Archivo del sitio

La Iglesia inscribe como propios miles de inmuebles

Una ley de 1998 permite a los obispos adueñarse de templos de culto de forma opaca – Pueblos de toda España descubren con sorpresa la apropiación

 

La Iglesia española viene durante años poniendo a su nombre casas rectorales, viñedos, olivares, atrios, solares, pisos que pertenecían a los pueblos o que, en todo caso, nunca se registraron. Y lo ha hecho calladamente, sin que nadie percibiera esta suerte de voracidad inmobiliaria amparada por los artículos 206 y 304 de la Ley y el Reglamento Hipotecario. Los obispos pueden emitir certificaciones de dominio como si fueran funcionarios públicos. Este privilegio se agrandó en 1998, cuando el Gobierno de entonces suprimió el artículo 5 del reglamento citado, que impedía la misma práctica sobre edificios de culto, iglesias, catedrales o ermitas.

Desde aquel año, también pueden inscribir las propiedades a su nombre. A eso se llama, en la jerga administrativa, inmatricular. Y lo están haciendo a destajo. Puede decirse que en Navarra las jerárquicas sotanas han arrasado el territorio. A nombre de la diócesis figuran ya cientos de templos parroquiales, ermitas, basílicas, con todo lo que tienen dentro; también tienen a su nombre casas, almacenes y hasta cementerios, garajes o frontones.

¿Solo en Navarra? No. Por toda España se repite el mismo procedimiento, que es tan barato y sencillo para ellos como complejo para un ciudadano particular. Muchos alcaldes y particulares han descubierto el caso con sorpresa y luchan ahora por devolver al pueblo el inmenso patrimonio cultural e inmobiliario que consideran arrebatado. “Robo” y “expolio”, repiten cuando se les pregunta por el caso.

“Inconstitucional”, dicen los expertos jurídicos. “No siendo funcionarios públicos, pueden actuar como si lo fueran. Si el artículo 16 de la Constitución no otorga carácter estatal a ninguna confesión, ellos no pueden equipararse a un funcionario público”, empieza Alejandro Torres, catedrático de Derecho Público de la Universidad Pública de Navarra.

Torres cita una sentencia de 1993 que declaró inconstitucional el artículo 76.1 de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Hasta entonces, un cura podía desalojar a un inquilino de una casa sin tener que probar la necesidad de ocupación. Un padre no podía hacerlo sin demostrar, por ejemplo, que su hijo necesitaba la casa. La Iglesia sí. Pero aquella sentencia venía a decir que “no se pueden confundir fines estatales con fines religiosos, ni fines públicos con fines religiosos. Ni a la Iglesia con una corporación de derecho público”, recuerda Alejandro Torres. “Esa filosofía es trasladable al pie de la letra en el caso de las inmatriculaciones que se están produciendo”, asegura.

Puede ser, pero para que uno de estos casos llegue al Constitucional se necesita que un juez plantee una cuestión de inconstitucionalidad, o un recurso de amparo. O bien que un particular agote las instancias jurídicas hasta llegar a este tribunal.

“Ellos tienen tiempo y dinero, nosotros no”, dice el alcalde de Garisoain, Javier Ilzarbe, que solo ha podido salvar una ermita. “Se han quedado con la iglesia de la Asunción, con el atrio, con la casa parroquial, con un solar de esa casa y los restos de otra ermita. Nos dimos cuenta hace un par de años, pero no pensamos recurrir, no tenemos posibilidades. Ganas ya tenemos, ya…”.

A los alcaldes de los pueblos pequeños, como este de Navarra, apenas les queda el derecho a la pataleta. “Les cortamos la luz, que siempre la habíamos pagado nosotros; ahora la pagan ellos, y aunque nos siguen pidiendo que les arreglemos cosas ya no les hacemos las obras. En los ochenta les reparamos el tejado”, dice Ilzarbe.

“Para esto se necesita voluntad política, que los grandes partidos frenen esto o que alguien lo pare en los tribunales. Esto está ocurriendo en toda España, es un escándalo monumental”, dice Josemari Esparza, de la Plataforma navarra Ekimena, creada en 2007 para la defensa del patrimonio en esa comunidad.

Pero a los tribunales van los obispos, como hicieron con la ermita del Pilar, en Garisoain, que el Ayuntamiento se apresuró a registrar antes que ellos. Ganó el pueblo. “Les propusimos que la propiedad fuera del pueblo y ellos siguieran con el culto. Nanay, que ellos quieren la propiedad y punto. Encima no pagan ni el impuesto de bienes inmuebles”, critica Ilzarbe.

 

Lee el resto de esta entrada

“La Iglesia tiene miedo a afrontar su homosexualidad”

Hay una forma para sobrevivir como gay en las jerarquías eclesiásticas y es sencilla: frecuentar de manera anónima los ambientes homosexuales, no llamar la atención, no criticar nunca al Papa o a los obispos, aceptar los chantajes. Hay quienes viven bien así. Otros, sin embargo, terminan sintiéndose solos, y a veces la obligación de silencio lleva a la depresión. Lo cuenta David Berger, teólogo alemán ultraconservador, gay y ex profesor en la Academia Pontificia Santo Tomás de Aquino.

