Archivo del sitio

Un proceso sembrado de mentiras

El Gobierno negó que hubiera negociación, luego que hubiera precio político, después pactos de impunidad…

Al tiempo que José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba aseguraban que el Gobierno no dialogaría con ETA hasta que no abandonara definitivamente las armas, enviaban emisarios a Ginebra, Oslo… a fin de acordar con los representantes de la banda terrorista impunidad para la ilegal Batasuna y los pistoleros; candidaturas de ANV en las elecciones municipales de 2007 o un órgano común para el País Vasco y Navarra, entre otras cuestiones políticas.

Un proceso sembrado de mentiras

ABC

Ello redujo al máximo el margen de maniobra del Ejecutivo, porque se había comprometido ante los etarras a no practicar detenciones, lo que, al mismo tiempo, le llevó a mentir durante todo el «proceso de paz».

Antes de la declaración de «alto el fuego permanente», difundida el 24 de marzo de 2006, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero encubrió, cuando no negó, cualquier contacto con la banda terrorista. Sin embargo, tales contactos, primero a través de Batasuna, comenzaron antes de que el PSOE accediera a La Moncloa en las elecciones de 2004. Tras el triunfo socialista, las conversaciones tomaron un nuevo impulso, ya con Jesús Eguiguren y José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, «Josu Ternera», como interlocutores. El Gobierno negó una y otra vez las informaciones de ABC sobre los sucesivos encuentros que a lo largo de julio de 2005 tuvieron como escenario un hotel de Ginebra, en el que «Josu Ternera» y Eguiguren comenzaron a consensuar el anuncio de «alto el fuego permanente» y la posterior declaración de Zapatero ante el Congreso anunciando el inicio del «proceso de paz. También desmintió la existencia de las reuniones que los mismos personajes trasladaron a Oslo para ahondar en los preacuerdos, pese a que el Gobierno noruego comenzó a confirmarlos.

Tras el anuncio de «alto el fuego permanente», el Ejecutivo se apresuró a decir que el Estado de Derecho no estaba en tregua, que no se iba a pagar precio político y que se tomaba un tiempo para «verificar» la autenticidad de la declaración difundida por la banda. Pocos días después, los «borrokalaris» calcinaron la ferretería de un concejal de UPN en Pamplona y una compañía de seguros en Guecho, y el Ministerio del Interior puso en duda que ETA estuviera detrás.

¿Cómo iba a ser sincera la verificación si en aquellas conversaciones de julio de 2005 el Ejecutivo de Zapatero garantizó a ETA que a partir de que anunciara la tregua, reduciría la presencia policial en los controles y aceptaría a Batasuna en la vida política?, según las actas de «Thierry» adelantadas por el diario «Gara» en junio de 2007. Ello en el mismo encuentro en el que la organización criminal advirtió que «si se incumplen las garantías, el alto el fuego se romperá». ABC se hizo eco en diversas ocasiones de que el Ejecutivo y la banda habían acordado esa impunidad.

En junio de 2006 se llevaron a cabo nuevas reuniones a instancias de ETA. Los terroristas reprocharon al Gobierno que se siguieran practicando detenciones —Faisán— y que Zapatero declarara en una emisora catalana que «solo hablaré con ETA de su disolución y del futuro de sus integrantes», de acuerdo con la versión que en su día dio «Gara» y de la que se hicieron eco los medios de comunicación. Los emisarios de Moncloa respondieron que los arrestos de etarras, como en el «caso Faisán», eran «accidentes importantes» e intentaron justificarlos con argumentos como que es difícil cerrar sumarios judiciales en marcha, los jueces son «instrumentos del PP» y que no contaban con la presión del propio PP y de la AVT. Incluso calificaron de «disparate» el proceso contra Ibarretxe por reunirse con Otegi. Para calmar a la banda, el representante de Zapatero dijo que «trabajamos para que Batasuna sea legal» en septiembre-octubre». Zapatero se había comprometido en la declaración hecha en el Congreso, que mantendría la Ley de Partidos. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, valoró la operación contra la red de chantajistas que operaban en el bar Faisán como una «investigación» iniciada mucho tiempo atrás.

Y los hechos han demostrado que, pese a los desmentidos del Gobierno, la organización criminal exigía un precio político que el Ejecutivo llegó a pagar, aunque no lo suficiente para hacer irreversible la tregua. El 16 de octubre de 2006, cuando ya se habían celebrado varios contactos en junio, el Gobierno aseguraba que sólo abriría la negociación tras «un paso público y definitivo» de ETA, esto es, que declarara «irreversible» el «alto el fuego permanente» anunciado en marzo. Ese día, ABC desvelaba que PSE, PNV y Batasuna habían logrado ya un preacuerdo para debatir en la «mesa de partidos políticos» que, según la «hoja de ruta» de Anoeta, estaría controlada por la banda.

