Archivo del sitio

Perú desenvuelve el misterio de la momia ‘alienígena’

El antropólogo peruano Renato Dávila Riquelme ha revelado el hallazgo de dos momias, una de las cuales -asegura- no tiene características humanas.

El director del Museo Etnológico Ritos Andinos, ubicado en el distrito de Andahuaylillas, provincia de Quispicanchi (Cusco) aseguró que a pesar de que los esqueletos fueron descubiertos hace dos años en una tumba ubicada a más de 3.250 metros de profundidad, el hallazgo no sido revelado hasta ahora.

“Es un ser de 50 centímetros de estatura que no coincide con ningún estereotipo humano. Tiene la cabeza triangular, la cavidad de los ojos es demasiado grande y voluminosa. Tiene una especie de aletas en el maxilar inferior que no existe en ningún grupo étnico en el mundo” explica.

“Lo que llama aún más la atención es que tiene la fontanela abierta [algo propio de infantes de corta edad] y tiene muelas de juicio y molares, lo que tampoco coincide con las características de ningún ser humano”, agrega Dávila.

Además, dos médicos, uno español y uno ruso, que estaban de turismo, coincidieron en señalar que, físicamente, las momias no se corresponden a las de un ser de la tierra. Sin embargo algunos arqueólogos aseguran que aún es temprano para adelantar opiniones antes de obtener los resultados de los estudios especializados que se están realizando.

Por ejemplo, el doctor Alfonso Sánchez Hermosilla, antropólogo forense del Instituto de Medicina Legal de Cartagena, está convencido de que el asunto del alienígena es una farsa. “Se trata de un bebé de pocos meses, con una grave malformación congénita que sin duda le acarreó la muerte poco después de nacer. La forma del cráneo se debe a una hidrocefalia congénita, una de sus muchas malformaciones”, afirma.

“El hueso frontal dividido en dos es normal en un bebé, pero además, el 10% de la población mundial, en todas las etnias, los conserva en la edad adulta. […] La presencia del denominado hueso epactal o hueso inca, confirma su origen étnico amerindio. La presencia de dientes, que por cierto son de leche, y no definitivos, no es infrecuente en recién nacidos, sobre todo en el contexto de malformaciones congénitas severas”, subraya.

Algunos historiadores explican que la malformación del cráneo podría ser una influencia de la Cultura Paracas (civilización situada a lo largo de la costa sur central del Perú) en los antiguos habitantes de la zona del Cusco. Durante la existencia de aquella cultura era habitual la práctica de las trepanaciones y deformaciones craneales, cuya explicación ha generado un sinnúmero de teorías.

 

Fuente  :  RT

 

 

DESCUBREN MOMIA EXTRATERRESTRE EN UNA PIRAMIDE EGIPCIA

El cuerpo de un ser preservado perfectamente, cuidadosamente momificado de un extraterrestre fue encontrado enterrado en una antigua pirámide.


ruinaspiramidesenusretii.jpg

 

Una misteriosa criatura de entre 150 y 160 centímetros fue hallado por un arqueólogo cerca de Lahun cuando exploraba una pequeña pirámide cercana a la de la doceava Dinastía de Senusret II. Sin embargo, éste hecho no trascendió inmediatamente. “La momia de lo que parece ser un extraterrestre, data de más de 2000 años y según parece se trataría de un humanoide” dijo una fuente del Departamento Egipcio de Antigüedades, que proporcionó los detalles y las fotografías del hallazgo pero lo hizo bajo condición del anonimato.”

momiaextraterrestre-de-lahun.jpg

Algunas fuentes de la web aseguraron que se trata de un ser de la especie reptiliana por su piel y los rasgos que los caracterizan, como por ejemplo, sus ojos, excesivamente grandes y de forma ovalada.

Las inscripciones en la tumba de la momia demostraron que era un consejero del rey nombrado Osirunet, que significa estrella o enviado del cielo”. El cuerpo momificado fue enterrado con gran respeto y cuidados, acompañado por un número de extraños objetos que hasta el momento los encargados del museo arqueológico no han podido identificar.

Según la fuente egipcia, la momia extraterrestre fue descubierta por el Dr. Viktor Lubek, ciudadano checoslovaco y profesor jubilado de la Universidad de Pennsylvania. El arqueólogo localizó el oculto compartimiento mientras realizaba una investigación dentro de una pequeña pirámide al sur de la pirámide principal; Senusret II, la cual contiene a la reina del faraón. En el lugar, además se encontraron algunas mezclas de oro y arcilla que cubría el cadáver, y vestigios de un paño de aspecto similar al lino, cubriendo la piel del enigmático ser.

Los objetos que contenía la tumba incluyen artefactos hechos de un material resistente de tipo sintético que nadie ha podido identificar. Nunca nadie ha encontrado elementos similares en otras tumbas egipcias, por lo que el descubrimiento, sería de gran importancia para la arqueología actual.

El mensajero anónimo del cual se ha obtenido la información, asegura además que el hallazgo ha causado una gran consternación entre los funcionarios egipcios, que desean mantenerlo oculto hasta encontrar una explicación plausible sobre la extraña momia. El gobierno ha consultado a un número de respetados arqueólogos, pero hasta la fecha ninguno puede explicar el hallazgo en términos ordinarios.

“La verdad es, que todos los experto que ha visto la momia han concluido que no es de origen terrenal”, dijo la fuente. “Hay una sensación que éste es un extraterrestre quién terminó de alguna manera aconsejando a un rey egipcio”. Pero cada uno en el gobierno se está apartando de esa conclusión porque apoyaría las nuevas ideas de que los antiguos egipcios tenían la ayuda de extraterrestres en la construcción de su extraordinaria civilización. “Los egipcios rechazan creer que su herencia vino de espacio exterior”.

 

Fuente  :   Eltiempo.com