Archivo del sitio

Haití.- Miles de haitianos exigen a la ONU que pague una compensación por introducir el virus del cólera en el país

Varios miles de personas se han manifestado este viernes en Haití para exigir a Naciones Unidas que pague una compensación al pueblo haitiano por haber importado la cólera al país en enero del 2010 tras el terremoto que sacudió gran parte del país. Casi 7.000 personas han fallecido en Haití por esta enfermedad.

Las personas que han concurrido la protesta han denunciado que las tropas de asistencia humanitaria de la ONU introdujeron el virus del cólera en el país, sumamente afectado a todos los niveles del seísmo, del que todavía sufre graves secuelas. Varios estudios realizados sobre el terreno han concluido que las tropas de Naciones Unidas podrían efectivamente haber introducido el cólera.

De hecho, el Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití (IJDH) ha confirmado que está preparado para acudir a los tribunales en Haití o en Estados Unidos si la ONU no responde a las demandas, que se cifran en varios millones de dólares.

El IJDH esgrime que la misión de la ONU en Haití (MINUSTAH) no realizó los pertinentes exámenes médicos para prevenir la epidemia y la ha acusado de derrochar residuos sin tratar a uno de los principales ríos haitianos, ha recogido la cadena británica BBC.

Hasta el momento, la ONU solo ha aceptado la posibilidad de que los soldados procedentes de Nepal pudieran introducir dicha enfermedad en Haití, si bien ha matizado que este hecho aún no se ha probado científicamente. Asimismo, ha asegurado que está trabajando para controlar la epidemia.

Casi 500.000 haitianos, que representan alrededor del cinco por ciento de la población total, han sido infectados con el virus del cólera desde octubre de 2010, según el Ministerio de Sanidad de Haití.

 

Fuente  :     Europapress

 

Recuerda…

Los cascos azules trajeron el cólera a Haití

Hackers acusan a la ONU de actuar para facilitar la llegada de un nuevo orden mundial

ONU : Los pueblos necesitan un nuevo orden económico mundial

ONU: Se necesita un gobierno económico mundial […ha asegurado que el movimiento de los indignados pone de relieve la necesidad de crear un gobierno económico mundial…]

[…Naciones Unidas : el soporte ideológico del Nuevo Orden Mundial (NOM)…]

Los ‘indignados’ animan a reclamar un “Nuevo Orden (Mundial) ” político y económico en la manifestación global

[…los expertos demógrafos del Nuevo Orden Mundial sostienen por un lado que no deberían nacer más niños… ]

La ONU y sus agencias prefieren combatir la pobreza impidiendo que nazcan pobres

 

 

Los cascos azules trajeron el cólera a Haití

Un informe médico solicitado por el Gobierno haitiano confirma que la epidemia nació en un campamento de la ONU

Confirmado: la epidemia de cólera que ha azotado Haití se originó en el campamento de los cascos azules nepalíes en Mirebalais, cercano al río Artibonite. ¿Cómo? A través de la introducción de materia fecal contaminada en el río. El informe del prestigioso epidemiólogo francés Renaud Piarroux, filtrado ayer en Puerto Príncipe a varias agencias, no deja lugar a la duda: una cepa importada generó el brote.

Desde el primer caso el 19 de octubre en Saint-Marc, cerca a Mirebelais, la cifra de muertos se ha disparado hasta 2.110. Todas las medidas tomadas hasta el momento no han logrado frenar la epidemia, que ha infectado a más de 93.000 personas y que se ha extendido por todos los departamentos llegando incluso a la República Dominicana.

El informe de Piarroux, enviado por las autoridades francesas a petición del Gobierno haitiano, asegura que “no hay otra explicación posible sobre el desarrollo de la epidemia en un contexto en el que no había cólera en el país y teniendo en cuenta la intensidad, la velocidad de propagación y la concentración de la bacteria vibrión en el delta del Artibonite”, destaca AFP. Y es precisamente en el Departamento de Artibonite donde más muertes se han producido: 793.

