Archivo del sitio

Una atmósfera artificial del CERN pone en duda la teoría del calentamiento global

La ciencia ya ha hablado, aseguran Al Gore y los suyos. Pero un estudio publicado enNature hace temblar la ortodoxia.

 

El científico danés Henrik Svensmark publicó en 2007 junto a Nigel Calder un libro en el que elaboraba su teoría sobre el mecanismo mediante el cual el Sol habría sido el principal responsable del calentamiento observado durante los últimos años, y no el dióxido de carbono emitido por las actividades humanas, según afirma la teoría ortodoxa. Habían pasado más de diez años desde que la expusiera por primera vez en 1996 junto a su colega Friis-Christensen. Fue rápidamente condenada por elestablishment climático. La razón era clara: si los daneses estaban en lo cierto, toda la industria del calentamiento y sus lobbys asociados podría derrumbarse.

Lo que afirma Svensmark es que los rayos cósmicos son los que provocan la formación de nubes. Así, una mayor o menor incidencia de estas partículas subatómicas rey afectarían por tanto a la nubosidad, que es una de los principales moduladores de la temperatura de la Tierra. “Durante los últimos cien años, los rayos cósmicos se han ido reduciendo debido a una inusualmente vigorosa actividad solar. Menos rayos cósmicos implican menos nubes, y un planeta más caliente“, asegura. La razón de que lleguen más o menos rayos a la Tierra estaría en la actividad solar. De modo que para el físico danés sería aun de forma indirecta el Sol, y no el CO2, la principal causa del calentamiento producido durante la segunda mitad del siglo XX.

Sin embargo, aunque recibiendo una atención ínfima en comparación con la teoría oficial, y muy poco apoyo por los mismos que rocían de millones a los centros de los climatólogos que estudian la teoría correcta, la duda siempre ha estado ahí. El físico Nigel Calder, uno de los asistentes a la conferencia de 1996, explicó la teoría en otros foros, en uno de los cuales interesó a otro físico que trabajaba en el CERN, Jasper Kilby.

Kilby cometió un error: subestimar los intereses creados en la comunidad científica en torno a la teoría oficial del calentamiento global. De modo que explicó en 1998 a la prensa científica, según afirmaLawrence Solomon en el National Post, que la teoría de los rayos cósmicos podría explicar de la mitad a la totalidad del calentamiento del último siglo. Tras estas declaraciones le llevó una década lograr que la burocracia del CERN aprobara el experimento con el que comprobar la teoría de Svensmark, quien llevó a cabo sus propias pruebas, de menor escala, que parecían confirmar su hipótesis, y las publicó en 2007.

Lo que Kilby ha construido para el proyecto CLOUD es una cámara que alberga aire puro y una selección de otros gases presentes en la atmósfera enchufada a un sincrotrón de protones del CERN que es el responsable de bombardear esa simulación de nuestra atmósfera con partículas subatómicas para ver qué sucede. Y lo que sucede es que se forman los aerosoles a partir de los cuales nacen las nubessegún explica a Physics World.

Sin embargo, el estudio no ha tenido demasiado eco. Entre otras cosas porque los jefes de Kilby no parecían tener mucho interés en que así fuera. En una entrevista al Die Welt, el director general del CERN, Rolf-Dieter Heuer, pidió al equipo responsable de CLOUD que “no interpretara los resultados”dado lo politizado de su campo de trabajo, y que dejaran claro que “la radiación cósmica es sólo uno de los muchos parámetros” implicados. Como explica el físico checo Luboš Motl en su blog, concluir eso ya es interpretar los resultados. Pero es hacerlo, naturalmente, en la dirección que más le interesa al establishment climático. Para variar.

En cualquier caso, las palabras de Heuer sí ayudan a explicar que este experimento por sí solo no demuestra la teoría de Svensmark, aunque le dé un gran espaldarazo. Entre otras cosas, aún queda por averiguar en qué grado es importante el papel de los rayos cósmicos en la subida de las temperaturas. Pero lo tiene.

