Archivo del sitio

La nave espacial Cassini halla objetos perforando un anillo de Saturno

Científicos que trabajan con imágenes de la nave espacial Cassini de la NASA han descubierto extraños objetos de unos 800 metros de diámetro perforando uno de los anillos de Saturno y dejando rastros brillantes detrás de ellos. Los resultados serán presentados en la reunión de la Unión Europea de Geociencias en Viena, Austria.

El fenómeno se produce en el exterior de uno de los anillos principales de Saturno, llamado el anillo F, que tiene una circunferencia de 881.000 kilómetros. Los científicos han llamando a estos objetos ‘minijets’ (minichorros) y, estudiando 20.000 imágenes de esta zona, encontraron 500 ejemplos de este fenómeno a lo largo de los 7 años de permanencia de Cassini en torno a Saturno.

“Más allá de mostrarnos la extraña belleza del anillo F, los estudios de la Cassini nos ayudan a comprender la actividad que se produce cuando los sistemas solares evolucionan a partir de discos de polvo que son similares, pero, obviamente, mucho más grandes que el disco que vemos alrededor de Saturno , “dijo Linda Spilker, científica del proyecto Cassini en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) en Pasadena, California.

 

 

Los astrónomos han sabido de objetos relativamente grandes que pueden crear canales, ondas y bolas de material helado en el anillo F. Sin embargo, no saben qué pasa con estas bolas después de haber sido creadas. Algunas son destruidas por las colisiones y las fuerzas de marea en su órbita alrededor de Saturno. Ahora los científicos tienen pruebas de que algunas de las más pequeñas sobrevivieron, y sus órbitas diferentes significan que van moviéndose a través del anillo F por su cuenta.

“Creo que el anillo F es el más raro de anillos de Saturno, y este último resultado de la Cassini va a mostrar cómo el anillo F es aún más dinámico de lo que pensábamos”, dijo Carl Murray, miembro del equipo de imágenes de Cassini con sede en la Universidad Queen Mary de Londres, Reino Unido. “Estos resultados nos muestran que la región del anillo F es como un zoo animado de objetos que oscilan de un tamaño de 0,8 kilómetros a lunas como Prometeo, de 160 kilómetros”.

Estos pequeños objetos parecen chocar con el anillo F a velocidades de alrededor de 2 metros por segundo. Las colisiones arrastran partículas de hielo brillantes fuera del anillo F, dejando un rastro de 40 a 180 kilómetros de largo.

En algunos casos, los objetos viajaron en paquetes, creando unos exóticos minichorros en forma de púas de un arpón. Otras nuevas imágenes muestran vistas magníficas del anillo F completo y los remolinos de los diferentes tipos de objetos que se mueven a través y alrededor del mismo.

Los anillos de Saturno están compuestos principalmente por hielo de agua. Los trozos de hielo que forman los anillos principale se encuentran a 140.000 kilómetros del centro de Saturno. Los científicos creen que el grosor de los anillos, en promedio, es de aproximadamente 10 metros.

 

Fuente  :     Eleconomista

 

 

La Cassini encuentra un volcán de hielo en Titán

Semejante al Etna, aunque expulsa hielo en vez de lava, su presencia aumenta la posibilidad de que exista vida en esta luna de Saturno

 

Pulse para ver el video

 

NASA-Universidad de arizona

Se llama Sotra, tiene un km. de altura, un cráter de 1.600 metros de profundidad y se encuentra en Titán, la mayor de las lunas de Saturno. Según sus descubridores, podría ser el primer criovolcán, o volcán de hielo, observado de cerca por el hombre. El espectacular anuncio acaba de realizarse en el transcurso de la reunión de la Unión Geofísica Americana, que se celebra en San Francisco.

Sotra es el mayor de una cadena de tres posibles “criovolcanes” fotografiados por la sonda Cassini, la nave de la NASA que lleva desde 2004 estudiando Saturno y su complejo sitema de satélites. Se encuentra en una zona rodeada por enormes dunas arenosas y los investigadores que lo han descubierto creen que en el pasado podría haber expulsado grandes cantidades de hielo fundido y otros elementos desde las profundidades hasta la superficie de Titán.

A diferencia de los observados en otros satélites, los criovolcanes de Titán tienen una estructura muy similar a la de sus “parientes” terrestres. Con la diferencia de que, en lugar de lava y roca fundida, escupen hielo a través de sus cráteres. La existencia de esta clase de volcanes podría ayudar a resolver algunos de los misterios sobre el ciclo de carbono en esta enigmática luna de Saturno, además de incrementar las posibilidades de que en ella pueda existir alguna forma de vida.