Berger, de 42 años, salió del armario en julio, después de la enésima insinuación de una conexión entre homosexualidad y pedofilia. Le salieron las palabras de las tripas y escribió No puedo callar más, artículo publicado en el diario alemán Frankfurter Rundschau, donde detallaba la brutalidad de la homofobia vivida a diario. Fue suspendido como profesor después de siete años en la Academia Pontificia. También dejó la dirección de la revista Theologisches, la más importante publicación del catolicismo conservador en Alemania. Ahora cuenta su experiencia en el libro La sagrada apariencia (ediciones Ullstein), publicado ayer.

“No pude callar más”, explica en una entrevista con EL PAÍS. “No puedo trabajar más para instituciones que están en contra de todas aquellas libertades de las que yo hace años disfruto”. Al principio, Berger pensó que su homosexualidad no sería un obstáculo para su carrera como teólogo conservador. “Me fascinaba el mundo masculino de las antiguas liturgias tridentinas. Fueron para mí la droga de iniciación. Luego entre los teólogos conservadores siempre encontré tantos homosexuales que pensé que las dos cosas podían coexistir”, explica.

Berger asegura que gran parte de los clérigos que encontró son de su misma opción sexual. La estructura jerárquica estrictamente masculina, dice, lo favorece. “La mayoría de ellos busca acceso a la escena gay, para encontrar ahí sexo rápido y anónimo. Intentan no llamar la atención, por esto buscan no criticar nunca a su obispo o al Papa. Muchos viven bien así; otros sufren de soledad, algunos padecen depresiones”, asegura.

La homosexualidad a menudo es utilizada como instrumento de chantaje y presión dentro de las jerarquías, según Berger. Él mismo la padeció cuando decidió firmar una petición en contra de la decisión papal de rehabilitar el obispo antisemita Williamson. “Me dijeron: ¿No sabe usted que esta lista fue firmada por homosexuales? ¿No querrá aparecer en una lista parecida? Interpreto hechos como estos como presiones”.

Lee el resto de esta entrada

Detenido un cura por tener 21.000 archivos de pornografía infantil en su iglesia

El cura de la parroquia de Vilafamés (Castellón) ha sido detenido y puesto en libertad después de que la Guardia Civil haya encontrado en su iglesia más de 21.000 archivos de pornografía infantil, según ha informado la Fiscalía Provincial.

El detenido, sacerdote de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, fue detenido el pasado miércoles y ha sido puesto en libertad provisional este viernes tras prestar declaración judicial.

El párroco ha sido imputado por un delito de distribución de pornografía infantil y tiene la obligación de comparecer quincenalmente ante el juzgado.

600 gigabytes

Según un comunicado remitido por la Fiscalía, los archivos de contenido pedófilo encontrados por la Guardia Civil ocupan un espacio de 600 gigabytes.

El religioso, que fue arrestado por el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, tiene 52 años y se hizo cargo de la parroquia hace quince, según han informado fuentes municipales.

El fiscal había solicitado al juez su ingreso en prisión comunicada y sin fianza, pero la juez de guardia ha rechazado esta medida, por lo que el Ministerio Público interpondrá un recurso en contra de esta resolución.

“Creíamos que era un párroco bueno”

La alcaldesa de Vilafamés, Luisa Oliver, ha expresado su “sorpresa” e “indignación” tras conocer la detención del párroco, algo que ningún vecino del pueblo “podría haber imaginado”, y ha condenado cualquier hecho relacionado con la pederastia.

Lee el resto de esta entrada

Renta : Los obispos piden marcar la casilla de la Iglesia para poder “bautizar”

El año pasado la Iglesia recaudó más de 253 millones de euros procedentes de los 9 millones de declaraciones de la renta.

La campaña, más austera este año, se desarrolla bajo el lema:”Yo también marco la x a favor de la Iglesia, ¿y tú?”.

“A día de hoy, es urgente marcar la casilla, no para financiar a un colectivo, sino para que podamos seguir bautizando a nuestros hijos, vivir en la fe, para que puedan seguir los templos abiertos y para que la Iglesia pueda seguir haciendo el bien, y no para mantener una estructura”, ha señalado el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, Fernando Giménez.

La CEE ha advertido a los contribuyentes que asignar a favor de la Iglesia en la declaración de la renta contribuye “en el fondo” a luchar contra la crisis económica, dada la “impagable” labor asistencial que realiza esta institución con los más desfavorecidos.

Así lo ha manifestado el obispo de Ciudad Real, Antonio Algora Hernando, responsable del Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia, durante la presentación de la Campaña de la Declaración de la Renta 2010, que anima a los contribuyentes a marcar la x a favor de la Iglesia católica en su declaración.

A pesar de las reiteradas preguntas sobre los casos de pederastia en el seno de la Iglesia católica, y, en concreto, sobre la primera denuncia en España de abusos a un menor por parte de un religioso de los Carmelitas Descalzos de Castellón, el obispo ha eludido pronunciarse al respecto.

Desde 2008, el sostenimiento de la Iglesia depende del 0,7 por ciento de los impuestos de los contribuyentes que libremente marquen la casilla a favor de esta institución en su declaración de la renta.

Fernando Giménez, ha destacado que la recaudación del IRPF del año pasado ha disminuido en torno al 10 por ciento, “lo que significa que habrá menos dinero a repartir”.

Por ello, “es urgente que haya más gente que se incorpore a la asignación a favor de la Iglesia”. “Es el gran momento de dar el paso”, ha señalado

Lee el resto de esta entrada