autorizó el uso del ahogamiento simulado. Es la opinión de la organización de derechos humanos Amnistía Internacional.

En su memorias, Bush defiende su determinación de autorizar el “waterboarding”, una forma de ahogamiento simulado condenado por algunos que lo califican de tortura.

El ex presidente de EEUU dijo que la práctica se limitó a tres militantes de Al Qaeda detenidos y que fue llevada a cabo para obtener información con el propósito de evitar ataques terroristas y salvar vidas.

A través de un comunicado, el director adjunto de Amnistía Internacional, Claudio Cordone, dijo que “según el derecho internacional, cualquiera que esté involucrado en actos de tortura debe ser llevado ante la justicia, y que eso no excluye a George W. Bush”.

“Estados Unidos tiene la obligación de juzgarlo”, si no se diese tal investigación otros Estados “deben intervenir y llevar a cabo tal investigación”, agregó.

Práctica prohibida

El ahogamiento simulado fue prohibido por el sucesor de Bush, el presidente Barack Obama, poco después de asumir el cargo en 2009. Los interrogadores están ahora obligados a seguir las directrices de interrogatorio establecidas en Estados Unidos por el Manual de Batalla del Ejército, que excluye tal práctica.

Bush escribió que el ahogamiento simulado fue practicado por primera vez a Abu Zubaydah, un miembro de Al Qaeda detenido en Pakistán en el 2002 que era sospechoso de estar involucrado en un complot para atacar el aeropuerto internacional de Los Ángeles.

Cuando Abu Zubaydah dejó de contestar las preguntas formuladas por el FBI, el director de la CIA, George Tenet, dijo a Bush que pensaba que el detenido tenía más información que ofrecer.

“No hay dudas de que el procedimiento (ahogamiento simulado) era duro, pero expertos médicos tranquilizaron a la CIA diciéndole que no causaba un daño duradero”, escribe el ex presidente en sus polémicas memorias.

Fuente  :  El Mundo

George W. Bush – Ojos de reptil

Imperio reciclado: Porqué Obama hace lo mismo que Bush

Como lo fue Clinton, como lo fue Bush, Barack Obama, más allá de sus discursos “progresistas”, es sólo la pieza ejecutora de intereses estratégicos metidos en un tablero global (el poder imperial USA ) que excede las voluntades personales de los eventuales gerentes de turno en la Casa Blanca.

Por Manuel Freytas

A) El antes y el después

Claramente, y como ya lo reconocen los propios analistas del sistema, Obama  tuvo un antes (las promesas en el discurso electoral) y un después (la ejecución práctica de las políticas del Estado imperial USA). En el antes, acompañado de una prolija plataforma publicitaria desarrollada a nivel masivo y planetario, Obama impuso un discurso mediático destinado a hacer creer a las mayorías mundiales que la primera potencia capitalista, empantanada en Irak y Afganistán, con su sistema financiero pulverizado por la crisis y por una recesión económica de efectos imprevisibles, se podía recrear así misma generando nuevas expectativas y cambios estratégicos de política (imperial) a nivel mundial.

Los estrategas publicitarios de Obama diseñaron su imagen y su “futura gestión” como si fuera la contracara de Bush: La politica de Estado ya no sería construida sobre la base de la doctrina militar unilateralista (las invasiones preventivas de Bush), sino sobre los ejes de la democracia multilateralista y la negociación diplomática (la negociación diplomática en sustitución de la acción armada).

La tesis discursiva deslumbró, a tal punto, que algunos analistas llegaron a especular con un Estado imperial norteamericano convertido en un “hermano mayor justo y solidario” de todas las naciones del mundo. Así como Lincoln abolió la esclavitud, a Obama (en el discurso) le estaba reservado el rol de abolir el Estado Imperial capitalista y reconvertirlo en un Estado capitalista “humanizado” y solidario.

En el después, tras su asunción el 20 de enero de 2009, el discurso (como en el cuento de la Cenicienta) desapareció y dejó lugar a la realidad (que siempre había estado en el mismo lugar).

Los mismos  que (por “izquierda” y por “derecha”) vendieron a Obama como la contracara de Bush, hoy coinciden en el dictamen: Obama es lo mismo que Bush.

