Archivo del sitio

Falsa Revolución en Libia … Intervención terrorista de la OTAN !! […Al Jazeera y Al Qaeda son pues parte de la misma operación de los servicios de inteligencia angloestadounidenses…]

Al Jazeera cava su propia tumba

 

Mientras ocultan los incontables muertos y heridos en Trípoli por los bombardeos de la OTAN, los medios de desinformación masiva pretenden convencernos de que sus habitantes encima lo celebran.

Armas contra la guerra


El martes pasado anunciamos que en Qatar se estaba construyendo desde julio un escenario que representaba la emblemática plaza verde de Trípoli[2]. Teníamos esa información gracias a Thierry Meyssan [3], que volvió a recordarlo en una de sus últimas entrevista. Se trata de la misma plaza donde habían tenido lugar el 1 de julio manifestaciones de más de un millón de personas a favor del gobierno de Gadafi de las que informamos, al contrario que los medios de comunicación [4].

Desde antes de que fueran emitidas, la TV libia advirtió a la población de la operación de guerra psicológica que se estaba preparando.

“En la parte inferior del vídeo, puedes ver el aviso del medio libio a su pueblo, donde advierte de la operación psicológica de Al Jazeera. El presentador dice a los espectadores que “Al Jazeera ha creado una réplica de la plaza verde de Trípoli, y que están seguros de que van a utilizarla para crear la enorme ficción de una ‘Libia liberada”.

Un comentario premonitorio; la “operación sirena” las iba a emplear desde su comienzo.
La cadena de TV rusa Internacional RT entrevistó a uno de sus expertos que confirmó que ellos también estaban alertados de la construcción de ese escenario y aprovechó para recordar otras manipulaciones de la realidad que se produjeron durante la guerra de Osetia.

En pleno ataque a Trípoli la semana pasada, el domingo 21 de agosto Al Jazeera retransmitía en directo desde la Plaza Verde en Trípoli al pueblo libio festejando la caída del “dictador” Gadafi que se presentaba como un hecho. Esas imágenes dieron la vuelta al mundo y fueron fielmente reproducidas en todas las cadenas internacionales y nacionales.

Pero ni era la plaza verde de Trípoli, ni los manifestantes eran el pueblo libio, ni Gadafi había caído. Es decir todo era mentira.
Las imágenes supuestamente filmadas por Al Jazeera de la plaza verde de Trípoli en realidad habían sido cocinadas en un estudio cinematográfico preparado en Doha, Qatar.

Solo que el escenario era una chapucilla. En la entrada a la Ciudad Antigua desde la Plaza Verde se les había olvidado colocar la ventana y el estuco sobre el arco, las dimensiones y proporciones de los arcos eran distintas y faltaban o sobraban árboles, etc.

La periodista independiente Lizzie Phelan que estaba en Trípoli denunció inmediatamente que las imágenes difundidas por Al Jazeera eran falsas.
La primera alarma aparte de la del gobierno libio, fue lanzada por el medio ruso Jourdon[7] “Demostrado, Las escenas de Al Arabiya y Al Jazeera de júbilo nacional en Trípoli, que posteriormente fueron utilizados en las noticias de televisión de todo el mundo, fueron hábilmente falsificadas… Expertos compararon varias escenas congeladas de Trípoli y llegaron a la conclusión de que estas nada tenían que ver con el área en cuestión de la capital libia.

En algunos lugares, de la nada surgió una palmera de unos 15 años, que no estaba allí hace una semana, en otro lugar, desaparecía un cedro de unos 200 años. En algunas paredes, el estuco se desvaneció como también algunas ventanas, y así sucesivamente… Así es como las imágenes del “jubilo de los residentes de Trípoli”, que -de acuerdo con los rebeldes- se celebró en la plaza del pueblo festejando victoria final sobre el dictador Gaddafi, eran falsas”[8]. VIDEO enlace.[9]

 

La cadena internacional rusa RT reprodujo en varios idiomas las objeciones poco después, aderezándolas con las opiniones de algún comentarista en varios de sus informes.
-¿Dirás que es propaganda de Gadafi, de sus amigos rusos y que Lizzie estaba comprada por ellos?
-No
-Poco después lo confirmaba… ¿a que no sabes quién?
-Pues nada menos que el propio líder del CNT, Mustafá Abdeljalil, que no tuvo mas remedio que reconocer cínicamente en una entrevista que las imágenes transmitidas supuestamente en directo desde la Plaza Verde en Trípoli, eran un engaño.