Desde el primer momento, la prensa haitiana acusó a los nepalíes, mostrando fotos del drenaje de las aguas fecales del campamento de la Minustah, la misión de la ONU en Haití, en el río Artibonite. Estas acusaciones se transformaron en sospechas generalizadas y atizaron las protestas en Cabo Haitiano hace tres semanas, que provocaron varios muertos en enfrentamientos entre rebeldes y cascos azules chilenos. Puerto Príncipe también registró disturbios contra las fuerzas brasileñas.

La Minustah ha negado con reiteración que alguno de sus soldados haya provocado la epidemia. La ONU incluso realizó análisis entre las fuerzas nepalíes, sin resultado positivo. Los haitianos han mirado siempre con desconfianza, incluso con desprecio, a las fuerzas de paz asiáticas. Cien soldados de Sri Lanka fueron expulsados por tener relaciones sexuales con menores locales, a las que pagaban un dólar. Los locales se burlan de las fuerzas pakistaníes, saludándoles con el balido de las ovejas. “Son gente pobre que viene a un país pobre para ganar el dinero que jamás obtendrán en su país”, es la opinión generalizada de los haitianos.

Médicos Sin Fronteras (MSF), que ha atendido a gran parte de los enfermos, insistió ayer en la necesidad de disponer de más agua clorada en la capital y otras provincias. “Los esfuerzos deben tocar las zonas más remotas si se quiere evitar la propagación de la epidemia”, recomendó Stefano Zannini, jefe de la misión de MSF. Las estadísticas de afectados aportadas por las distintas organizaciones supera la cifra del Ministerio de la Salud Pública de Haití. Incluso Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, pronosticó que “las cifras reales pueden ser el doble, dadas las dificultades para acceder a distintas zonas del país”.

Linchamientos de brujos

A la falta de agua potable y a las miserables condiciones higiénicas se ha sumado un nuevo factor: el vudú. “Registramos un alto número de muertes en las comunidades donde la gente asocia la enfermedad con la brujería”, desveló Angello Duvelsón, responsable de Salud en el suroeste, zona en la que se han disparado los fallecimientos (140) en los últimos días. Este recrudecimiento coincide con más de una decena de linchamientos en la misma zona. Las víctimas fueron siempre brujos, acusados de propagar la bacteria con una sustancia mágica.

 

Fuente  :   Publico.es

El brote de cólera se expande en Haití, donde ya ha causado más de 250 muertos

 

Cuarenta y tres personas han fallecido de cólera en las últimas horas en Artibonite, en el norte de Haití, lo que aumenta a 253 las víctimas de la enfermedad en el país, según fuentes sanitarias oficiales.

El director general del ministerio de salud pública y de población, Gabriel Timothée, dijo que la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) considera cinco casos que podrían ser de la misma enfermedad en la capital, a partir de observaciones clínicas. Los cinco casos descubiertos en la capital de Haití confirman un desarrollo de la enfermedad “muy preocupante”, ha declarado Imogen Wall, portavoz de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios en Haití a la CNN.

Los pacientes contrajeron la enfermedad en Artibonite, al norte de la capital, ha dicho Wall. Posteriormente, viajaron a Puerto Príncipe, en donde los servicios de salud descubrieron que estaban infectados en período de incubación. “Los cinco han sido aislados y están recibiendo tratamiento”, añade Wall.

Los servicios de salud pública del país continúan trabajando para evitar que el brote de cólera se extienda en Puerto Príncipe, en donde decenas de miles de personas todavía viven en campamentos urbanos después de que el terremoto de siete grados de magnitud devastara la ciudad el pasado enero.

Una epidemia “importada”

El presidente de Haití, René Préval, aseguró este domingo que la epidemia de cólera que afecta desde principios de esta semana a su país fue “importada” aunque se abstuvo de identificar su procedencia. “Sería irresponsable y peligroso” identificar a un país o nacionales de algún territorio como fuente de la epidemia que causa estragos en el norte y el este de Haití y que ha matado a 250 personas, declaró Préval a la emisora privada Radio Kiskeya.

Lee el resto de esta entrada