Archivo del sitio

Los expertos se preparan para el hallazgo de vida extraterrestre

Una nueva fase se inicia con la búsqueda de planetas extrasolares habitables

El descubrimiento de cualquier forma de vida extraterrestre sería uno de los mayores acontecimientos en la historia de la humanidad. Fuera vida inteligente o no, cambiaría de forma radical la percepción personal de cada uno y la de nuestro lugar en el universo. De eso están seguros todos los científicos y pensadores reunidos por la Royal Society británica en Londres para analizar la fase actual de los esfuerzos para detectar vida extraterrestre y las consecuencias que tendría esta detección para la ciencia y la sociedad. En la reunión se propuso una nueva escala, la escala de Londres para evaluar cualquier anuncio de vida extraterrestre.

El análisis de las posibles consecuencias varía más. Se pueden esperar reacciones de miedo y alboroto, pero también de calma y placer, dependiendo de cómo sea la forma de vida descubierta y la distancia a la que se encuentre, señala Albert Harrison, de la Universidad de California. Como los métodos influyen tanto en los posibles hallazgos, los descubrimientos más probables son de vida microbiana o similar en nuestro Sistema Solar, o de transmisiones electromagnéticas desde algún punto mucho más distante. En ambos casos, serían hallazgos sensacionales pero minimalistas, que no afectarían a la vida cotidiana.

El paleontólogo y experto en evolución Simon Conway Morris, de la Universidad de Cambridge, se prepara para lo peor. Así tituló su intervención en la reunión de Londres. Las biosferas extraterrestres pueden ser muy similares a la terrestre y entonces sería inevitable que emergiera la inteligencia, y nos encontraríamos con civilizaciones parecidas a las nuestras, con todas sus características negativas. Conway esgrime argumentos evolutivos para señalar que este escenario le parece muy poco probable. El opuesto, por el que se inclina, es que estamos completamente solos en el Universo.

Sin embargo, el cambio de paradigma que supuso desde 1992 la detección de planetas fuera del Sistema Solar (ya van 500 identificados) hace pensar a muchos que las generaciones actuales pueden llegar a ver la firma de la vida en otro lugar distinto de la Tierra. Aunque “la astrobiología es el estudio de las cosas que no existen”, según una cínica definición muy popular en el mundo científico, su convergencia con el veterano enfoque SETI (programas de búsqueda de inteligencia extraterrestre) es un hecho y marca la nueva fase.

SETI, que intenta detectar señales extraterrestres, cumplió 50 años en 2010 sin conseguir su objetivo. Frank Drake, su impulsor, piensa que es preciso mantener una gran amplitud de miras sobre dónde y qué buscar, y reconoce que las hipótesis utilizadas hasta ahora han sido ingenuas. La búsqueda ya se ha ampliado de las ondas de radio a las señales ópticas e infrarrojas, pero Drake cree que mientras no se puedan detectar directamente “las luces de las ciudades por la noche” en otras civilizaciones, dependemos de que éstas quieran dar pruebas de su existencia con potentes emisiones intergalácticas. Siempre optimista, se pregunta: “¿Existirá una red de civilizaciones intercomunicadas, una versión real del Internet galáctico mítico?”

Cuando se quiere buscar vida directamente y no por sus manifestaciones, el principal escollo es que no se sabe qué buscar exactamente, ya que no se conoce el origen de la vida en la Tierra y tampoco se sabe si la vida fuera sería similar. Que la biología sea tan universal como la física y la química no es algo demostrado, aunque en el Universo exista un número sorprendentemente grande de los ladrillos de la vida basada en el carbono (las moléculas básicas de la bioquímica terrestre). Los expertos británicos en ciencias espaciales Martin Dominik y John Zarnecki se preguntan si podríamos siquiera concebir formas de vida mucho más avanzadas evolutivamente que la nuestra, lo mismo que una ameba no podría imaginar a un ser humano.

Los métodos químicos para detectar vida, como la medida de isótopos, son los mejores, asegura Collin Pillinger, que dirigió el fallido intento de la sonda Beagle 2 en Marte. Y Paul Davies, que participó en el estudio del reciente y controvertido estudio de la NASA de una bacteria que vive de arsénico, muestra su lado más imaginativo, con una propuesta para detectar una posible biosfera en la sombra en la Tierra. Si la vida hubiera surgido más de una vez en la historia terrestre, quedaría demostrada la hipótesis de que la vida no es el fruto de una casualidad sino que es un imperativo cósmico, propugnada por el premio Nobel Christian de Duve, que también participó en la reunión de Londres. Davies propone buscar la vida espejo, con quiralidad opuesta.