 

Fuente  :    Libertaddigital.com

 

Recuerda…

 

 

 

 

 

– “Buscando un nuevo enemigo fente al que recobrar la unidad de acción, se nos ocurrió la idea de que la polución, la amenaza del calentamiento global, el déficit de agua potable, el hambre y cosas así  cumplirían muy bien esa labor”.
(Club de Roma)

– “No importa lo que es verdad. Sólo cuenta lo que la gente cree que es la verdad”.
(Paul Watson, cofundador de Greenpeace)

– “Tenemos que conducir este asunto del calentamiento global. Aún si la teoría del calentamiento global está equivocada, Estaremos haciendo lo correcto en términos de Política económica yambiental.”
(Timothy Wirth, Ex Subsecretario de Estado de EEUU Actual Presidente de la UN Foundation)

– “La única manera de conseguir que la sociedad cambie de verdad es asustar a la gente con la posibilidad de una catástrofe.”
(Daniel Botkin, Profesor emérito)

– “Se require un Nuevo Orden Mundial para manejar la crisis del Cambio climático.”
(Gordon Brown, Primer Ministro Británico)

 

 

 

 

La put@ historia del mundo-LO QUE NO SE VE,DEL OJO QUE TODO LO VE

 

Nuevo impuesto de matriculación por CO2

ONU quiere imponer un impuesto al CO2

El Impuesto CO2 : el Sueño de los Banqueros Sionistas

Fraude mundial Copenhague impuesto CO2

Si emites CO2, a pasar por caja

ClimateGate « Misterios de la Astrofísica

El Climate Gate: Falso Calentamiento Global al descubierto

 

 

 

 

Australia fija un impuesto de 17,3 euros por tonelada de emisión de CO2

La primera ministra de Australia, Julia Gillard, ha anunciado un impuesto de 23 dólares locales (24,7 dólares estadounidenses ó 17,3 euros) por emisión de una tonelada de dióxido de carbono a partir del 1 de julio de 2012.

Unas 500 empresas, consideradas las mayores contaminadoras de Australia, tendrán que hacer frente a este impuesto propuesto por el Ejecutivo, que ya consiguió los votos necesarios para que sea próximamente aprobado por el Parlamento australiano.

“Como nación necesitamos poner un precio al carbono y crear un futuro con energías limpias“, dijo Gillard en una rueda de prensa en Camberra.

Con esta medida se pretende “reducir en 160 millones de toneladas la emisión de gases contaminantes para el año 2020″.

“Esto equivale a sacar unos 45 millones de coches de las carreteras“, apuntó Gillard.

El impuesto se incrementará en un 2,5% en términos reales hasta julio de 2015, cuando entre en vigor en Australia un esquema de intercambio de emisiones en el que el mercado regulará los precios.

El impuesto no afectará al combustible destinado para el consumo personal o las pequeñas empresas, pero el transporte pesado que emplea diesel pagará el precio de las emisiones de dióxido de carbono a partir de 2014, transcurrida una moratoria de dos años.

El Gobierno gastará unos 9.200 millones de dólares locales (6.938 millones de euros) en los próximos tres años provenientes de los fondos de este impuesto para generar “incentivos económicos para los mayores contaminantes para reducir las emisiones de los gases de efectos invernadero”, acotó Gillard.

La primera ministra explicó que parte del dinero proveniente del impuesto a las emisiones de dióxido de carbono se destinará a la creación de empleo y a promover las inversiones en energías limpias, así como en programas que contribuirán a mitigar el cambio climático.

Gillard también anunció en la rueda a la que comparecieron el Tesorero de Australia, Wayne Swan, y el ministro de Cambio Climático, Greg Combet una serie de aumentos a los pagos de las ayudas sociales y recortes en los impuestos para las familias australianas con ingresos menores a los 80.000 dólares anuales (85.952 dólares estadounidenses ó 60.338 euros).

El líder del Partido Verde, Bob Brown, dijo que el impuesto es el resultado a “una negociación extraordinaria entre el ministro de Cambio Climático y el equipo gubernamental”.

