Archivo del sitio

Un informe de la OTAN revela que los talibanes se preparan para volver al poder

Los talibanes, apoyados por las fuerzas de seguridad de Pakistán, se están preparando para retomar el control de Afganistán tras la retirada de las tropas internacionales. Es la conclusión contenida en un informe secreto de la OTAN publicado esta mañana por la BBC y el diario británico The Times. El documento -basado en las declaraciones obtenidas durante más de 27.000 interrogatorios realizados a cerca de 4.000 talibanes, civiles y miembrios de Al Qaeda- indica que los talibán se mantienen desafiantes en un momento en el que EE UU y el Gobierno afganos abren a las negociaciones con la guerrilla para intentar llegar a una solución política del conflicto.

Un portavoz de la ISAF ha confirmado a Reuters la existencia del documento aunque ha declarado que no se trata de un estudio estratégico sino “de una recopilación de opiniones de presos talibanes”. Según The Times el documento fue redactado el mes pasado por militares estadounidenses en la base de Baghram. El texto vuelve a poner en el ojo del huracán  Pakistán ya que se acusa al poderos servicio secreto paquistaní de ofrecer asistencia a los talibanes en la realización de ataques contra las fuerzas internacionales.

El Gobierno de Pakistán ha tildado de “frivolas” las acusaciones. “Estamos comprometidos con la no interferencia en Afganistán”, ha declarado un portavoz del Ministerio de Exteriores paquistaní a Reuters. Islamabad ha negado reiteradamente cualquier tipo de vínculo con los talibanes. Sin embargo, el informe puntualiza que “la manipulación por parte de Pakistán de los líderes talibanes continúa incesantemente”. Horas después de la publicación de esta información, el Ejército de Pakistán ha lanzado un ataque aéreo contra varios campamentos talibanes en la región de Orakzai, abatiendo a al menos 20 militantes, según han informado fuentes de seguridad citadas por la cadena de televisión paquistaní Geo TV.

El documento también destaca que, pese a la estrategia de la OTAN para entrener y preparar a las fuerzas afganas, la colaboración entre insurgentes y miembros de las fuerzas de seguridad está extendida. La coalición internacional ya ha traspasado el control de amplias zonas del país a las fuerzas afganas en un proceso que llevará a la retirada completa en 2014. Pero muchos afganos dudan de la capacidad del Ejército y de las fuerzas de seguridad afganas para mantener el control del país.

 

Fuente  :  El Pais

 

Recuerda…

 

La OTAN paga  ( financia ) 1,2 millones de dólares a ex talibanes

EE UU admite que parte de un fondo de transportes ha ido a parar a talibanes

 

El arrepentimiento tenía un precio: la OTAN paga 1,2 millones de dólares a ex talibanes

Los talibanes que se rinden reciben más de 150 dólares al mes en el marco de un programa para su reintegración en la sociedad.

De esa manera los países de la OTAN han pagado ya más de 1,2 millones de dólares a los mismos que durante años aniquilaban a sus efectivos.

Amnistía general

Además de someterse este programa de tres meses, los ex talibanes pueden acogerse a una amnistía, incluso aquellos involucrados en atrocidades tales como infanticidios, decapitaciones o ahorcamiento de mujeres. También se les permite tener armas.

Los insurgentes que desean romper con su pasado no son interrogados, sino que llenan un formulario en el que deben dar las razones por las que se vieron involucrados en la insurgencia.

La única obligación que asumen es la de jurar su ruptura definitiva con los talibanes, su renuncia a la violencia y su acatamiento las leyes del país. Durante el curso se les enseña que el islam no llama a la violencia.

Para el programa ya han sido asignados unos 150 millones de dólares, gestionados por el gobierno afgano bajo la supervisión de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad.

Más de 2.700 insurgentes ya han pasado este curso desde octubre de 2010, mientras que otros 800 tienen la intención de abandonar la guerrilla, según el general mayor británico David Hook, que supervisa el programa.

El general, citado por el semanario ‘Sunday Telegraph’ dijo que aunque muchos familiares de los militares británicos que fallecieron en Afganistán puedan verlos como malos ojos, este programa es muy importante para la restauración de la paz en Afganistán. Para corroborar sus palabras, añadió que sólo cinco de los  talibanes que se sometieron al programa de reintegración volvieron a hostilidades.

¿Insurgentes o astutos?

Mientras tanto, los críticos del programa advierten que, en realidad, hay muy pocos insurgentes entre los que llegan para rendirse.

El ex ministro del Interior, Hanif Atmar, dijo la semana pasada que “de los cerca de 30.000 insurgentes sólo un 8% se reintegraron a la vida civil” y que “el 99% de ellos no son del sur”, centro de la insurgencia.

En su opinión, el programa no logra sus objetivos. “Del 8% que se ha reintegrado, la mayoría no son verdaderos insurgentes”, sostiene.

Fuente  :  RT

 

 

EE UU admite que parte de un fondo de transportes ha ido a parar a talibanes

Parte de un fondo de transporte en Afganistán ha ido a parar a manos de insurgentes talibanes, tal y como ha admitido el Pentágono este lunes. El contrato estaba dotado con 2.160 millones de dólares, o más de 1.500 millones de euros.

El portavoz del Pentágono, David Lapan, dice que el Mando Central estadounidense, encargado de supervisar la misión afgana, pretende firmar un nuevo contrato de transporte en septiembre con el fin de “garantizar una mayor transparencia de los subcontratistas”.

El escándalo salió a la luz a raíz de una noticia del Washington Post, que informaba de un estudio interno de las tropas de la OTAN.

Inversión millonaria en Oriente Medio

Recientemente Reuters precisó que Estados Unidos ha gastado unos 34.000 millones de dólares (más de 26.000 millones de euros) en contratos con el sector privado en Afganistán e Irak. Mientras, la primera potencia mundial invierte al mes en el conflicto afgano más de 6.000 millones (4.177 en euros).

Oficiales del Pentágono han venido advirtiendo de la necesidad de reforzar los controles sobre los contratistas. El año pasado anunciaron la creación de una fuerza conjunta para acabar con la malversación de estos fondos.

 

Fuente  :  20  Minutos