Lee el resto de esta entrada

UFO: 3 Objects Approaching the Earth from Outer Space “Subtitulos en ESPAÑOL”

 

Se recomienda ir al sitio SKY-MAP.ORG e introduzca las siguientes coordenadas para ver de los objetos :

19 25 12 -89 46 03 – el gran objeto primero
16 19 35 -88 43 10 – un objeto cilíndrico
02 26 39 -89 43 13 – el objeto como un círculo

Ovnis detectados por Seti llegarían en 2011

Parece un argumento de Ciencia ficción , pero es un trascendido del gobierno de EE UU

http://weeklyworldnews.com/headlines/26535/alien-spaceships-to-attack-earth-in-2011/

¡Tres naves espaciales alienígenas gigantes se dirigen a la Tierra!
Los científicos predicen que llegará a principios de 2011.

Los científicos de SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre), una organización independiente sin ánimo comercial, hicieron un anuncio muy importante:

“Tres naves espaciales gigantes se dirigen hacia la Tierra. La más grande de ellos es de 200 millas de ancho. Los otros dos son ligeramente más pequeñas. En la actualidad, los objetos se desplazan por Júpiter.

A juzgar por su velocidad, deberían estar en la Tierra a principios de 2011 “, dijo John Malley, el experto en extraterrestres SETI.

Las naves espaciales se han detectado por el sistema de búsqueda HAARP. El sistema, instalado en Alaska, fue diseñado para estudiar el fenómeno de la aurora boreal.

Según los investigadores de SETI, los objetos son naves extraterrestres. Que serán visible en los telescopios ópticos tan pronto como lleguen a la órbita de Marte – en algún momento en marzo de 2011.

El gobierno de EE.UU. ha sido informado informes sobre este evento.

los investigadores de SETI han pasado cincuenta años de control del espacio. Profesor Malley, dijo que han demostrado concluyentemente que “son sólo los recién llegados en este mundo inmenso e inexplorado. Muchos creen que hay muchas otras civilizaciones en el espacio al lado de nuestra propia civilización. ”

Wikileak recientemente ha publicado muchos documentos clasificados que prueban que la NASA y funcionarios de EE.UU. de alto nivel son conscientes de las tres naves espaciales y están haciendo planes para luchar contra las naves espaciales.

Ellos han estado ocultando información a la opinión pública de EE.UU. por décadas.

Wikileaks también confirma que los avistamientos de ovnis en los últimos tres meses demuestran que las invasiones alienígenas (predicho desde hace tiempo por el SETI) han comenzado.

Lee el resto de esta entrada

Detectan 3 naves espaciales gigantes rumbo a la Tierra: Llegan el 2012

Los encuentros OVNI fueron especialmente frecuentes a mediados del siglo 20, y cuando resultó imposible pasar por alto tanto incidente o avistamiento se abrió la era de la investigación oficiosa.

Se establecieron servicios especiales vinculados a las Fuerzas Armadas, y se habilitaron laboratorios para estudiar el fenómeno.

No se descarta, incluso, que los Servicios Secretos hayan tenido la oportunidad de estudiar fragmentos de naves extraterrestres y, a lo mejor, alienígenas

Hasta que llegó la hora de que la ciencia dijera su palabra sobre un fenómeno presente en todo el mundo. Y la dijo.

SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre), una organización independiente, sin ánimo comercial, dio a luz un comunicado con una información impactante.

Según SETI, tres naves espaciales gigantes se dirigen hacia la Tierra.
La más grande de ellas es nada menos que de 240 Kilómetros de ancho. Las otras dos son más pequeñas.
En la actualidad, están más allá de la órbita de Plutón.

Las naves espaciales se han detectado por el Sistema de búsqueda HAARP.
El Sistema, basado en Alaska, fue diseñado para estudiar el fenómeno de la aurora boreal

Según los investigadores de SETI, los objetos detectados pueden ser o no ser astronaves. Ellos serán visibles en los telescopios ópticos tan pronto como lleguen a la órbita de Marte.

El Gobierno de EE.UU. ha sido informado sobre el evento.
Las astronaves deberían llegar a la tierra en diciembre del 2012.

Esta probable fecha de contacto con una supuesta civilización extraterrestre plantea de nuevo reflexiones sobre el calendario maya, el que finaliza el 21 de Diciembre de 2012.

¿Es sólo una coincidencia?

Más probable y más duro, según los investigadores de SETI, es que en este tiempo se hayan confundido equivocadamente deseo y realidad, para culminar con 50 años de constante vigilancia del espacio sin ningún resultado.