¿Y porqué Obama es lo mismo que Bush? Obviamente, porque hace lo mismo que Bush: Defiende y aplica la “guerra contraterrorista” en todos su niveles, mantiene las ocupaciones armadas en Irak y Afganistán, se prepara para nuevas acciones militares imperiales contra el “eje del mal” en Medio Oriente, Asia y África, y aplica las recetas ortodoxas del capitalismo depredador a nivel planetario y dentro de las fronteras de EEUU.

¿Quién cambió? ¿Obama, o los que edificaron el mito mediático de Obama más allá de la realidad del Imperio?

La realidad puso las cosas en su lugar, y para entender qué empezó con Obama, primero hay que entender qué empezó con Bush.

B) Que empezó con Bush

Para entender lo que siguió (Obama) a la era de Bush, hay que entender primero qué fue lo que empezó con la era de Bush en materia de política estratégica del Estado imperial USA.

La administración Bush, tras el 11-S, no solamente instaló un nuevo sistema de control político y social por medio de la manipulación mediática con el “terrorismo”, sino que además inauguró un “nuevo orden internacional” (sustitutivo de la “guerra fría” con la ex URSS) basado en la “guerra contraterrorista” que sirvió de justificación a las nuevas estrategias expansionistas del Imperio norteamericano y de las trasnacionales capitalistas.

En términos geopolíticos y militar-estratégicos, con la utilización de la leyenda mediática de Bin Laden y el peligro del “terrorismo internacional”, a partir del 11-S el Imperio norteamericano (potencia locomotora unipolar del planeta desde la caída de la URSS) sustituía aspectos claves de su supervivencia como Estado imperial.

En un planeta sin guerras inter-capitalistas, ya casi sin conflictos armados (al margen de Irak, Afganistán y Medio Oriente), la leyenda de Bin Laden y el “terrorismo internacional” sirvió (y sirve) para alimentar y justificar las estrategias expansionistas del Imperio norteamericano, para crear nuevos y potenciales mercados a la trasnacionales capitalistas de EEUU y Europa, y para mantener en funcionamiento a los complejos militares industriales que han encontrado en la “guerra contraterrorista” su nueva tajada ganancial en el  negocio armamentista.

Lee el resto de esta entrada

Los crímenes de Bush y Obama

Según el juez Andrew Paolo Napolitano, autor del libro “Las Mentiras que te Dijo el Gobierno: Mitos, Poder y Decepción en la Historia de EEUU.” (Lies the Government Told You: Myth, Power and Deception in American History) y comentarista de la cadena de television Fox News, Dick Cheney y George Bush deberían haber sido procesados por su conducta en lo que respecta a Guantánamo.

Napolitano dijo en el programa After Words, de la cadena televisiva C-SPAN2, en una entrevista a Ralph Nader, ex-candidato presidencial, que el Presidente Bush suspendió el Habeas Corpus, lo que es anticonstitucional.

“El Habeas Corpus no puede ser suspendido por el presidente nunca,” dijo Napolitano, “solo puede hacerlo el Congreso en caso de una rebelión, una rebelión de tal magnitud que los jueces no pueden entrar en los juzgados. Eso no ha ocurrido en la historia de EEUU. Lo que hizo el presidente Bush con la suspensión de Habeas Corpus, con el concepto de Guantánamo Bay, y con la idea que podría evitar leyes federales, tratados, jueces federales y la constitución es descaradamente inconstitucional, y en algunos casos criminal”.

Nader: ¿Qué tenía que haber ocurrido?

Napolitano: “Deberían haber sido procesados, absolutamente, por torturar, por espiar, por arrestar sin orden judicial. Me gustaría decir que también por mentir, pero lo creas o no, mentir no es un crimen, a no ser que sea bajo juramento”.

Napolitano cuenta que en su nuevo libro, el quinto que escribe sobre la Constitución, la evidencia es abrumadora “que George W. Bush como Presidente y Dick Cheney como Vice Presidente participaron en conspiraciones criminales con el fin de violar la ley federal y los derechos civiles garantizados de cientos, sino miles, de seres humanos”.

Lee el resto de esta entrada