Archivo del sitio

Bayer y su responsabilidad en la extinción de las abejas

Bayer, uno de los mayores productores de pesticidas en el mundo, podría ser también uno de los primeros responsables en la amenaza de extinción que pende sobre las abejas.

 

 

Hace un par de años informamos en Pijama Surf sobre la eventual extinción de las abejas por razones que entonces no se conocían con certeza, si bien se aventuraba que el uso de pesticidas podía encontrarse entre las principales causas de la muerte masiva de estos insectos.

Bayer, el principal fabricante de estas nocivas sustancias que se riegan sin conmiseración sobre los campos de cultivo, deberá rendir cuentas próximamente por la toxicidad de sus productos y su responsabilidad en esta posible extinción. El Tribunal Permanente de los Pueblos será el encargado de evaluar el caso y tiene como fecha límite este 6 de diciembre.

Los pesticidas fabricados por Bayer contienen dos químicos que se han asociado al llamado “colapso de colonias”: Imidacloprid y clotianidina, elementos esenciales de dos de los pesticidas de mayores ventas en el mundo, razón por la cual difícilmente Bayer aceptaría medidas restrictivas en su producción, sobre todo en países subdesarrollados de instituciones más inclinadas a los intereses personales y corporativos que a los del bienestar general (el medio ambiente incluido).

 

Fuente  :     Pijamasurf

 

 

Nagoya: objetivo, salvar la Tierra

190 naciones comienzan un encuentro para evitar que se produzca la sexta gran extinción de especies, un auténtico colapso planetario

Delegados de 190 naciones de todo el mundo comienzan hoy en Nagoya, Japón, una conferencia de dos semanas con un único objetivo: asegurar la supervivencia de las especies y los ecosistemas en peligro de extinción. Sin embargo, la Convención de Diversidad Biológica de la ONU se enfrenta, de nuevo, a las profundas divisiones entre países ricos y pobres sobre cuál es la mejor forma de actuar para evitar lo que, según los expertos, será una auténtica catástrofe a escala planetaria.

 

 

La extinción de especies puede cambiar el mundo que conocemos para siempre

 

Lo que nadie duda es que el número de especies que están desapareciendo, y la velocidad a la que lo hacen, son una señal inequívoca de que el mundo está cambiando. Y tampoco de que las consecuencias de ese cambio serán devastadoras. “Estamos al borde de una gran extinción -asegura Russ Mittemeier, presidente de la organización Conservation International y biólogo especializado en primates- . Y la existencia de ecosistemas sanos es la base del desarrollo humano”.

Si una parte de la compleja red de organismos vivientes desapareciera (como por ejemplo las abejas, que tienen un papel crucial en el proceso de polinización y cuyo número está decreciendo), todo el sistema podría colapsarse sin remedio. En la reunión que empieza hoy en Nagoya los 190 delegados intentarán fijar veinte objetivos para la próxima década. Veinte medidas destinadas a ralentizar las potencialmente catastróficas tendencias actuales. Y que todos esperan que no sigan el mismo camino que las adoptadas en 2002, en la Conferencia de la Tierra, que jamás llegaron a cumplirse.

Peor que con los dinosaurios

Los científicos estiman que, en la actualidad, la Tierra está perdiendo especies entre cien y mil veces más rápido de lo que indica la media histórica del planeta. Lo cual nos estaría empujando hacia el sexto gran periodo de extinción sufrido por nuestro mundo, el mayor desde el que provocó la caída de un meteorito hace 65 millones de años, acabando con el reinado de los dinosaurios. Sólo entre los primates, el campo de estudio de Mittemeier, el 49% de las 669 especies que existen están en peligro de extinción. “Y eso -afirma el científico- es un riesgo muy real de extinción”.

“Nos acercamos al punto crítico -aseguró Ryu Matsumoto, Ministro de Medio Ambiente de Japón, en la apertura de la conferencia – Lo que quiere decir que estamos a punto de alcanzar un límite después del cual la pérdida de biodiversidad será irreversible. Y podríamos cruzar ese punto en los próximos diez años, si no hacemos nada para evitarlo”.

Una de las medidas que se debatirán será la creación de grandes áreas protegidas, tanto en tierra como en los océanos, para permitir la recuperación de muchas especies. Y ese es precisamente uno de los mayores puntos de fricción entre las naciones desarrolladas y las que están en vías de desarrollo. De hecho, la creación de esos espacios supondría un severo recorte a las expectativas económicas de los más pobres.

 

Fuente  :  ABC