Un mundo activo

“Por fin tenemos alguna prueba de que Titán es un mundo activo”, asegura el geofísico Randolph Kirk, coautor del estudio. En efecto, los datos topográficos y de la composición del terreno han permitido a los científicos elaborar el mejor ejemplo que tenemos en el Sistema Solar de un volcán de estructura parecida a los de la Tierra, pero que expulsa hielo durante sus periodos de actividad.

“Cuando analizamos nuestro nuevo mapa en 3D de la región de Sotra Facula de Titán -afirma Kirk- quedamos sorprendidos por su semejanza a volcanes como el Etna en Italia, el Laki en Islandia e incluso algunos conos volcánicos menores cerca de mi ciudad natal, Falstaff (Arizona)”. Las imágenes de la Cassini revelan, en efecto, tres grandes estructuras cónicas, con huellas de materiales fluyendo de su interior. Las alturas están comprendidas entre los 1.000 y los 1.500 metros.

Durante años, los científicos han debatido la cuestión de la posible existencia de criovolcanes en las lunas heladas del Sistema Solar exterior. Y, en su caso, sobre qué características deberían tener. Confirmar su existencia supone asumir que existe una actividad geológica interna, capaz de calentar lo suficiente el medio como para fundir una parte del interior del satélite y lanzar hielo líquido u otros materiales hasta la superficie. En los criovolcanes, el agua juega el papel de la lava de los volcanes terrestres y el hielo, el de las rocas.

Más raros en Encélado

Algunos criovolcanes se parecen muy poco a los que hay en nuestro planeta, como los detectados en Encélado (otra de las lunas de Saturno), donde tienen forma de largas fisuras que expulsan chorros de agua y partículas de hielo que dejan escasas huellas en la superficie. Pero el caso de Sotra y de sus dos compañeros es diferente. Todos ellos se elevan cientos de metros sobre el terreno, tienen cráteres profundos y muestran evidencias de antiguas coladas.

Se trata, hasta ahora, de la mejor evidencia de toda la topografía volcánica existente para cualquier otro satélite helado. Y si bien es cierto que el origen de esas elevaciones podría también ser tectónica, la interpretación de que se trata de criovolcanes resulta mucho más consistente para los investigadores.

La confirmación de la existencia de volcanes de hielo, además, podría ayudar a explicar algunos de los enigmas de la composición atmosférica de Titán, rica en nitrógeno y con cantidades sustanciales de metano, un elemento que los rayos solares destruyen en poco tiempo.

Lee el resto de esta entrada

Titán se arruga como una pasa

Imagen del radar de 'Cassini' en el que se ven cadenas montañosas en Titán. |NASA

Los científicos de la NASA han comprobado que la superficie de Titán, la luna de Saturno, se está ondulando y la mejor explicación para este fenómeno es que Titán se encoge a medida que se enfría, arrugándose como si fuera una pasa.

Los expertos utilizaron un modelo nuevo que utiliza los datos del radar obtenidos por el satélite ‘Cassini’ de la agencia espacial americana y detectaron que hay densidades diferentes en las capas exteriores de esta luna que pueden explicar un comportamiento superficial inusual.

Titán se está enfriando lentamente a medida que lanza al exterior el calor que tuvo en el momento de su formación y, a la vez, los isótopos radiactivos de su interior están disminuyendo. Cuando esto ocurre, grandes zonas de sus océanos subterráneos se congelan, por lo que se pliega su espesa corteza de hielo, provocando un encogimiento, según concluyen los científicos en un artículo en la revista ‘Journal of Geophysical Research’.

“Titán es el único cuerpo helado que conocemos del Sistema Solar que se comporta de este modo”, asegura Giuseppe Mitri, primer firmante de la investigación, que trabaja en el Instituto de Tecnología de California, en Pasadena. Según Mitri, este proceso ayuda a entender cómo se formó el Sistema Solar. “Un ejemplo lo tenemos también en la Tierra, donde el arrugamiento de la capa exterior de la superficie, la litosfera, creó las montañas de Zagros, en Irán”, comenta Mitri.

En Titan, los picos más altos tienen 2.000 metros de altura, como las montañas Apalaches. Las primeras imágenes de sus montañas llegaron en 2005 y desde entonces ‘Cassini’ ha localizado varias cordilleras cerca de su ecuador, en general orientadas de oeste a este. Todo ello sugiera que tuvieron un origen común.

Lee el resto de esta entrada