Archivo del sitio

Presagio apocalíptico de Hawking en su 70 aniversario: “una catástrofe sacudirá la Tierra”

Stephen Hawking, el físico y cosmólogo británico más conocido del planeta cumple hoy 70 años y, en vísperas de su aniversario, hizo declaraciones de marcado tono apocalíptico en varios medios de comunicación.

“Creo que es casi seguro pensar que un desastre, como una guerra nuclear o el calentamiento global, afectará a la Tierra”, vaticinó el científico. Según Hawking la raza humana podría estar en peligro de extinción, según reconoció en un programa de radio de BBC, aunque puntualizó que, afortunadamente, este sino de nuestra especia “no es inevitable” ya que, de todos modos, tendrá lugar dentro de miles de años. Para entonces, el físico considera “esencial” que la humanidad haya colonizado ya el espacio.

“Creo que estableceremos eventualmente colonias autosostenibles en Marte y en otros cuerpos celestes del sistema solar, aunque, probablemente no suceda durante los próximos 100 años. Me siento optimista y creo que el progreso científico y tecnológico permitirá a los seres humanos expandirse más allá del sistema solar y llegar a los rincones más alejados del universo”, precisa.

Sin embargo, Hawking advierte que en sus viajes espaciales las misiones tripuladas deberán a toda costa evitar cruzarse con vida extraterrestre, ya que, en el caso contrario -puntualiza-, las consecuencias para la humanidad podrán ser muy graves.

“Descubrir vida racional fuera de la Tierra sería el mayor descubrimiento de la historia, pero ponerse en contacto con una civilización extraterrestre es una cosa muy arriesgada”, sostiene Hawking. Y añade: “si los extraterrestres decidieran visitar nuestro planeta las consecuencias se podría comparar con los acontecimientos que tuvieron lugar cuando los europeos descubrieron el continente americano. Para los aborígenes este descubrimiento se tornó en una catástrofe”.

Sin embargo, a sus 70 años, el mayor ‘misterio sin resolver’ para Hawking no son ni las leyes del universo ni las perspectivas de exploración espacial del sistema solar. Cuando la revista New Scientist le preguntó en qué piensa la mayor parte el día, el físico contestó: “En mujeres. Son un misterio completo”.

Hawking es autor de ‘Una breve historia del tiempo’, obra que sigue siendo un bestseller desde que se publicó por primera vez en 1988, y en la que plantea que la Teoría General de la Relatividad de Einstein implica que el espacio y el tiempo han de tener un principio, en el Big Bang, y un final, dentro de los agujeros negros. La mayor parte de su vida Hawking la ha pasado paralizado en una silla de ruedas debido a que padece esclerosis lateral amiotrófica.

Al perder el habla, Hawking empezó a comunicarse con el mundo a través de un sintetizador de voz, un receptor manejado por los músculos de la mímica de su mejilla, la única parte de su cuerpo que parcialmente conservó su función móvil. Este sintetizador lee los movimientos de su rostro y los transmite a un ordenador. Aunque este músculo también ha empezado ahora a atrofiársele, los especialistas esperan que las nuevas tecnologías ayuden a perfeccionar el sintetizador para que Hawking pueda seguir comunicándose con el mundo.

Fuente  :  RT

 

 

Alerta extraterrestre: «No son nuestros amigos»

Stephen Hawking avisa sobre los peligros de contactar con una civilización alienígena que pudiera venir a exterminarnos

Nadie duda de que en un Universo de magnitudes desproporcionadas exista vida más allá de La Tierra. Pero hay una pregunta que aún no se ha podido responder de modo uniforme: ¿Cómo será esa forma de vida? El prestigioso y a la vez polémico físico inglés Stephen Hawking puso el dedo en la llaga hace un año al levantar la voz de alarma sobre las constantes señales de nuestra existencia que estamos mandando al espacio en busca del contacto extraterrestre. La teoría de Hawking se basa en la lógica matemática que siempre ha regido su cerebro: “Los extraterrestres que reciban nuestra señal o no dispondrán de la tecnología suficiente para respondernos, o bien tendrán una muy superior que les permitirá venir hasta la Tierra”. ¿Y si resulta hostil esa civilización alienígena a la que hemos llamado nosotros mismos? Afirma el físico que mejor que enviar señales lo que deberíamos hacer es escondernos. Y es que Hawking alerta de que puede producirse el mismo efecto que cuando los españoles llegaron a América en 1492: Una civilización más desarrollada que se lleva los recursos de otra que lo está menos y que, incluso, puede enfrentarse a su desaparición. El pasado mes de mayo Hawking volvió a la carga en una entrevista publicada por ‘The Guardian’ en la que, además de asegurar que ir al cielo después de la muerte no es más que un cuento de hadas, insistía en que «la noción de vida extraterrestre es real, pero peligrosa».