Sin embargo, la humanidad recién empieza a explorar el espacio. Muchos creen que hay muchas otras civilizaciones junto a la nuestra en el universo.

Se rumorea que Estados Unidos clasificó mucha información en el primer vuelo a la Luna

En 1988, un prominente funcionario chino, miembro del programa espacial de su país, develó imágenes de huellas humanas en la superficie lunar.

El funcionario declaró que había recibido la información de una fuente confiable y acusó a los estadounidenses de ocultar esa información.

Las fotos eran del 3 de agosto de 1969, es decir de dos semanas después que Armstrong y Aldrin pisaran la superficie de la Luna el 20 de julio de 1969.

Por lo tanto, los materiales de la Misión lunar fueron estudiados y clasificados por la NASA.

El 15 de Marzo de 2009, The New York Times reveló otra información. El mismo funcionario chino, Mao Kan, afirmó que había obtenido más de 1.000 fotografías en que la NASA muestra un cadáver humano en la Luna.

Lee el resto de esta entrada

UFO: 3 objetos se aproximan a la Tierra desde el espacio y llegarán en el 2012

El astrofísico Craig Kasnov del proyecto SETI ha anunciado el acercamiento a la Tierra, de 3 objetos de gran tamaño en movimiento muy rápido.

Aumentan posibilidades de vida extraterrestre

Una serie de descubrimientos recientes hace que aumenten las posibilidades de que haya vida en otros sitios del universo.

En los últimos días, unos científicos informaron que hay tres veces la cantidad de estrellas que se pensaba. Otro grupo de científicos descubrió un microbio que puede vivir de arsénico, lo que implica que puede haber vida en condiciones más extremas que las pensadas. Previamente este mismo año, unos astrónomos revelaron haber hallado por primera vez un planeta potencialmente habitable.

“La evidencia es cada vez más fuerte”, comentó Carl Pilcher, director del Instituto de Astrobiología de la NASA, que estudia los orígenes, la evolución y las posibilidades de vida en el universo. “Creo que todo el que analice esta información va a decir, ‘tienen que haber vida allí”’.

La evidencia, no obstante, es demasiado fresca y los científicos todavía no han sacado conclusiones definitivas.

Una razón para no sentirse demasiado optimista es que la búsqueda de vida comienza a niveles muy pequeños, microscópicos, y luego se analiza la evolución de esos organismos. Los primeros indicios de que hay vida en otros planetas podrían ser generados por un moho baboso más que por alguna versión de ET, el Extraterrestre.

Los científicos tienen una ecuación que calcula las posibilidades de vida civilizada en otro planeta. Pero se basa mayormente en puras suposiciones y en consideraciones como las posibilidades de que haya evolucionado alguna forma de inteligencia y cuánto puede durar una civilización. En el fondo, esos cálculos se basan en dos factores básicos: ¿Cuántos sitios están en condiciones de sustentar vida? Y qué tan difícil resulta que se perpetúe alguna forma de vida.

El descubrimiento de que hay más estrellas que las pensadas implica que hay una mayor cantidad de sitios donde pude haber vida y hace que se expanda la definición de lo que constituye vida. Diez científicos entrevistados por la AP coincidieron en que la posibilidad de vida extraterrestre es más grande que nunca.

Seth Shostak, astrónomo del Instituto SETI de California, dice que todas las evidencias surgidas en tiempos recientes “apuntan en una dirección que alienta la vida allí, y no tenían por qué hacerlo”.

Los científicos descartaron en su mayoría las teorías de que podía haber vida en otros planetas. Ahora, según Shostak, es a la inversa y pensar que la Tierra es el único planeta donde hay vida es como creer en milagros. “Y los astrónomos no creen en milagros”, señaló.

Los astrónomos, no obstante, sí quieren pruebas y todavía no las tienen.

El astrobiólogo de la NASA Chris McKay afirmó que “hay cosas reales que indican que ser optimista en torno a la presencia de vida en otros sitios no es una tontería”.

Para empezar, hay que determinar dónde puede haber vida. Hasta hace pocos años, los astrónomos pensaban que sólo podría haber vida en planetas que circulan alrededor de estrellas como nuestro sol. Por eso, la búsqueda se enfocó en estrellas como la nuestra.

Se descartó así la más común de las estrellas, las llamadas enanas rojas, que son más pequeñas que nuestro sol y más opacas. Probablemente el 90% de las estrellas del universo sean enanas rojas. Los astrónomos creían que los planetas que circulan en torno a ellas no pueden tener vida.

