Archivo del sitio

Negocio de Género : El Hombre Maltratador , Feminismo Radical – Entrevista al juez Francisco Serrano

«Miles de hombres han sido detenidos por el hecho de serlo, tras una denuncia falsa por maltrato. ¿Cuántas mujeres ha sido detenidas por acusar en falso? Ninguna… A partir de 2007, el Gobierno dejó de divulgar cifras de hombres muertos por sus cónyuges» La denuncia del titular del Juzgado de Familia 7 de Sevilla, un hombre moderado con 20.000 sentencias. Esta ley, dice, estigmatiza a miles de hombres y es producto de la «dictadura» del «feminismo radical»

El Ejército británico aconseja el maltratar y la humillar a los iraquíes

 

El Ejército británico emplea torturas en los interrogatorios a los prisioneros iraquíes, según denuncia el diario The Guardian. Entre las técnicas empleadas por los soldados se incluirían la privación sensorial, las amenazas y la obligación de desnudarse.

Según un documento al que habría tenido acceso el diario británico, los mandos del Ejército recomiendan desde 2005 que para conseguir su objetivo, los soldados humillen a los prisioneros, les creen inseguridad, les provoquen ansiedad y miedo, les desorienten y les dejen agotados.

Las indicaciones del Ejército contravienen Los Convenios de Ginebra, que protegen el respeto al honor y a la persona de los prisioneros de guerra. Además, señalan que “no se podrá infligir a los prisioneros de guerra tortura física o moral ni presión alguna para obtener datos de la índole que fueren”.

Pese a que según este convenio los prisioneros que se nieguen a responder “no podrán ser amenazados ni insultados ni expuestos a molestias o desventajas de ningún género”, los mandos británicos abogaban por incomunicarlos, privarles del sueño, usar vendas y hacerles que se desnudaran durante el interrogatorio.

Vejaciones y humillaciones

Un manual elaborado en abril de 2008 sugiere mantener al “personal capturado”, como se le denomina, en condiciones de malestar físico, desnudo y continuamente intimidado y explica que la privación sensorial es legal si “hay motivos operacionales válidos” para ello.

Otras instrucciones más recientes indican que las vendas para los ojos, los tapones en los oídos y las esposas para maniatar a los presos son instrumentos esenciales en los interrogatorios militares y señala que a los prisioneros sólo deben permitírseles cuatro horas de sueño ininterrumpido aunque puedan descansar hasta ocho horas al día.

Igualmente, proponían que los prisioneros fuesen interrogados en lugares preferentemente sucios e incómodos.

El caso de Baha Mousa

Lee el resto de esta entrada

La dura vida del visón: de animal maltratado a abrigo

La Organización de Empresarios Peleteros lo niega

Desde que nacen viven encerrados y hacinados en pequeñas jaulas. A los siete meses, mueren asfixiados con gas tras dos minutos de agonía. Finalmente, se les arranca la piel que se utiliza para confeccionar lujosos abrigos y complementos. La organización en defensa de los derechos animales ‘Igualdad Animal’ ha presentado este martes una investigación que ofrece nuevas imágenes sobre el maltrato físico y psicológico al que, según aseguran, son sometidos los visones en muchas de las granjas de cría que existen en nuestro país. La organización ya presentó en 2009 imágenes sobre la forma en que son despellejados tras su muerte.

A lo largo de dos años, quince activistas de la organización se colaron de manera clandestina en 35 de las 38 granjas de visones que creen que operan en España (el 80% está en Galicia). Allí grabaron varias horas de vídeo y tomaron casi mil fotografías para documentar el estado en el que viven estos animales: “Las imágenes son aterradoras”, afirma Sharon Núñez, portavoz de la organización.

Cerca de 400.000 visones mueren cada año para satisfacer la demanda de la industria peletera en España (la cifra mundial asciende a 50 millones): “Nuestro objetivo es generar un debate social sobre la explotación de animales y lograr el cierre de estas granjas, como ha ocurrido en otros países europeos”, explica Núñez.

En Inglaterra y Gales las granjas de visones fueron prohibidas en el año 2000 (al igual que en Gales). En Austria dejaron de operar en el año 2005. Según recuerda ‘Igualdad Animal’, otros países como Irlanda, Finlandia, Suecia y Noruega estudian su prohibición tras el debate social generado sobre el trato que reciben los visones en este tipo de instalaciones.

Los peleteros niegan que haya maltrato

El secretario de la Organización Empresarial Española de Peletería (OEEP), José Miguel Martín Manzanares, “se resiste a creer” que las imágenes difundidas correspondan a la realidad ya que “si esto fuera así, los inspectores tendrían que haberlo detectado”, asegura en conversación telefónica.

“Los estándares están especificados por la normativa europea, que obliga a todas las granjas, y hay inspectores que las revisan periódicamente”, añade el empresario, que acusa a ‘Igualdad Animal’ de “montar un show”. Martín pide, asimismo, que no se generalice y que se respete a todos los granjeros que están cumpliendo con la normativa.

ELMUNDO.es se puso en contacto con la Asociación Gallega de Criadores de Visión (AGAVI) para conocer su valoración sobre la investigación pero no pudo hablar con ninguno de sus responsables. Su presidente, Isidoro Cisneros, se encontraba de viaje.

Escasa atención veterinaria

La investigación, que recoge los testimonios de dos veterinarios, subraya que los animales apenas reciben atención médica. Las numerosas heridas que se hacen entre ellos y los cortes causados por las jaulas no se tratan si no afectan a zonas de las que se extrae la piel. Así, en las imágenes se muestran visones con las dos patas y su cola mutiladas y en carne viva. Según el informe, los animales se hacinan en jaulas de 35 centímetros de ancho por 45 cm. de alto y un metro de profundidad. Un compartimento de estas características puede alojar a diez animales. Con frecuencia, viven entre sus propios excrementos, en instalaciones muy sucias que comparten con cadáveres y restos de otros animales, “lo que provoca a menudo infecciones que agravan su sufrimiento”.