Esta teoría ‘espacio-apocalíptica’ no ha dejado de ganarse críticas entra la comunidad científica a lo largo de los últimos meses. “Si los alienígenas quisieran conquistar nuestro planeta podrían haberlo hecho ya en los últimos 4.500 millones años”, afirma Paul Davies, científico del proyecto SETI –Institución encargada de la búsqueda de vida extraterrestre y que en estos momentos está paralizada por falta de fondos-. “Cualquier cosa que nosotros tengamos aquí, ellos podrían encontrarla en el lugar donde viven. Y en el caso de que en la Tierra haya algún recurso que no exista en su planeta natal, seguramente habría una forma más fácil de conseguirlo que la de venir aquí a invadirnos”, piensa Seth Shostak, también investigador del SETI. Por su parte, David Morrison, director del centro de investigación espacial Ames de la NASA es de la misma opinión, aunque con reservas: “si una civilización ha podido perdurar a lo largo de cientos o miles de años es casi seguro que habrá conseguido resolver los problemas que tenemos nosotros. O por lo menos así lo espero”.

Indicios

Por el momento, sea bueno o no, la humanidad ha enviado ya una buena serie de indicios sobre su presencia en la Tierra. Las dos sondas Voyager, una de las cuales ya navega fuera de nuestro sistema solar, llevan consigo un disco de oro con sonidos e imágenes de nuestro planeta. Además, el SETI ha enviado numerosas señales a la espera de que alguna de ellas sea contestada. Y eso sin contar los numerosos satélites y mecanismos artificiales que han quedado vagando por el espacio tras cumplir su vida útil.

Los temores de Stephen Hawking ante la vida extraterreste se han visto reflejados en el libro de reciente publicación ‘Primer contacto’, obra de Marc Kaufman, director nacional de ‘The Washington Post’. Según escribe Kaufman, “en el SETI se supone que cualquier civilización con la que tuviéramos la suerte de contactar sería inofensiva. No hay evidencia de que esto sea cierto o falso, es solo lo que ellos creen”.

Mientras tanto el físico británico aprovecha las páginas de ‘Primer contacto’ para lanzar una nueva justificación de su teoría: “solo tenemos que mirarnos a nosotros mismos para ver cómo la vida inteligente puede convertirse en algo que no te quisieras encontrar”.

 

Fuente  :  ABC

 

Recuerda…

 

El último ataque contra la humanidad (Tercera parte)

La última carta Illuminati… Falsa amenaza extraterrestre – CAROLIN ROSIN ESPAÑOL DISCLOSURE PROJECT

Los alienígenas llegan en septiembre, anuncia astrónomo argentino

Científicos chinos dicen que detrás de cometa viene un OVNI

Estados Unidos Advierte a Rusia de Invasión Extraterrestre el 2012

NSA PRESENTÓ UNA SERIE DE 29 MENSAJES RECIBIDOS DESDE EL ESPACIO EXTERIOR DE “INTELIGENCIAS EXTRATERRESTRES”

¡FBI libera archivos secretos sobre ovnis y extraterrestres!!

TERREMOTO, GENOCIDIO en LIBIA, CHEMTRAILS, GUERRA CONTRA EXTRATERRESTRES; algo GORDO está pasando

Un científico de la NASA afirma tener pruebas de vida extraterrestre

La vida en la tierra es de origen extraterrestre

 

¿Preparando el terreno para una invasión extraterrestre? WAKE UP !!