El líder del gobierno títere CNT, Mustafá Abdeljalil reconoce el fraude.[10]

 

 

Periodista: “utilizo las palabras empleadas por Mahmoud Jibril (2º del CNT), a propósito de este film hollywoodense que vimos en directo como así fue llamado por Saif Al Islam Gadafi. ¿Podría explicarnos qué es lo que pasó?

Abdeljalil: “Esta mentira ha engañado a las tropas de Muammar Al Gadafi que forman parte de la armada, además ha remontado la moral de los rebeldes, más de 11 países han reconocido al CNT y hemos podido recuperar aproximadamente 13 embajadas. Todas estas ventajas son el resultado de estas mentiras que fueron trabajadas y transportadas de manera inteligente para engañar a los partidarios de Muammar Al Gadafi…”[11]

Pero el objetivo de todas estas mentiras de Al Jazeera no solo era ese montaje estratégico circunstancial que reconoce Mustafa Abdul Jalil, ex Ministro de Justicia y actual jefe del gobierno títere. También era crear una realidad virtual dando la impresión de que Trípoli había caído sin resistencia porque el propio pueblo libio celebraba la invasión y los bombardeos de la OTAN. Por lo tanto la guerra no existía y se justificaba como una continuación de la “operación humanitaria” ante la opinión pública mundial.

El fraude mediático había sido fabricado en Qatar, sede de Al Jazeera; era el colofón final que remataba su criminal cobertura de los hechos. La cadena retransmitía el “final” del asunto libio igual que había comenzado haciéndolo: con mentiras.
Fue ella la que retransmitió a todo el mundo las noticias de los supuestos bombardeos de Gadafi a su pueblo que eran también demostradamente falsas como ya hemos documentado desde el comienzo [12].

Al Jazeera y la BBC, el 22 de febrero intoxicaron a la opinión pública mundial diciendo que el gobierno libio perpetró en Bengasi y en Trípoli ataques aéreos, sin dar pruebas. Sin embargo, el ejército ruso, que supervisaba la zona y los disturbios vía satélite desde el principio, dijo que nada de eso sucedió sobre el terreno como informamos antes de la intervención de la OTAN [13].

El ejército ruso dijo que nunca han ocurrido esos ataques [14] .
http://tv.globalresearch.ca/2011/03/russian-military-says-libyan-airstrikes-did-not-take-place

Posteriormente, muchos otros testimonios corroboraron que esos ataques nunca ocurrieron.
Es decir que la justificación de la guerra fue un fraude y su supuesto final también.
Solo algunos medios alternativos en castellano han señalado estos hechos. No citaré a los que no lo han hecho porque la lista es grande, pero los reconoceréis fácilmente por su “omisión” que ha contribuido a que la guerra se ejecute.

Desde los primeros momentos de la invasión de Trípoli Al Jazeera nos contó también que el Consejo rebelde libio había capturado a los hijos de Gadafi

El Tribunal Penal Internacional (TPI) corroboró que combatientes contrarios a Gaddafi habían detenido a Saif Al-Islam. La colaboración del infame fiscal del TPI con la OTAN ha sido evidente desde el principio [15].

Al día siguiente sus declaraciones eran desmentidas por la aparición de este en público y además el lunes por la noche el propio Saif Al-Islam visitó a los periodistas extranjeros encerrados en el hotel Rixos según afirmó Thierry Meyssan Boletín nº385[16]. La captura de los hijos de Gadafi era otra mentira de Al Jazeera.

En una reciente entrevista para PressTV el historiador Webster Tarpley completó la interminable lista de mentiras difundidas: “También hubo una serie de falsos mensajes SMS. Los informes falsos dijeron que Gaddafi había abandonado el país, que Saif (su hijo al mando de la resistencia) fue capturado, que Muamar Gadafi y su otro hijo habían sido capturados, que su hijo Khamis había sido capturado después de que la brigada bajo su mando se amotinase contra el régimen y se negaron a luchar. Todo esto era mentira y una falsificación.”[17]

Al Jazeera también nos contó que por fin los rebeldes habían tomado el complejo donde se suponía se encontraba Gadafi, pero no lo habían encontrado. ¡Vaya, que mala suerte!. Otra tomadura de pelo, porque ese complejo que ha sido bombardeado repetidas veces por la OTAN, hace tiempo que estaba vacío como es lógico.