Pero hace tres años, la NASA reunió a los principales expertos en ese tema, quienes analizaron datos y llegaron a la conclusión de que sí podría haber vida en los planetas que orbitan las enanas rojas. Esos planetas tendrían que estar más cerca de sus estrellas y no rotarían tan rápido como la Tierra. Los científicos determinaron que las pequeñas estrellas pueden ofrecer condiciones muy distintas a las de la Tierra, pero que permitirían alguna forma de vida.

En otras palabras, hay miles de millones de mundos nuevos en los que no se puede descartar que haya vida.

Lee el resto de esta entrada

Extraterrestres nos contactarían mediante un Twitter cósmico

Los extraterrestres pueden haber estado tratando de contactar a los seres humanos mediante la comunicación de una manera similar a Twitter, de acuerdo con dos investigadores estadounidenses.

Para casi la mitad de una década, el proyecto SETI ha buscado sin éxito vida extraterrestre. Sin embargo, SETI pueden estar buscando el tipo equivocado de señales de los extraterrestres, según sostienen desde la Universidad de California, Irvine, el astrofísico Gregory Benford y su hermano gemelo, James, un físico que se especializa en la tecnología de microondas de alta potencia.

En dos estudios que aparecen en la edición de junio de la revista Astrobiology, los hermanos Benford, junto con el hijo de Dominic James, un científico de la NASA, examinaron la perspectiva de que una civilización esté enviando señales desde el espacio.

Los Benford proponen que estas señales no se transmiten continuamente en todas las direcciones, sino más bien son pulsadas y estrechamente dirigidas por banda ancha.

Utilizarían mensajes cortos y dirigidos, como en la red social Twitter.

Creen que esas ondas podrían provenir también de la Vía Láctea, especialmente del centro, donde se concentra el 90 por ciento de las estrellas./ interesanteycurioso.com

Fuente  :   Contexto.com

¿Se recibió en 2008 una señal inteligente de Gliese 581g?

Un astrónomo australiano pudo registrar entonces un único pulso luminoso en los alrededores del planeta

Cuando aún resuenan en los medios de comunicación de todo el mundo los ecos del hallazgo de Gliese 581g, que podría ser el primer planeta habitable descubierto por el hombre, el prestigioso astrónomo australiano y miembro del programa SETI Ragbir Bhathal pone sobre el tapete un inquietante trabajo dirigido por él hace dos años: la recepción de un misterioso y único pulso de luz, captado por él en persona y procedente de la misma región de espacio, a 20 años luz de distancia, en la que se ha encontrado el nuevo planeta. ¿Simple casualidad o una señal enviada por seres inteligentes? El debate, una vez más, está servido.

Tal y como recoge la edición on line del diario británico Daily Mail, el doctor Ragbir Bhathal, investigador de la Universidad de Western Sydney, registró en diciembre de 2008 una extraña señal procedente del espacio. Difícil de explicar por causas naturales, aquél único pulso luminoso fue captado en los alrededores de Gliese 581 mucho antes de que se supiera que la estrella tenía en su órbita planetas “potencialmente habitables”.

“Siempre que hay una noche clara -dijo Bhathal entonces- subo al observatorio y me doy una vuelta por varios objetos celestes. Fue mirando a uno de esos objetos como encontré la señal. Encontramos un pulso muy largo, del tipo del que emitiría un laser, que es justo el tipo de cosas que andamos buscando”.

Intrigado por su hallazgo, Bhathal siguió escrutando durante meses los alrededores de Gliese 581 en busca de una repetición de la misteriosa señal. Pero no consiguió volver a captarla. Tal fue su conmoción al recibir aquél único pulso de luz que sobre el registro en papel de aquél día y junto al pico de la enigmática señal, el científico anotó lo siguiente: “Es esto ET”?

Puede que se trate de una simple coincidencia, pero este hecho singular añade una nueva capa de misterio al anuncio realizado hace apenas unos días por un equipo de astrónomos de las Universidades de California y Santa Cruz y del Instituto Carnegie de Washington: el hallazgo de Gliese 581g, el mundo más parecido a la Tierra encontrado hasta ahora. Con éste, ya son seis los planetas conocidos alrededor de la misma estrella.

Apenas unos meses después de que Bhathal captara la señal, los astrónomos ya encontraron alrededor de la enana roja Gliese 581 tres planetas (Gliese 581e, Gliese 581c y el Gliese 581d), en las proximidades de su zona de habitabilidad, es decir, muy cerca de la estrecha franja orbital que permite la existencia de agua en estado líquido. Pero aquellos mundos se encontraban en los bordes de esa zona exclusiva en la que, teóricamente, es posible la vida, y por lo tanto los científicos nunca se atrevieron a asegurar que, efectivamente, podían ser habitables.

Lee el resto de esta entrada