El 27 de octubre. un día después de que ETA robara pistolas en Francia y un mes después de que tres encapuchados lanzaran siete disparos al aire en Oyarzun como muestra de poderío, Gobierno y ETA hablaron sobre «accidentes», esto es, detenciones, que el correo de Zapatero aseguró que no se volverían a practicar.

Tras la salvajada de la T-4, tanto Zapatero como Rubalcaba aseguraron de manera contundente que los «puentes estaban rotos» y que no había ya proceso de negociación. Pese a ello, hubo más reuniones. Por ejemplo, la celebrada en abril de 2007, en la que, tal y como destacó ABC en su portada del 13 de mayo de ese año, el Gobierno transmitió a ETA que veía bien la fórmula de ANV para que Batasuna se colara en las elecciones municipales, aunque le hizo saber que las listas debían ser «limpias». Cuando se colaron la mitad de las candidaturas, pese a estar contaminadas, el Ejecutivo y la Fiscalía aseguraron que no había habido las pruebas suficientes para impugnarlas. En junio, y pese a los desmentidos, el Gobierno prometió a ETA «distensión».

 

Lee el resto de esta entrada

Zapatero dice que dar una casa para saldar la deuda arriesgaría la solvencia de la banca

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que la dación en pago, devolver al banco una vivienda para saldar un préstamo hipotecario, pondría en peligro la solvencia del sistema financiero español.

En respuesta a una pregunta del diputado de ERC Joan Ridao en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Zapatero aseguró que el Ejecutivo ha tomado ya varias medidas para proteger a los deudores hipotecarios y está dispuesto “a pensar más”, pero con “sensibilidad y prudencia” para preservar la sostenibilidad del sistema financiero.

Ridao se quejó de que el Gobierno haya intervenido con “más de 100.000 millones de euros de dinero público” para ayudar a la banca cuando los cinco grandes bancos ganaron el año pasado 15.000 millones de euros, “curiosamente el mismo importe que el de las hipotecas ejecutadas en 2010”, y le preguntó a Zapatero si está de parte de los bancos o de la buena gente.

Según Ridao, si una vivienda está bien tasada “devolverla al banco debería ser suficiente” para saldar la deuda, como pasa en otros países como Alemania o Estados Unidos, y criticó que aquí la ley permita al banco “quedarse con la vivienda por un 50% de su valor en subasta”.

Zapatero contestó que “el problema es que toda la buena gente tiene su dinero en los bancos”, por lo que “parece razonable intentar preservar la solvencia” de estas entidades “porque es lo mismo que proteger los ahorros de la inmensa mayoría de los ciudadanos“.

“Entendemos que hay que facilitar y apoyar el pago de las hipotecas a las personas con dificultades y también prevenir el sobreendeudamiento“, dijo, y añadió que hacer eso es más eficaz que “cualquier otra medida legislativa que pueda poner en cuestión la solvencia del sistema financiero”.

También le recordó a Ridao que el Gobierno “no ha ayudado a la banca sino que le ha prestado dinero y está sacando rendimiento de ello”, lo mismo que todos los ciudadanos.

Salgado: “Desde luego que no”

Por su parte, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado que éste “no es en absoluto el momento” de plantear la dación en pago, que consiste en devolver al banco una vivienda para saldar un préstamo hipotecario.

La ministra de Economía y Hacienda se ha mostrado sorprendida por esta cuestión y ha asegurado que “desde luego que no” es intención del Gobierno plantear esta posibilidad.

“Entendemos que en un momento en el que estamos reforzando nuestro sistema financiero no deben tomarse decisiones de este tipo”, ha apuntado Salgado, quien ha añadido que no hay “mucha posibilidad” de permitir la dación en pago.

Ha admitido que “es difícil hacer entender a los ciudadanos hasta qué punto es importante la fortaleza de nuestro sector financiero” y que “los balances sean apreciados en lo que deben”, y “máxime cuando estamos a pocas semanas de unos estrés test que van a ser rigurosos en lo que se refiere a los activos inmobiliarios que tienen” las entidades.

Por eso, ha concluido, “no es en absoluto el momento de considerar estas cuestiones”.

Fuente  :  20  Minutos

Zapatero mete a España en el ataque a Libia sin acuerdo de la UE

ZP insiste en retorcer a la familia natural

Sr. Director:
La monstruosa y repugnante “Ideología de Género” es una de las estrategias más exitosas de cuantas han puesto en marcha los seguidores del Nuevo Orden mundial, para pervertir el Orden Natural y destruir la familia.

