Archivo del sitio

Una potente supernova explota relativamente cerca de la Tierra

El brillo está aumentando y será visible en el cielo nocturno con prismáticos dentro de unos días

 

La supernova PTF 11kly

 

Imágenes de la galaxia M101 los dias 22, 23 y 24 de agosto (de izquierda a derecha) con la supernova marcada y claramente visible en la última.- PTF

 

 

Una estrella agotada ha explotado en una galaxia relativamente cercana la Tierra, a unos 21 millones de años luz, y un telescopio en EE UU la ha captado a las pocas horas de la explosión, desencadenando una actividad frenética de astrónomos en todo el mundo para observarla y analizar su luz. Se trata de una supernova de tipo Ia y su brillo se está incrementando por momentos. Los expertos calculan que en una semana o 10 días se podrá ver desde la Tierra con prismáticos.

El pasado 24 de agosto, un telescopio automático del Observatorio de Monte Palomar (California) que rastrea constantemente el cielo nocturno para encontrar estas explosiones (el programa Palomar Transient Factory, PTF), captó la nueva supernova en la galaxia espiral del Molinete (M 101); los ordenadores que analizan los datos del telescopio identificaron el fenómeno y lo difundieron por la red de observatorios de todo el mundo para apuntar cuanto antes los telescopios y poder hacer así un seguimiento intenso. El primer científico que vio la supernova, denominada PTF 11kly, fue Peter Nugent, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (EE UU), y sólo tres horas después de que el sistema automático la identificara, ya estaban haciendo análisis de su luz los telescopios de Canarias, según informa, los científicos de Berkeley. Nugent y su equipo, con observaciones realizadas desde los observatorios Lick (California) y Keck (Hawai), han podido determinar que la supernova es del tipo Ia.

Estas explosiones -un millar ha descubierto el PTF desde que comentó su operación, en 2008- se producen cuando una estrella mucho más masiva que el Sol ha quemado todo su combustible (hidrógeno) y su horno de fusión nuclear interno ya no puede contener la presión de la gravedad de la propia estrella masiva y el cuerpo colapsa, desencadenándose la explosión de supernova, que llega a adquirir un brillo superior a la entera galaxia en la que está. Pero los procesos detallados implicados todavía guardan muchos secretos que los científicos quieren desentrañar.

“Las supernovas de tipo Ia son las que utilizamos para medir la expansión del universo y presenciar una tan cercana nos permite estudiarla con detalles como nunca antes”, ha dicho Mark Sullivan , de la Universidad de Oxford, que lidera uno de los primeros equipos que han iniciado el seguimiento de la del pasado miércoles.

El hecho de haber captado la supernova PTF 11kly en las primeras horas y empezar a estudiarla inmediatamente es muy importante para los astrónomos, no sólo para conocer su evolución desde las primeras fases, sino también porque pueden incluso observar fragmentos de la estrella que ha explotado y averiguar de qué tipo era, según ha explicado Andrew Howelly, de la Universidad de California en Santa Bárbara. “Estamos encontrando nuevas pistas para resolver el misterio del origen de estas supernovas que nos ha desconcertado desde hace 70 años. Pese a haber investigado miles de supernovas, nunca he visto algo así”, añade Howelly en un comunicado del laboratorio Berkeley.

La supernova del miércoles está todavía aumentando su brillo y los científicos creen que dentro de una semana o diez días llegará a ser visible desde la Tierra con unos buenos prismáticos, como la supernova de tipo Ia más brillante de los últimos 30 años.

 

Fuente  :  El Pais

 

PD  :  Si nuestro planeta está del Sol a una distancia de 150 millones de km, y la luz viaja a 300.000 km por segundo…. resulta que si se apagara nuestra estrella, tardaríamos en enterarnos 8 minutos…  osea que la luz que vemos ahora abandonó el Sol hace ese tiempo…

Entonces…. no es que haya explotaro ahora… ya explotó hace tiempo… y en su caso sería que en unos 10 días se vería en el cielo lo que pasó hace seguramente demasiados años…

 

 

El cometa Holmes estallará en 2014

Una misteriosa y espectacular llamarada emitida por la roca espacial hace sospechar una explosión tan violenta que quizás pueda ser observada a simple vista

 


 

El cometa Holmes

En octubre de 2007, el cometa Holmes dejó literalmente pasmados a los astrónomos cuando, en menos de 24 horas, empezó a brillar con una intensidad 500.000 veces superior a lo normal, pasando de ser una simple esfera de polvo congelado a un orbe tan brillante que podía distinguirse a simple vista, sin necesidad de instrumentos de observación. Más que un cometa, se dijo entonces, parecía una supernova. Ahora, una misteriosa y espectacular llamarada emitida por el cometa hace sospechar que aquel fenómeno puede estar a punto de volver a producirse.

