Archivo del sitio

Actos equivocados en celebraciones de semana santa para inculcar politeísmo, fetichismo, idolatría y confusión, derivan de la Religión católica romana y ofenden al Dios verdadero

Por: José Alberto Betanzos Salgado.

“Jehová nuestro Dios santificó todos los días de nuestra existencia, por tanto no existe semana santa cada año, sino en todo tiempo mandamientos que cumplir para vivir y condenas para morir, como predicó con el ejemplo nuestro señor y salvador JESUCRISTO, con su pasión, muerte y resurrección”.

Las creencias, costumbres y tradiciones que se manifiestan principalmente en nuestro país mexicano, personificadas en Actos equivocados en celebraciones de semana santa para inculcar politeísmo, fetichismo, idolatría y confusión derivan de la religión católica romana y ofenden al Dios verdadero y su equivocación condena al que la practica.
Las veneraciones a imágenes supuestas religiosas divinas, escenificaciones de crucifixiones, flagelaciones, encruzados y penitentes cargando en los hombros gruesos y pesados rollos de zarzamora, mientras otros caminan descalzos atados de los tobillos con pesadas cadenas que arrastran, entre otras contradictorias practicas, las llevan a cabo confiando en agradar a Dios cuando lo que hacen es totalmente lo contrario.
En la bella ciudad de Taxco de Alarcón Guerrero por ejemplo; los actos religiosos que se exhiben en las procesiones con motivo de la celebración de semana santa es una clara muestra de su doctrina equivocada, predicando a sus feligreses, mezclada de politeísmo, (De poli-1 y el gr. θε¿ς, dios). 1. m. Doctrina de los que creen en la existencia de muchos dioses. Fetichismo (Del fr. fétiche).1. m. Ídolo u objeto de culto al que se atribuye poderes sobrenaturales, especialmente entre los pueblos primitivos. Idolatría, (Del b. lat. idolatr¿a, y este del gr. ε¿δωλολατρε¿α).1. f. Adoración que se da a los ídolos.2. f. Amor excesivo y vehemente a alguien o algo.

Y confusión total, pues, durante las procesiones que se celebran cargan grandes y pesadas imágenes hechas de diversos materiales entre ellos de madera y yeso y por manos de hombre que tienen mas de 49 nombres las imágenes de bulto: el Cristo de los manantiales, el Cristo de la humildad, el Cristo del refugio, el Cristo del veneno, el Cristo de las minas etc. Etc. Y así mismo imágenes de vírgenes, Siendo que “Dios es uno solo en una divina trinidad, Dios padre, (Jehová) Dios Hijo (Jesucristo) y Dios espíritu Santo”. Y son a la verdad un solo Dios vivo omnipresente, omnipotente y omnisciente, el único que merece toda nuestra alabanza y adoración.

Existen muchas creencias mundanas que al practicarlas son condenatorias; el practicar la idolatría es pecado mortal y de ello habla la sagrada biblia en su sagrada escritura desde el antiguo hasta el nuevo testamento, es decir desde el principio en génesis hasta el fin en apocalipsis en varias porciones bíblicas, Dios nuestro Dios, revelo- inspiro a profetas y apóstoles las consecuencias que sufren los idolatras, y dejo muy en claro que muerte y destrucción es la condenación, luego entonces quien osa amar idolatría es por que ignora que escrito esta en este el primer mandamiento, “Amaras al Sr. tu Dios sobre todas las cosas”. El que practica idolatría por lo general es por creerle a gente que vive en el error.
Dejo a continuación para conocimiento de ustedes los estatutos de nuestro Dios.

El que tenga oído escuche y el que tenga entendimiento entienda:

Lee el resto de esta entrada

Así cambia la fecha de la Semana Santa [..en realidad Cristo nació en el año 7 ó 6 AD o ‘antes de Cristo’…]

Extracto :

[..Muchas fechas religiosas tienen su origen en la adaptación de celebraciones paganas con raíz astronómica..]  [..en realidad Cristo nació en el año 7 ó 6 AD o ‘antes de Cristo’…]

Noticia :

El astrónomo Rafael Bachiller nos descubre en esta serie los fenómenos más espectaculares del Cosmos. Temas de palpitante investigación, aventuras astronómicas y novedades científicas sobre el Universo analizadas en profundidad.

