Archivo del sitio

Evo Morales cede y anula el ‘gasolinazo’ en Bolivia

( Mientras en España tan solo hacemos quejarnos entre nosotros… otros paises “tienen lo que tienen que tener” para NO ACEPTAR leyes fascistas de sus gobernantes…. El pueblo es el que decide… )

” SI EL MUNDO ES UN SITIO PELIGROSO PARA VIVIR, NO ES POR LA GENTE MALVADA, SINO POR LA GENTE BUENA QUE NO HACE NADA AL RESPECTO “
ALBERT EINSTEIN

Entonces…. ¿ Por qué NO se actúa ante recortes y mas recortes sociales y laborales en España… ?, Una sola voz  puede marcar  la diferencia…. un millón de voces… cambiará el Mundo… !

 

Noticia :

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anuló durante la noche del viernes al sábado el decreto que subió el precio de los principales combustibles hasta en un 82%, tras la ola de protestas que vivió el país andino estos días y ante las amenazas de más movilizaciones desde el lunes.

En un mensaje poco antes de la medianoche, Morales dijo que ha decidido dejar sin efecto la normativa, después de haberse reunido estos días con sindicatos y organizaciones indígenas que le dijeron que el aumento del coste de carburantes era “inoportuno”.

“Esto quiere decir que todas las medidas quedan sin efecto. No existe ninguna justificación ahora para subir los pasajes (de transporte), ni aumentar el precio de los alimentos, ni la especulación. Todo vuelve a la situación anterior“, sostuvo.

Morales pronunció el mensaje flanqueado por su vicepresidente, Álvaro García Linera, y el canciller, David Choquehuanca, tras haberse reunido durante varias horas con sus bases sociales en la zona del Chapare y con sus ministros en Palacio.

Esta semana el mandatario izquierdista fue criticado por los sindicatos y movimientos sociales que le acusaron de tomar medidas “neoliberales” e incluso llegaron a pedir su renuncia durante sus protestas.

Las movilizaciones más violentas tuvieron lugar el jueves, en especial en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, que hasta entonces había sido una aliada incondicional del mandatario aimara.

Para el lunes estaban previstas nuevas protestas, entre ellas una marcha de miles de mineros desde el altiplano a La Paz, además de un paro en las empresas del sector y un bloqueo campesino de rutas, si es que Morales no derogaba el decreto.

Fuente  :  20  Minutos

Violentas manifestaciones en Bolivia contra el “gasolinazo”

Protestas en La Paz

 

Manifestaciones de miles de personas y vandalismo contra entidades estatales y sociales han marcado este jueves las protestas en Bolivia contra el aumento del coste de los carburantes aplicado por el gobierno de Evo Morales. Juntas vecinales, pequeños comerciantes, transportistas y maestros participaron en las marchas que en las ciudades de La Paz y El Alto fueron multitudinarias este jueves.

Son organizaciones que tradicionalmente apoyaban a Morales, pero que este jueves recriminaron la subida de los combustibles entre el 57 y 82% para las gasolinas y el diesel, de consumo masivo. Los mayores actos de violencia ocurrieron en El Alto donde los manifestantes incendiaron y saquearon las oficinas estatales del cobro de peaje en la autopista a La Paz, después de apedrear sedes vecinales, municipales y sindicales oficialistas.

Esta es una movilización ciudadana, no es política partidaria. La policía fue desbordada completamente en el lugar del peaje donde apareció una persona encapuchada y armada con un rifle que dijo ser de origen indígena y pidió a Morales que anule la subida de los carburantes. El alcalde paceño, el opositor Luis Revilla, convocante de una protesta vespertina, alentó la movilización cuando pasó a las puertas del municipio, pero explicó que no la encabezaría para que preserve su esencia “ciudadana”.

“Esta es una movilización ciudadana, no es política partidaria. Que no se confunda y el Gobierno que no trate de deslegitimar esta movilización”, declaró Revilla, dirigente del Movimiento Sin Miedo (MSM), una fuerza izquierdista, ex aliada de Morales. Los miles de manifestantes ocuparon el centro paceño e intentaron entrar en la Plaza Murillo, donde están los palacios del Ejecutivo y del Legislativo, pero fueron repelidos con gases lacrimógenos y golpeados por la policía.

Los transportistas y las juntas vecinales corearon estribillos para pedir la renuncia de Morales, al que acusan de tomar el mismo tipo de medidas “neoliberales” que él criticaba y de favorecer a las petroleras con el aumento de los combustibles. El ex alcalde paceño Juan Del Granado, jefe del MSM, a quien el oficialismo acusa de promover las protestas, dijo que Morales debe cumplir su mandato hasta enero del 2015, pero también pidió un referendo para ver si la población aprueba o no el “gasolinazo”.

Una medida de difícil aceptación

El mandatario ha defendido personalmente la decisión de la subida con el argumento de que el Estado tenía una sangría de 150 millones de dólares anuales hacia los países vecinos por el contrabando de los combustibles, subvencionados cada año con 380 millones. Para aumentar la producción de carburantes líquidos en el país, el Ejecutivo también ha decidido pagar más a las empresas por el barril de petróleo y además crear un fondo de incentivos para las operaciones del sector, aunque aún no se conocen sus detalles.

Morales asegura que si fuera dirigente sindical rechazaría también el denominado “gasolinazo” También hubo protestas en Oruro (este), Tarija (sur) y en Cochabamba (centro), donde miles de manifestantes también chocaron durante varias horas con los agentes de la policía y camioneros usaron sus vehículos para cortar el paso. En una evaluación de las protestas realizada por el Ejecutivo antes del mediodía, el ministro de Gobierno (Interior), Sacha Llorenti, minimizó las protestas y sostuvo que la mayoría de las capitales regionales vivían “una relativa normalidad”.

Lee el resto de esta entrada

Gobierno de Evo Morales decretó la subida de hasta el 83% del precio del combustible

Gobierno de Evo Morales decretó la subida de hasta el 83% del precio del combustible: El Gobierno de Bolivia dijo el domingo que había decretado un alza en los precios de los combustibles de hasta el 83 por ciento, congelado las tarifas de los servicios básicos y prometió un aumento salarial superior a la inflación.