En 2007, y en cuestión de pocas horas, el cometa Holmes pareció explotar en el cielo. El acontecimiento fue observado por el astrónomo español Juan Antonio Henríquez Santana desde el observatorio de Tenerife. Los científicos calcularon que el Holmes expulsó de repente más de cien millones de toneladas de polvo al espacio, una cantidad comparable a la nube de ceniza emitida por el monte Santa Helena en mayo de 1980, y que hizo que el Holmes se hinchara hasta alcanzar un diámetro mayor que el del Sol.

Sin embargo, y a pesar de que durante meses enteros decenas de telescopios de todo el mundo siguieron observando el cometa, las razones de aquella dramática explosión quedaron envueltas en el misterio.

200 días antes

Al principio, los astrónomos conjeturaron que una dura corteza de polvo podía haberse formado alrededor del núcleo del cometa, atrapando hielo debajo. Así, y a medida que el Holmes se acercaba al Sol, su superficie se habría calentado tan rápidamente que el hielo se habría transformado directamente en vapor incluso antes de fundirse. Los gases habrían empujado con violencia la corteza de polvo, disparándola literalmente al espacio circundante.

No quedaba claro, sin embargo, cuál podría ser el “combustible” capaz de provocar una reacción explosiva de tanta violencia. El simple hielo del núcleo, por muy rápido que se fundiera, no parecía tener el poder suficiente para desencadenar un fenómeno de esas proporciones.

Ahora, el mismo equipo que estudió entonces el Holmes acaba de encontrar una solución alternativa: el monóxido de carbono. En un artículo recién publicado en la revista Icarus, los geofísicos Konrad Kossacki, de la Universidad de Varsovia, y Slawomira Szutowicz, de la Academia Polaca de Ciencias, han presentado una simulación realizada por ordenador que muestra cómo el monóxido de carbono contenido por el núcleo del cometa puede generar la suficiente presión como para provocar una erupción explosiva.

El cometa Holmes ya había “explotado” dos veces antes de 2007. La primera en 1892, cuando fue descubierto, y la segunda apenas un año más tarde. Y las dos llamaradas, igual que la detectada en 2007, sucedieron cerca de 200 días después de la máxima aproximación del cometa al Sol, un hecho que, de por sí, es una clara indicación de que el calor de los rayos solares juega un importante papel en el proceso. Si los científicos están en lo cierto, el Holmes volverá a estallar durante su próxima visita, en 2014.

Fuente  :  ABC

Una estrella se escapa de la constelación que ha cambiado el horóscopo

La enorme Zeta Ophiuchi ha sido expulsada tras la explosión de una supernova y viaja a 24 kilómetros por segundo

 

La estrella azul en el centro de la imagen es Zeta Ophiuchi, en su viaje a través de la constelación Ofiuco

 

El telescopio espacial WISE de la NASA ha descubierto una poderosa estrella, que tiene veinte veces la masa de nuestro Sol, tratando de escapar a toda velocidad a través del espacio. Se trata de la enorme Zeta Ophiuchi, que pertenece a la constelación de Ofiuco, la misma que hace pocos días llamaba la atención por haber introducido un nuevo signo zodiacal y haber cambiado el horóscopo tal y como lo conocíamos. Lo que ahora ocurre en esta constelación responde a algo mucho más real que una predicción del futuro basada en las estrellas, pero no por eso es menos emocionante.

¿Qué ha provocado la expulsión cósmica? Una relación fatal. En su día, la viajera gigante orbitaba alrededor de una estrella aún más grande. Pero este baile celestial resultó imposible. Cuando la más poderosa de las dos explotó en una supernova, Zeta Ophiuchi salió disparada a una velocidad de 54.000 millas por hora (24 kilómetros por segundo).

Como una bala

Viaja como una bala. En su vuelo fuera de control, la estrella parece arar el polvo espacial. Sus poderosos vientos empujan el gas y el polvo que encuentra en su camino, y han formado lo que se llama un arco de choque, tan brillante en luz infrarroja que la sonda de la NASA ha conseguido captarlo de una forma fantástica. El efecto es similar al que ocurre cuando un barco se mueve a gran velocidad, creando una ola en su proa. En la espectacular imagen, en la que la luz infrarroja ha sido cambiada por colores visibles para que podamos apreciarla con nuestros propios ojos, la estrella aparece como el punto azul en el interior del arco.

Esto es, de momento, lo más realista que puede decirse de Ofiuco. Lo del horóscopo ya es otra historia.

Fuente  :  ABC