Por su parte, el líder de la oposición, Tony Abbott, señaló que mientras que Australia intenta reducir en un 5% sus emisiones de gases contaminantes para 2020, respecto a los niveles de 2000, China e India aumentarán sus emisiones en 500 y 350%, respectivamente.

Por eso Abbott pidió a que se ponga la situación de las contaminaciones en “un contexto internacional apropiado” e insistió en el impacto que tendrá el impuesto en el bolsillo de los australianos y en la pérdida de puestos de trabajos.

 

Fuente  :  El Mundo

 

Recuerda…

 

Internet contamina ( ¿¿¿???? ) ( Que no te engañen…)

Bill Gates dice que para eliminar el CO2 hay que reducir la población ( GENOCIDIO CONTROLADO )

Cambio Climático… la mirada esta en el Este  [.. Solo a partir de un nuevo orden mundial, que tenga como primera premisa la defensa del ambiente, lograremos la salida para frenar los efectos que producen el cambio climático en el planeta. Hasta ahora, las cumbres climáticas, se han desarrollado guiadas por los intereses de los países contaminantes ..]

– “Buscando un nuevo enemigo fente al que recobrar la unidad de acción, se nos ocurrió la idea de que la polución, la amenaza del calentamiento global, el déficit de agua potable, el hambre y cosas así  cumplirían muy bien esa labor”.
(Club de Roma)

– “No importa lo que es verdad. Sólo cuenta lo que la gente cree que es la verdad”.
(Paul Watson, cofundador de Greenpeace)

– “Mis tres metas fundamentales serían reducir la población mundial a unos 100 millones de habitantes, destruir el tejido industrial y procurar  que la vida salvaje, con todas sus especies, se recobra en todo el mundo”.
(Dave Foreman, cofundador de Earth First!)

– “La extinción de la especie humana no sólo es inevitable, es una buena cosa”.
(Christopher Manes, Earth First!)

–  “Necesitamos un amplio apoyo para estimular la fantasía del público… Para ello debemos ofrecer escenarios horroríficos, realizar declaraciones dramáticas y simples y no permitir demasiadas dudas … Cada uno de nosotros debe decidir dónde está el balance entre efectividad y honestidad”.
(Stephen Schneider, Stanford Profesor of Climatología, autor de muchos de los informes IPCC.)

– “Tenemos que conducir este asunto del calentamiento global. Aún si la teoría del calentamiento global está equivocada, Estaremos haciendo lo correcto en términos de Política económica y ambiental.”
(Timothy Wirth, Ex Subsecretario de Estado de EEUU Actual Presidente de la UN Foundation)

– “La única manera de conseguir que la sociedad cambie de verdad es asustar a la gente con la posibilidad de una catástrofe.”
(Daniel Botkin, Profesor emérito)

– “Necesitamos un nuevo paradigma de desarrollo en donde el ambiente será la prioridad… El mundo civilizado tal como lo conocemos terminará pronto… Tenemos muy poco tiempo y debemos actuar… Si podemos enfrentar el problema ambiental, tendrá que ser hecho dentro del nuevo sistema, un nuevo paradigma.Tenemos que cambiar nuestro pensamiento,la manera en que la humanidad ve al mundo.”
(Mikhail Gorbachev,Foro Estado del Mundo)

– “Se require un Nuevo Orden Mundial para manejar la crisis del Cambio climático.”
(Gordon Brown, Primer Ministro Británico)

Los océanos se enfrentan a una amenaza de muerte, según científicos de todo el mundo ( Que no te engañen… )

¿Dónde metemos a 7.000 millones? ( Que no te engañen… )

La ‘economía verde’, el único camino

Inundaciones por nuestra culpa

Piden el «céntimo forestal» para preservar nuestros bosques

DE MENTIRAS Y VERDADES

 

¿Dónde metemos a 7.000 millones? ( Que no te engañen… )

El frenético aumento de la población plantea dudas sobre la viabilidad del planeta – Las ciudades son el destino elegido, pero requieren fórmulas que garanticen su sostenibilidad