Resaltemos una vez más que el intento de asesinar al líder libio es una violación flagrante de la resolución de la ONU por la que la OTAN está interviniendo. Por no hablar del asesinato perpetrado sistemáticamente contra otros miembros de su gobierno y sus familias[18].

La resolución ni siquiera autoriza a provocar un cambio de gobierno como han denunciado personas tan dispares como Putin y el Obispo de Trípoli.

Pero Al Jazeera no está sola en el fraude visual. Si la cadena catarí difundió las imágenes de la plaza verde sintética el 21/8/11, su madre, la BBC hizo lo mismo 3 días mas tarde de una forma todavía mas chapucera.

La “prestigiosa” BBC de Londres no solo difundió las mentiras de Al Jazeera sino que añadió las suyas como esta, también supuestamente de la Plaza Verde en Trípoli el 24 de agosto 2011. Gracias a la BBC nos enteramos de que la plaza verde no está en Trípoli, ni siquiera en Libia sino en la India como puede verse por las banderas de los manifestantes.[19]

Otro “error” igual que cuando numerosas cadenas de TV y periódicos occidentales difundieron imágenes de la policía india y nepalesa zurrando a los manifestantes tibetanos y dijeron que era la policía China. Ver las imágenes de este fraude en el Boletín189.[20]

Al Jazeera termina de cavar su propia tumba[21]

Al Jazeera significa en árabe isla. Desde el comienzo de su creación en noviembre de 1996, la cadena era sospechosa. Recuerdo una presentación a la que asistí organizada por Le monde diplomatique, en la Casa Encendida de Madrid, donde su representante hizo una apología de la independencia política de la cadena tan falsa como las imágenes que acaba de transmitir.
Sus estudios principales están en la ciudad de Doha, capital de Qatar y es financiada por la familia real catarí, concretamente su fundador es el emir Hamad Bin Khalifa Al-Thani[22].

¿Y qué es Qatar?
Qatar, es un emirato anacrónico donde la democracia, la libertad de expresión y la transparencia que Al Jazeera pretende defender, brillan por su ausencia, como en Arabia Saudí y en todos los emiratos del Golfo Pérsico.

Tiene un ejército compuesto principalmente por extranjeros que son hombres de Sudán naturalizados cataríes[23]
Estados Unidos es un importante socio comercial con Qatar y mantiene una gran instalación militar allí. Los medios de comunicación del Centro de propaganda están basados en Qatar.

El Pentágono ha utilizado el aeródromo de la base para el suministro de la guerra en Irak y a partir de esta base aviones de EE.UU. enviaron las bombas de racimo a Israel para su guerra contra el Líbano.[24]

Su participación en la guerra contra Libia no se ha limitado a la guerra contra la información llevada a cabo por su cadena Al Jazeera.

El Washington Post reconoció el domingo 21 de agosto que la “brigada de Trípoli” de los “rebeldes” se había “entrenado durante meses con las fuerzas especiales del emirato del Golfo Pérsico de Qatar.”[25]

Como ya informamos el gobierno libio incautó varios envíos de armas a los rebeldes procedentes de Qatar.
El colaborador de Global Research, Mahdi Nazemroaya informó desde los primeros momentos del ataque a Trípoli que se habían capturado soldados extranjeros concretamente de Qatar [26].

Durante la semana pasada esto se ha confirmado. Qatar envió aviones de combate y de reclutamiento a las líneas del frente, además de “rebeldes” entrenados en técnicas de combate exhaustivas [27].

Las tropas abrieron la embajada de Qatar en Trípoli y enarbolaron la bandera del gobierno títere mientras las embajadas de Argelia y Venezuela eran saqueadas.

Según un informe de la página israelí Debkafile, directamente conectada con los servicios de inteligencia de este país, tropas de Qatar estaban ya en Libia protegiendo al Gobierno títere, “fuerzas especiales de Qatar, fueron transferidas desde Bengasi a Trípoli donde protegieron a los dirigentes del Consejo Nacional de Transición”[28]. Esto demuestra la poca confianza que el gobierno títere tiene en la población libia que supuestamente los ha llevado al poder. Igual que sucedió en Afganistán donde otro gobierno títere, del ex empleado de la compañía petrolera USA UNOCAL, A. Karzai, tuvo que ser protegido por fuerzas especiales de Estados Unidos.
Lee el resto de esta entrada