Observando hacia atrás en el tiempo, veo detalles que empiezan a relacionarse…

  1. Desclasificación de archivos sobre ovnis y extraterrestres durante los últimos 3 o 4 años. Desde el 2007 los países más importantes han estado haciendo públicos sus archivos “secretos” sobre ovnis. Tenemos a Francia (2007), Irlanda (2007), luego Gran Bretaña (2008), Ecuador (2008), Dinamarca (2009), Canadá (2009), Argentina (2009), Suecia (2009), recientemente Nueva Zelanda (2010). Ver aquí parte del listado y la información asociada. También podéis ver aquí un resumen desde 1992, cuando España desclasificó algo sobre el tema, siguiéndole otros países. Entre ambos documentos uno se hace la idea de la desclasificación progresiva durante la última década. Una década para una aclimatación indirecta y progresiva al fenómeno ovni y extraterrestre…
  2. El Vaticano, gran institución de poder sobre la Tierra, se posiciona estratégicamente junto con Gran Bretaña sobre el tema extraterrestre. En los mismos días que Gran Bretaña abre su archivo (día 15/05/2008), el Vaticano dice un día antes (14/05/2008):
    El director del Observatorio Vaticano Jose Gabriel Funes declara ante L’Osservatore Romano que se puede admitir la existencia de otros mundos habitados por seres extraterrestres, y no contradice la fe cristiana. La figura más señalada en este campo dentro de la Iglesia fue Monseñor Corrado Balducci, un teólogo muy respetado en Roma. En sus frecuentes entrevistas en la televisión italiana y en otros medios, manifestaba de forma contundente que el “contacto con seres extraterrestres” es un fenómeno auténtico y genuino y que no hay incongruencia de todo aquello con respecto a la doctrina de la teología de la Iglesia Católica, y hacía hincapié en que los encuentros con extraterrestres.
  3. Ese mismo mayo del 2008 la comunidad Musulmana y Judía en Rusia se posiciona aceptando la presencia extraterrestre.
  4. En Julio del 2008, el astronauta Dr. Edgar Mitchell, sexto hombre en pisar la Luna, asegura en una entrevista de radio que los extraterrestres están aquí, el gobierno de EE.UU. lo sabe y oculta su presencia. Alguien con las credenciales de este hombre, hace estas declaraciones públicas que dan la vuelta al mundo. A este mismo astronauta se van sumando algunos otros.
  5. A través del cine internacional, el tema extraterrestre siempre ha estado vinculado a la invasión y la violencia. En los últimos años hemos visto las siguientes películas en cartelera, en los cines del mundo occidental:
    Skyline Poster
    • Una lista en Wikipedia
    • Alien y todas sus continuaciones, partes y dobles partes
    • Independence Day (1996)
    • La llegada (1996)
    • Hombres de Negro (1997)
    • Señales (2002)
    • La Guerra de los Mundos (2005)
    • Contact
    • Mars Attack
    • Ultimatum a la Tierra
    • Monsters & Aliens
    • Serie V, relanzada y cortada en nov. 2009
    • Distrito 9 (2009), mucha violencia.
    • Skyline (2010), la última película de invasión violenta extraterrestre, sólo violencia; no queda ni el cámara.

    El tono mayoritario de todas estas películas es la violencia, la invasión y la necesidad de unirnos todos los países del mundo para combatir al enemigo común que viene de fuera. Muchas de ellas la violencia es gratuita y sin sentido, como la de Skyline. Como decía este hombre Lindsay Williams, a través de las películas, la élite revela sus planes…

    Hay un pequeño detalle interesante (a lo mejor insignificante), y es que en el mismo cine, al menos en los de la cadena CINESA, cuando aparecen esos pájaros volando a modo de presentación y uno se da contra el logo de CINESA, desde hace 1 año, ese pato que volaba, ahora es abducido por una nave extraterrestre… que casualidad… además, en estos tiempos. Todo el mundo lo ve, aunque no es consciente de lo que está viendo porque no lo interpreta, sino que lo absorbe como información, eso queda en el inconsciente. ¿Por que aparece una nave extraterrestre y lo abduce con una luz?