 

Cualquier niño que nazca en aproximadamente cuatro meses puede convertirse en el habitante 7.000 millones de la Tierra, pero todo apunta a que ese hipotético bebé nacerá más bien en India, donde al año se producen 27 millones de alumbramientos. En poco más de un siglo la población de la Tierra se ha multiplicado por cuatro y seguirá creciendo de forma vertiginosa todavía otro medio siglo más, hasta alcanzar los 9.000 millones. Hasta hace poco, Naciones Unidas consideraba que ese sería el cénit y que, a partir de esa cifra comenzaría una lenta y progresiva reducción de la población. Sin embargo, ahora sostiene que el planeta albergará 10.000 millones de personas a finales de este siglo. El desafío no es solo la alimentación sino muy especialmente organizar ciudades para darles cabida.

Urbanistas, arquitectos y decenas de miles de expertos estudian cómo hacer frente al reto de adaptar las urbes a semejantes volúmenes de habitantes. Cuentan, además, con otro flujo añadido: los 3.000 millones de personas que en las próximas décadas abandonarán el campo para buscar un futuro supuestamente mejor en la ciudad. Y todo ello dentro del temor cada día más generalizado al cambio climático y a las catástrofes naturales que desencadena, desde horrendas sequías a salvajes inundaciones que se vuelven más frecuentes conforme la Tierra se calienta y aceleran la huida del campo a la ciudad.

José María Ezquiaga, arquitecto, sociólogo y uno de los grandes urbanistas españoles, afirma que “el problema no es si cabemos, sino si nos alojamos bien”. Y esto supone que los recién llegados deben tener acceso a la educación, la salud, el agua potable y el saneamiento. Además, la autoridad local debe ser capaz de “mitigar el impacto medioambiental por la pérdida de suelo agrícola y la contaminación de la construcción”.

Hasta ahora, las ciudades solo ocupan el 2% de la superficie terrestre. Pero la alarma desatada por el aumento experimentado por los precios de la alimentación en los tres últimos años, al no haber crecido la producción tanto como el consumo, ha levantado las voces de quienes denuncian que el cemento arrasa suelos fértiles. Como Hans-Joachim Braun, director del Instituto mexicano de Trigo y Maíz, que afirma que la expansión urbana se come tierras de cultivo y compite con los agricultores por el agua.

Anthony Townsend, director de investigación del californiano Instituto para el Futuro, señala por teléfono que una de las propuestas del IFTF para la sostenibilidad de las ciudades es “impulsar el cultivo urbano”. Se trata de crear edificios con terrazas y balcones que faciliten el cultivo de hortalizas y verduras y educar a la población para que tenga pequeñas huertas urbanas para sus necesidades.

La mayoría de los urbanistas consultados no ven el crecimiento poblacional como una lacra sino como una oportunidad para utilizar mejor y con más sabiduría los recursos que tenemos y para estudiar y aplicar las innovaciones tecnológicas. Además, apuntan que la ciudad actúa como un exitoso método de control de natalidad, ya que al mejorar el nivel de vida y tener acceso a la salud se limitan voluntariamente los hijos sin necesidad de medidas coercitivas, como en China, ni esterilizaciones forzosas, como las que llevaron a la primera ministra de India Indira Gandhi a perder el Gobierno en 1977.

Lee el resto de esta entrada

La ciencia busca manipular el clima

Los científicos se preparan para lo peor: si los intentos para reducir el impacto del cambio climático no funcionan debemos buscar soluciones alternativas, como la geoingeniería o la modificación artificial de las condiciones atmosféricas del planeta.

Las últimas técnicas están siendo sometidas a debate este martes por una conferencia científica de la Royal Society, el prestigioso colegio de científicos en Londres.

A pesar de todas las charlas y de todo lo que se ha hablado acerca del cambio climático, los esfuerzos globales para reducir las emisiones de CO2 no han sido -por el momento- lo suficientemente exitosos para detener sus posibles efectos nocivos.