Zapatero y sus acólitos de la progresía más rancia (tanto de izquierdas como de derechas) lo tienen claro: la familia molesta porque es una fuente de amor inagotable. En la medida que se daña a la familia y se disocia el sexo de la procreación, el individuo se embrutece y deshumaniza, incapacitándolo para la entrega de amor y confianza inherente al deseo de la paternidad y de la maternidad. ¿Por qué? Porque el objetivo final es el control de los individuos y la reducción drástica del número de seres humanos sobre el planeta. Se procura la deshumanización de la sociedad.

El desigual trato que la “justicia” procura a los cónyuges en conflicto, no es fortuito: es el fruto de una política verdaderamente satánica, que busca sembrar el odio entre aquellos que juraron amarse, y en absoluto busca una disminución de los conflictos familiares, sino más bien al contrario, como lo demuestras las estadísticas, siempre crecientes, de maltratos, asesinatos y suicidios relacionados a la vida conyugal.

Indudablemente, un trato equitativo y justo que calibrara la realidad familiar y no fuese “ciego” al comportamiento inmoral de cualquiera de los implicados (y no una simple asunción de que la mujer ha de ser siempre, por ser la parte más “débil”, la favorecida), evitaría muchas injusticias y muchos sufrimientos.

Es por ello que en Cruz de San Andrés consideramos que en general, la Custodia Compartida y la vigilancia para evitar el Síndrome de la Alienación Parental, son dos herramientas imprescindibles para mitigar el sufrimiento de una situación de por sí injusta e indeseable para todos.

 

Fuente  :     Hispanidad.com



¿Intervenir en Libia? Nuevo ridículo del gobierno Zapatero [..un nuevo episodio del nuevo orden mundial en el siglo XXI..]

 

Escribía recientemente Daniel Reboredo en su artículo “Kosovo, ni justicia ni verdad” (El Correo, 25.01.2011) que “la atormentada península balcánica sólo aparece en las páginas de la prensa internacional para plasmar los horrores que allí se cometieron con el consentimiento, cuando no la incitación o la participación directa, de Occidente”.

Una cita que es aplicable, por desgracia, a la mayoría de las regiones en conflicto en el planeta, como Oriente Medio y, más concretamente, Libia en la actualidad, donde Gadafi y las tribus rebeldes alzadas contra él protagonizan un nuevo episodio del nuevo orden mundial en el siglo XXI. Pero Libia no es un escenario nuevo para los horrores y las violaciones de los Derechos Humanos: la represión brutal de la que hace gala Gadafi se lleva materializando desde hace décadas “con el consentimiento, cuando no la incitación o la participación directa, de Occidente”, que no ha tenido nunca reparos en hacer negocios con el mismo Gadafi dictatorial que hoy todos critican, pero que, hasta hace unos días, todos recibían con los brazos abiertos. Todas las capitales, de Washington y Londres a Roma, de Madrid y Paris a Moscu, Ankara o Berlín eligieron hace mucho hacer la vista gorda y apoyar a Gadafi en aras de una estabilidad que beneficiase sus intereses económicos y geoestratégicos a medio plazo. Nada nuevo bajo el sol, por muy repugnante que parezca hoy, a pesar del silencio de décadas de nuestras acomodadas sociedades occidentales.

Hoy, la situación en Libia, el conflicto armado que enfrenta a las tribus del país por el control de los recursos, y la respuesta institucional por parte de Occidente, vuelven a abrir toda una serie de preguntas que nuestros políticos y nuestras sociedades suelen dejarse sin respuesta, crisis tras crisis, potenciando que una y otra vez nuestro rotundo fracaso nos despierte de la siesta que aun nos embarga, mientras hacemos el ridículo, creyéndonos aun que somos dueños y señores del mundo, como hasta hace unas décadas.

Sí, damas y caballeros, el ridículo lo están protagonizando muchos, pero a mí me llama especialmente la atención el que protagoniza el gobierno Zapatero, por ser el nuestro, más que nada: porque es el que costeamos con nuestros mal usados impuestos. Un gobierno reelegido en 2008 a pesar de la retahíla de ridículos similares desde 2004. Un gobierno de políticos localistas que son unos eternos amateurs en política exterior y que se niegan a coordinarse ni lo más mínimo, haciéndonos así quedar como los tontos de la película en el escenario internacional, una y otra vez.