  6. El 28 de abril del 2010, tenemos estas increíbles declaraciones del “eminente científico” Stephen Hawking: “El científico Stephen Hawking alerta sobre los peligros del contacto con extraterrestres”. Este hombre continua diciendo:
    El científico británico y astrofísico, Stephen Hawking, ha afirmado en una serie televisiva para el canal de televisión ‘Discovery Channel’ que los extraterrestres “casi seguramente existen” aunque aconseja que los humanos eviten mantener el contacto con ellos. El profesor ha asegurado que es “perfectamente racional” asumir vida inteligente en otros lugares, aunque advierte de que los ‘aliens’ posiblemente harán incursión en la Tierra para proveerse de recursos y luego se irán. “Algunos extraterrestres evolucionados podrían haberse convertido en nómadas y tener intención de colonizar los planetas a los que llegaran“, afirma en la serie ‘En el universo con Stephen Hawking”. Para él, si los extraterrestres visitaran la Tierra el resultado sería similar a cuando Cristóbal Colón llegó a América, un encuentro en el cual los nativos del continente americano no fueron los más beneficiados. Así, el profesor piensa que en lugar de tratar de comunicarse activamente con seres alienígenas los humanos deberían hacer todo lo posible por evitar el contacto. A su juicio, las personas sólo tienen que observarse a sí mismas para darse cuenta de cómo un organismo inteligente puede tornarse en algo que no se quisiera conocer.

    Cuidado con semejantes declaraciones, ya que, primero, alguien como este hombre sienta cátedra, en otras palabras, “si lo dice él, es que debe de ser verdad”, porque hoy en día la Ciencia es la segunda religión del planeta; por supuesto, la ciencia que interesa. segundo, hace falta alguien con credenciales para decir algo así y que el mundo y los otros científicos, como borregos, le hagan caso, pero tiene guasa, porque este hombre no puede hablar, se comunica mediante sistemas electrónicos… ¿cómo se puede demostrar que lo ha dicho él?. Tal vez lo estén utilizando para que de un mensaje que interesa, por alguien que no se puede defender, aunque es una hipótesis… tercero, su mensaje es amenazador, mejor evitar el contacto porque vamos a destruirnos, una vez más el miedo en el público. Este mensaje es justamente el que interesa para el escenario de una posible invasión extraterrestre.

    Lee el resto de esta entrada

Extraterrestres: Nuestros vecinos del piso de arriba

Stephen Hawking preparándonos para encontrarnos con unas civilizaciones poco amables, la Royal Society urgiendo a crear un plan para una amenaza ET… Las noticias sobre «marcianos» copan cada vez más la atención de los medios y la sociedad terráquea

VÍCTOR A. GÓMEZ. MÁLAGA Aunque, de momento, en nuestro país la información sobre la posibilidad de vida extraterrestre inteligente es carne de informativos de humor cínico como El intermedio o programas que mezclan churras con merinas bajo el infinito paraguas del misterio –sí, hablamos de Cuarto milenio–, lo cierto es que de unos años a esta parte proliferan las noticias de cierto calado, y de fuentes de probada importancia y prestigio, al respecto de unos supuestos vecinos de universo.
Por ejemplo, hace pocos meses el gurú de la ciencia Stephen Hawking aseguró que «algunos extraterrestres evolucionados podrían haberse convertido en nómadas y tener intención de colonizar los planetas a los que llegaran, con un resultado similar a cuando Cristóbal Colón descubrió América»; también la Royal Society, una de las sociedades científicas más señeras, ha dedicado el último número de su revista a los ET, alertando también de su tendencia conquistadora. Por no hablar de la supuesta designación de la astrofísica malaya Mazlan Ohtman como embajadora de las Naciones Unidas para el Espacio, un nombramiento que posteriormente fue desmentido a medias. Estos asuntos no son nada nuevo, aunque sí la atención que despiertan en medios más o menos serios, en lugar de las publicaciones conspiratorias en las que hasta hace no mucho quedaban relegados.
«La posibilidad de enfrentarnos con seres inteligentes que no pertenecen a la raza humana podría traer una serie de problemas cuya solución sería difícil de concebir». Así comienza una carta de seis páginas en la que Robert Oppenheimer, el padre de la bomba atómica, se dirigía al simpar Albert Einstein, el hombre que una vez dijo: «Dados los millones de billones de planetas similares a la Tierra, la vida en cualquier lugar del Universo existe, sin duda. No estamos solos en la inmensidad del Universo». La misiva está fechada en junio de 1947. Trece años después, el radioastrónomo Frank Drake empezó los experimentos que culminarían en la creación del proyecto Búsqueda de Inteligencia Extra Terrestre, o SETI –en sus siglas en inglés–, en una controvertida ecuación según la cual hay 10.000 civilizaciones ahí fuera y en un proyecto: enviar un mensaje en forma de ondas, el de Arecibo, a la constelación de Hércules, donde, supuestamente, tenemos compañeros para presentarnos ante ellos –paciencia: se lanzó hace medio siglo y se estima que tardaría en llegar 25.000 millones de años–.

