Archivo del sitio

¿Pagaría 25 céntimos más por cada envase (aunque después le devuelvan el dinero)?

El Congreso de los Diputados está apunto de aprobar la nueva Ley de Residuos. Una de las principales novedades de la norma es la posibilidad de que se pueda poner en marcha un sistema de depósito de envases, como el que funcionaba con las botellas retornables en los años 80: se paga una fianza al comprar un envase y el establecimiento devuelve el dinero cuando se le entrega vacío. Eso sí para poder hacerlo se tendría que demostrar la viabilidad económica del sistema.

“Es un instrumento que debe estar en la ley y sería impresentable que el texto no hiciera mención alguna de este sistema como opción vigente y posible, aunque esto no signifique que vaya a ser implantado”, aseguró el director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Jesús Huertas, en su intervención en un encuentro con representantes de distintos Sistemas Integrados de Gestión (SIG), como Ecoembes, Ecovidrio, así como con el representante de la asociación Retorna y con portavoces de organizaciones de consumidores, organizado por la Asociación de Periodistas Ambientales (APIA), que ha realizado un resumen del encuentro para los periodistas.

 

Botellas de vidrio. | S. GonzálezBotellas de vidrio. | S. González

 

Tras su reciente aprobación en el Senado, el representante del Ministerio confía en que la nueva ley estará aprobada por el Congreso de los Diputados antes de agosto. Según él mismo, los objetivos son la prevención e invertir la tendencia actual de aumento en la generación de residuos y, además, evitar que un porcentaje todavía elevado de residuos vaya a vertedero.

La aprobación de la ley no quiere decir que se vaya a poner en marcha de forma inmediata el sistema de depósito de envases. Sin embargo, que el texto contemple la posibilidad de instaurarlo (en caso de que se demuestre la “viabilidad técnica, ambiental y económica para España”) ya ha generado un encendido debate entre consumidores, comerciantes, administraciones y gestores de residuos.

¿Está usted dispuesto a pagar 25 céntimos de euro (que luego le devolverán) por cada botella o lata para garantizar su reciclado?

En España, cada año se generan 556 kilogramos de residuos domésticos por habitante, frente a la media europea de 508. En materia de reciclado, España recicla una media de 86 kilogramos por habitante y año, mientras que la media de la UE es de 119 kilogramos.

El sector de los residuos no es transparente

En total, España genera cada año 400 millones de toneladas de residuos, incluyendo los ganaderos, industriales y mineros. De ellos, el 6% corresponde a residuos sólidos urbanos, es decir, unas 24 millones de toneladas. Y de esos 24 millones de toneladas, 19 corresponden a residuos orgánicos y 5 millones a envases domésticos e industriales. En 2010 se reciclaron 1,2 millones de toneladas de residuos, el 65,9% del total, dos de cada tres envases se reciclan en España, según Ecoembes.

Sin embargo, el director de la asociación Retorna y ex director de la Agencia Europea de Medio Ambiente, Domingo Jiménez Beltrán, cree que las cifras no se ajustan a la realidad. “El sector de los residuos es uno de los menos transparentes; en la basura casi lo más limpio es la basura”, aseguró durante el encuentro con APIA. Las organizaciones ecologistas acaban de presentar una queja ante el comisario de la Unión Europea (UE) de Medio Ambiente para que investigue las “graves irregularidades” que existen en los datos que presenta España relativos al reciclaje de envases. En términos globales, los ecologistas estiman que el porcentaje de vidrio reciclado es del 53% frente al 60% oficial, el de plástico un 19,6% frente al 26%, el de papel y cartón un 52% frente al 73,7%, y el de metales un 48% frente al 67%, entre otros.

No obstante, el presidente de Retorna si se muestra muy favorable al sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR), que se propuso desde la organización que él preside. “Supone un cambio en la política de residuos, ya que si al residuo se le da un valor, el poseedor deja de abandonarlo y lo considerará un recurso“. En cambio, el presidente de la Unión de Consumidores de España (UCE), José Ángel Oliván, ha criticado que los consumidores no están bien informados por ninguno de los dos sistemas y que el SDDR supondría un canon ecológico de 25 céntimos por envase, que castiga de antemano y sólo se devuelve “si el ciudadano se porta bien”.

Domingo Jiménez Beltrán asegura que con este sistema “se puede llegar al objetivo de residuo cero”. Este sistema ya funciona desde hace años en otros países como Dinamarca, pero, según Jiménez Beltrán, para su implantación en España hace falta un cambio de postura y mentalidad. “Hablamos de un cambio radical en la recogida de basuras que podría aumentar en 600.000 toneladas más la cantidad que se recoge en la actualidad y llevar la tasa de reciclado del 15% al 80%”.

 

Fuente  :  El Mundo