“No hay ningún escenario creíble de emisiones en la que la temperatura global alcanzará su máximo y comenzará su declive para 2100”, afirma el informe Geoingeniería del clima: ciencia, gobernanza e incertidumbre, publicado el año pasado por la Royal Society del Reino Unido.

“A menos que los futuros esfuerzos para reducir las emisiones de los gases invernaderos sean más exitosos de lo que han sido hasta ahora, serán necesarias acciones adicionales en forma de geoingeniería para enfriar el planeta”, continúa el reporte.

Pero ¿qué es la geoingeniería, cuáles son sus riesgos y, debemos o no utilizarla en nuestro beneficio?

Según la Royal Society, la geoingeniería es la manipulación a gran escala del medio ambiente y las condiciones atmosféricas planetarias para contrarrestar las consecuencias del cambio climático generadas por causas humanas (o antropogénicas, como se dice científicamente).

El informe evalúa la posibilidad técnica de desarrollar las distintas ideas, su costo y sus posibles consecuencias, teniendo en cuenta que desconocemos los efectos a gran escala que podría traer para el clima modificar alguno de estos componentes. Son opciones arriesgadas y su puesta en marcha sería compleja por el requerimiento de coordinación internacional.

BBC Mundo presenta a continuación algunas de técnicas más llamativas. Haga clic en los títulos de abajo para conocer sus detalles.

clic 1. Aerosoles estratosféricos | clic 2. Creación de nubes artificiales | clic 3. Reflectores espaciales | clic 4. Aceleración de la meteorización | clic 5. Fertilización de los océanos | clic 6. Grandes reflectores terrestres | clic 7. Secuestro y captura de carbono | clic 8. Árboles artificiales | clic 9. Depuradores gigantes de CO2 | clic 10. Provocar erupciones

1. Aerosoles estratosféricos

Una de las formas de evitar el calentamiento global sería dispersar los rayos solares que llegan a la tierra de vuelta al espacio y no dejarles penetrar en nuestra atmósfera. Una amplia cantidad de partículas podrían ser liberadas en la estratosfera con ese objetivo.

Algunos científicos estiman que desviar un 2% de la luz solar en los sitios adecuados del planeta (como el Ártico) sería suficiente para compensar el efecto global de duplicar las emisiones de CO2 en el ambiente que existe en la actualidad.

Las ideas sugieren, por ejemplo, enviar aviones superjumbos a la parte alta de la atmósfera y depositar nubes de partículas infinitesimales de sustancias como sulfuro de dióxido o ácido sulhídrico.

También se contempla la posibilidad de construir microglobos que reflejen el sol de vuelta al espacio.

Finalmente otra de las ideas habla de realizar mediante la ingeniería unas partículas que tuviesen una mayor vida y que pudieran reducir el impacto del aerosol en los procesos químicos de la capa de ozono.

3. Reflectores espaciales

Algunas de las ideas más increíbles, propias de una película de ciencia ficción, se agrupan en esta categoría.

La idea es reducir la cantidad de energía que alcanza la Tierra al posicionar mecanismos que actúen como para soles o sombrillas que reflejen en el espacio la radiación solar.

Las técnicas que se barajan van desde un refractor hecho en la Luna de un millón de toneladas de cristal, una red superfina de aluminio o un enjambre de 1.000 billones de pequeños espejos lanzados al espacio en cantidades de un millón cada minuto en los próximos 30 años.

Los costos de esta opción son en muchos más casos más altos que otras alternativas, por la dificultad técnica que implica hacer una instalación solar.

4. Aceleración de la meteorización

Los científicos están experimentando con distintas técnicas para promover las reacciones naturales de CO2 del aire con rocas y minerales, de forma que ciertos materiales puedan almacenar o consumir mucho más CO2 que lo harían de otro modo.

El dióxido de carbono se elimina naturalmente de la atmósfera de forma natural por el proceso de mineralización o disolución del carbonato y las rocas ricas en silicatos, la forma más común de rocas en la Tierra, que reaccionan con el dióxido de carbono para formar carbonatos (consumiéndolo en el proceso).