Científico
Pero por cada científico que aseguraba con teorías más o menos plausibles que la vida inteligente fuera de la Tierra era un hecho, surgía otro que desterraba tal aseveración; por cada Oppenheimer había un Fermi, el autor de la paradoja según la cual hay una gran contradicción entre las estimaciones que afirman que hay una alta probabilidad de existencia de civilizaciones inteligentes en el universo y la ausencia de evidencia de dichas civilizaciones. Y de ahí a estimar que la raza humana es, simplemente, un accidente en el Universo.
La pregunta que siempre hacen los agnósticos en estos asuntos: si es tan evidente la existencia de extraterrestres, ¿por qué nunca hemos contactado con ellos o ellos con nosotros? Hay dos respuestas posibles, ambas insatisfactorias para los descreídos: una, la del propio Drake, que asegura que no hemos trabado relaciones con nuestros hipotéticos vecinos, porque no hemos investigado lo suficiente –«Sólo hemos analizado unos pocos miles de los 700 trillones de estrellas»–; otra, la de los más avezados teóricos de la conspiración, que en realidad es otra pregunta: ¿y si, en realidad, ha habido contactos pero los gobiernos los han ocultado? Interesante cuestión, que dio lugar a un buen puñado de temporadas de la serie Expediente X.

Lee el resto de esta entrada

Hawking reabre la polémica entre Ciencia y Religión

El nuevo libro del astrofísico británico Stephen Hawking, donde excluye la posibilidad de que Dios crease el Universo ya ha reabierto la eterna confrontación entre el conocimiento científico y la creencia en Dios, incluso antes de haberse publicado.

ELMUNDO.es ha podido hablar con varios investigadores españoles que, a falta de leer los argumentos científicos de Hawking en su nueva obra, defienden la compatibilidad de ciencia y fe:

Para el académico César Nombela, catedrático de Microbiología y presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) entre 1996 y 2000, la Teología es un ámbito del pensamiento diferente al científico, pero igualmente válido: “La ciencia puede explicar muchas preguntas propias de su competencia, pero probar la existencia de Dios es otro terreno”.

Como científico y creyente, Nombela reconoce “aplicar la ciencia en todas las situaciones racionales; pero no es irracional creer que existe un creador que dio lugar a las mismas leyes de la naturaleza y que da respuesta a las preguntas de la existencia humana”. Y concluye: “El Darwinismo explica la evolución, pero no excluye la existencia de un Creador inicial”.

Por su parte,Nicolás Jouvé, Catedrático de Genética en la Universidad de Alcalá de Henares, a falta de conocer los detalles del polémico libro, no cree que Hawking llegue a conclusiones novedosas sobre el origen de la materia y el tiempo, y afirma que la ciencia es una “parcela del conocimiento que no puede ignorar a otras disciplinas como la filosofía y la teología, que también tratan de responder las cuestiones humanas”. “El ser humano tiene que resolver sus preguntas. La existencia de Dios es un tema ‘intratable’ científicamente“.