Esta Semana Santa cae en una fecha muy avanzada del calendario. El domingo de Pascua nunca puede caer ni antes del 22 de marzo ni después del 25 de abril. Así pues, al celebrarse el 24 de abril, este año nos encontramos a tan sólo un día del límite. ¿A qué se deben los cambios de fecha de la Semana Santa?

Regla simple (casi correcta)

La regla que se suele utilizar para calcular la fecha de la Semana Santa es la siguiente: el domingo de la Pascua de Resurección es el siguiente a la primera luna llena que sigue al equinoccio de la primavera boreal (es decir, del hemisferio norte).

El embrollo de la Pascua

Muchas fechas religiosas (en particular las católicas) tienen su origen en la adaptación de celebraciones paganas con raíz astronómica y están relacionadas a menudo con los cambios de estación. El caso de la Semana Santa es particularmente importante pues de su fecha dependen otras celebraciones religiosas (como el Pentecostés y la Ascensión). Fijar la fecha de la Pascua de Resurección también es importante para la sociedad civil pues algunas de estas celebraciones religiosas tienen reflejo en el calendario laboral.

Hasta el principio del siglo VI, en el cristianismo reinaba una gran confusión sobre la fecha adecuada para celebrar esta Pascua y diferentes grupos tenían sus criterios propios y diferenciados para fijarla. Aunque en el Concilio de Arlés (año 314) ya se reconoció la necesidad de fijar una fecha común de celebración para toda la cristiandad, el embrollo se prolongó hasta el año 525, cuando Dionisio el Exiguo adoptó unos criterios claros (que procedían de la iglesia de Alejandría) y emitió una normativa desde Roma.

La norma era aproximadamente la expresada más arriba. Pero así enunciada, planteaba importantes problemas a la hora de ponerla en práctica.

Un poco más complicado

Por ejemplo, el equinoccio de la primavera boreal no tiene una fecha fija, sino que puede oscilar entre el 20 y 22 de marzo y, de no calcularlo con criterios astronómicos, ello podía introducir confusiones a la hora de calcular el primer plenilunio. Por otro lado, la fecha local del plenilunio puede cambiar de un día de acuerdo con el emplazamiento geográfico. Además, para diferenciar muy claramente la Pascua cristiana de la Pascua judía, no se deseaba que ambas coincidiesen nunca en la misma fecha.

Teniendo todos estos elementos en cuenta, se estableció la regla completa (y correcta) para la determinación de la Pascua:

El domingo de Pascua es el siguiente a la primera Luna llena ‘eclesiástica’ (un plenilunio ficticio definido por la Iglesia mediante unas tablas numéricas) que se da en o tras el 21 de marzo.

Esta regla lleva implícito que cuando el plenilunio eclesiástico cae en domingo, la Pascua se celebra el domingo siguiente, lo cual impide que la Pascua cristiana coincida con la judía.

fortunadamente no hay que recurrir a esta regla completa y exacta más que en contadas ocasiones y la regla simple suele funcionarpara un elevadísimo número de años.

De esta regla se desprende que la Pascua de Resurección nunca puede ser antes del 22 de marzo (cuando el plenilunio sucede un 21 de marzo que además es sábado) ni después del 25 de abril (cuando hay plenilunio el 20 de marzo y, además, el 18 de abril –fecha del siguiente plenilunio- es un domingo, lo que hace retrasar la Pascua de una semana).

Algoritmos

Durante el Renacimiento se compilaron tablas para calcular la fecha de la Pascua, algunas de ellas en función del número áureo (un irracional con muchas propiedades interesantes al que se le atribuye importancia estética e incluso mística). Pero pronto se desarrollaron diferentes algoritmos algebraicos. El más popular es el algoritmo de Gauss que permite calcular la fecha de la Pascua mediante cinco operaciones aritméticas sencillas.

Hoy día tenemos disponibles en internet numerosas páginas web que nos realizan el cálculo de la fecha de Pascua y de las principales fiestas variables durante y después de la Semana Santa. Una muy clara, y en castellano, que nos calcula la Pascua entre los años 1583 y 2499 es ésta.

También interesante :

Lee el resto de esta entrada