Otras técnicas incluyen el uso de cultivos que absorban más CO2 y reflejen menos en la atmósfera o modificar la alcalinidad u otros químicos en los océanos.

Lee el resto de esta entrada

Alex Jones cubre publicidad de niños asesinados por no reducir su Co2

Un grotesco video publicitario muestra a niños, oficinistas, entre otros, siendo asesinados por rehusarse a reducir sus huellas de carbono. El video fue colgado por el Proyecto 10:10, una iniciativa ecológica que busca disminuir la emisión de Co2 en un 10%.

Emitimos dos toneladas de CO2 cada año al alimentarnos

Desde que se producen los alimentos hasta que el cuerpo humano los excreta, se emiten alrededor de dos toneladas equivalentes de dióxido de carbono por persona y año, lo que representa más de un 20% de todas las emisiones anuales. Así lo refleja un estudio de la Universidad de Almería que confirma por primera vez la contribución de los excrementos humanos a la contaminación de las aguas, sobre todo por el aporte de nitrógeno y fósforo.

El equipo de investigadores ha estimado el impacto ambiental que tiene la dieta española y el papel que juegan los excrementos humanos en el ciclo de vida de los alimentos. Es la primera vez que un estudio científico de este tipo introduce el papel que juegan los excrementos humanos. “La alimentación en España genera unas emisiones de unas dos toneladas de dióxido de carbono por persona y año (más de un 20% de las emisiones totales por persona y año), y un consumo de energía primaria de 20 gigajulios”, explica Iván Muñoz, autor principal del trabajo e investigador de la UAL.

En el estudio, que ha publicado recientemente The International Journal of Life Cycle Assessment, se analiza la relación de la cadena de producción y consumo de alimentos con el calentamiento global y la acidificación y eutrofización (exceso de nutrientes) del medio, tomando como referencia lo que consumió una persona en España en 2005 (881 kilogramos).

En el cómputo se incluyó la producción agrícola y ganadera, la pesca, el procesamiento industrial que se hace de los alimentos, su venta y distribución, la preparación y cocinado en casa, el tratamiento de los residuos sólidos (restos de comida y envases), así como la excreción humana.

Según el trabajo el mayor impacto ambiental lo origina la producción de alimentos de origen animal, como carne y lácteos. La agricultura, ganadería, pesca e industria alimentaria son la mayor fuente de contaminación de las aguas y de dióxido de carbono, pero en ambos casos le siguen los efectos de la excreción de las personas (al respirar o por el tratamiento de las aguas fecales).

La excreción humana aporta nutrientes

“La contribución de la excreción humana a la contaminación de las aguas es importante por su aporte de materia orgánica y nutrientes como el nitrógeno y el fósforo, lo que contribuye al crecimiento de algas, la reducción del nivel de oxígeno disuelto en el agua, los malos olores y otros problemas asociados a la eutrofización”, apunta Muñoz, “aunque estos efectos se minimizan gracias a la depuración que se realiza antes de verter las aguas a los ríos o en la costa”.

El investigador puntualiza que devolver estos residuos al medio ambiente no es malo en sí, ya que se trata de nutrientes, del mismo modo que el estiércol se vuelve a aplicar como abono en agricultura. “El problema es que en muchos casos nuestros ríos tienen poco caudal y les cuesta asimilar las cantidades de residuos, no sólo procedentes de los excrementos, si no también de otras fuentes como los plaguicidas y fertilizantes de la agricultura y los contaminantes de la industria”, señala Muñoz.

Los investigadores también han estimado el CO2 y metano producido por el metabolismo humano y el consumo de energía asociado a aspectos como utilizar el papel higiénico, el jabón y el agua del lavabo, además del tratamiento de las aguas fecales en la estación depuradora. Respecto a las emisiones, “los excrementos humanos tienen un efecto neto nulo sobre el calentamiento del planeta, ya que se trata de carbono que ya habían fijado las plantas mediante la fotosíntesis, con lo cual no contribuyen a incrementar la concentración de CO2 en la atmósfera”.

Fuente  :  El Mundo