Uno de los científicos que más ha hecho por conciliar ciencia y religión es el experto español en evolución genética de las especies, Francisco Ayala. El investigador de la Universidad de California en Irvine, EEUU, declaró a ELMUNDO.es que “la fe y la ciencia no son incompatibles porque tratan cuestiones diferentes”, tras ser galardonado con el premio internacional Templeton el pasado marzo. El premio, que busca vías de diálogo entre la ciencia y la religión, ya había sido concedido anteriormente a líderes espirituales, filósofos y científicos por igual.

Lee el resto de esta entrada

Stephen Hawking descarta la existencia de Dios para explicar el origen del Universo

El científico británico Stephen Hawking afirma en un nuevo libro que la física moderna excluye la posibilidad de que Dios crease el universo.

Del mismo modo que el darwinismo eliminó la necesidad de un creador en el campo de la biología, el conocido astrofísico afirma en su obra, de próxima publicación, que las nuevas teorías científicas hacen redundante el papel de un creador del universo.

El Big Bang, la gran explosión en el origen del mundo, fue consecuencia inevitable de las leyes de la física, argumenta Hawking en su libro, del que hoy adelanta algunos extractos el diario ‘The Times’.

Hawking renuncia así a sus opiniones anteriores expresadas en su obra ‘Una Breve Historia del Tiempo’, en la que sugería que no había incompatibilidad entre la existencia de un Dios creador y la comprensión científica del universo.

“Si llegamos a descubrir una teoría completa, sería el triunfo definitivo de la razón humana porque entonces conoceríamos la mente de Dios“, escribió en aquel libro, publicado en 1988 y rápidamente convertido en un éxito de ventas.

Argumento contra Newton

En su nuevo libro, titulado en inglés ‘The Grand Design’ (‘El Gran Diseño’) y que sale a las librerías el 9 de septiembre, una semana antes de la visita del Papa a Gran Bretaña, Hawking sostiene que la moderna ciencia no deja lugar a la existencia de un Dios creador del Universo.

En esa obra, escrita al alimón con el físico estadounidense Leonard Mlodinow, Hawking rechaza, según el adelanto periodístico, la hipótesis de Isaac Newton según la cual el Universo no puede haber surgido del caos gracias sólo a las leyes de la naturaleza sino que tuvo que haber intervenido Dios en su creación.

Según Hawking, el primer golpe asestado a esa teoría fue la observación en 1992 de un planeta que giraba en órbita en torno a una estrella distinta de nuestro Sol.

“Eso hace que las coincidencias de las condiciones planetarias de nuestro sistema -la feliz combinación de distancia Tierra-Sol y masa solar- sean mucho menos singulares y no tan determinantes como prueba de que la Tierra fue cuidadosamente diseñada (por Dios) para solaz de los humanos”, escribe Hawking.

Lee el resto de esta entrada

«O la humanidad coloniza el espacio o desaparece»

El físico Stephen Hawking prevé un planeta inhabitable y la necesidad por ello de conquistar el espacio exterior

A sus 68 años, Stephen Hawking sigue realizando declaraciones más que sorprendentes. Su última «perla» la ha recogido el portal de internet Big Think, donde el científico ha sentenciado que o se coloniza el espacio durante este milenio, o la humanidad desaparecerá.

Hawking considera que entre los mil años que, según él, tardemos en hacer de nuestro planeta un lugar inhabitable, y los mil millones de años que faltan para que el sol consiga este mismo objetivo por sí mismo, será muy posible que un asteroide, un agujero negro o una supernova, nos manden a todos a una mejor suerte.

Sin embargo, y aunque pueda parecer lo contrario, Hawking se muestra, en palabras propias, «optimista»: «Si podemos evitar el desastre para los próximos dos siglos, nuestra especie permanecerá». Aún quedan salidas.

«Veo un gran peligro en la raza humana»

El científico asegura también que «tenemos que empezar a pensar seriamente cómo nos liberaremos de los límites de este planeta agonizante», aunque indica que es difícil encontrar otro lugar habitable para nuestra raza humana.

Para Hawking, los instintos egoístas y agresivos de los seres humanos unidos a nuestras nuevas capacidades provocarán, de forma muy probable, «un desastre en los próximos cien años, por no hablar de los próximos mil o un millón».

Lee el resto de esta entrada