Ignorancia o hipocresía

A finales de febrero de 2011, Trinidad Jiménez se permitía decir a los medios de modo solemne que dada la actual campaña de represión “Gadafi ha perdido toda la legitimidad para seguir al frente de su país”. Interesante diatriba si no fuese un absoluto disparate, porque ¿cuándo ha sido Gadafi un líder legitimo? Un militar golpista que se hace con el poder en 1969 e instaura una dictadura unipersonal mantenida por el constante uso de la violencia contra su pueblo (aunque los medios occidentales mirasen para otro lado durante la durísima represión de los 80 y los 90) ¿puede en algún momento ser un gobernante legítimo? Hasta el propio Zapatero se ha apuntado al carro de pedir democracia a Gadafi, pero se olvida de que él mismo gobierna en Madrid desde 2004 y que nunca pidió al régimen libio nada por el estilo: ni cuando recibió a Gadafi con todos los honores en Moncloa, ni cuando se plantó en Trípoli para visitarlo con una gran sonrisa. ¿Puede dar lecciones, pues, nuestro Primer Ministro a la hora de tratar con dictadores y violadores de los Derechos Humanos? No se preocupen, es una pregunta que tuvo respuesta hace ya mucho.

Y ¿qué decir del hecho de que la gloriosa Trinidad Jiménez haya sido la única líder occidental que haya dado la bienvenida a la propuesta de que Hugo Chávez medie en el pulso entre Gadafi y las tribus rebeldes? ¿O es entre Gadafi y la Comunidad Internacional? Menudo ejemplo de democracia, respeto a la oposición y mediación ha elegido doña Trinidad. Mientras todos los ministros de Exteriores occidentales rechazaban la posibilidad de mediación del dictador venezolano, Trinidad Jiménez volvía a dejar a España a la altura del betún, dando la bienvenida a la propuesta de mediación de Hugo Chávez y demostrando que tanto Madrid como el PSOE son presos absolutos de la política de disparates abanderada por Zapatero desde 2004.

Hipocresía o hipocresía

La Ministra Jiménez tampoco ha sido la única en rasgarse las vestiduras criticando a Gadafi en este nuevo acto teatral. Su antecesor en el show zapateríl, el afable Moratinos, se permitía afirmar (en una entrevista en el diario La Vanguardia, publicada el 27 de febrero) que los países árabes viven una segunda independencia y que la Unión Europea lo que tiene que hacer es acompañarlos, escucharles y apoyar las ansias de libertad. Interesante la visión del ex-Ministro Moratinos que se decide ahora a apoyar las aspiraciones democráticas de los árabes (así, en general), pero que no se ruboriza al haber olvidado durante todo su tiempo en el gobierno de España esas mismas aspiraciones democráticas de venezolanos y cubanos, entre otros. El mismo Moratinos que pedía a la UE que dejase de ver al régimen castrista como una dictadura, pide ahora que la misma UE acompañe las aspiraciones democráticas en el mundo árabe, donde curiosamente las fuerzas opositoras (supuestamente pro-democráticas) están infinitamente menos articuladas que en América Latina. Se ve que el socialista Moratinos no tiene empacho en asumir como propio el discurso de Henry Kissinger. Toda una delicia. Queda claro, pues, que lo de Trinidad Jiménez y lo de Zapatero es pura ignorancia, pero lo de lo Moratinos, es pura hipocresía.

Lee el resto de esta entrada

Zapatero acepta ajustar los salarios a la productividad como se pide desde Alemania

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha escrito una carta al presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en la que respalda ajustar los salarios a la productividad, una de las medidas incluidas en el Pacto por el Euro que aprobarán este viernes los líderes de la eurozona a petición de Alemania.

“Debemos centrarnos principalmente en eliminar las rigideces de las economías domésticas. Esto implica prestar atención al mercado laboral, alineando salarios y productividad, e incrementando la empleabilidad y la formación de nuestra fuerza laboral”, afirma Zapatero en su misiva, en la que reitera su respaldo a este Pacto.

El presidente del Gobierno señala además que “la apertura de los sectores protegidos es de vital importancia” y aboga por una “mayor liberalización de sectores muy vinculados al conjunto de la economía, como los servicios profesionales, el de energía o el de la economía digital”. En la carta, Zapatero reclama dar un mayor papel a la Comisión a la hora de evaluar las reformas que cada país elija del Pacto, así como la participación de los agentes sociales.

Fuentes de Moncloa han insistido en que el ajuste de los salarios es responsabilidad de la negociación bilateral entre patronal y sindicatos, que tienen de plazo hasta el 19 de marzo para lograr un acuerdo. Si los interlocutores sociales pactan reforzar la negociación colectiva a nivel de empresa, se podrá cumplir el objetivo de mejorar la relación entre salarios y competitividad, según las fuentes.

Flexibilización del fondo de rescate

El Pacto por el Euro obliga a Zapatero y al resto de líderes de la eurozona a anunciar nuevas medidas para mejorar la competitividad en la cumbre del 24 de marzo. Las fuentes consultadas explicaron que el presidente del Gobierno podría comprometerse a llevar a cabo algunas de las reformas previstas en el Pacto que ya ha anunciado pero que todavía no se han concluido, como la propia reforma de la negociación colectiva y de las políticas activas de empleo o la ley de servicios profesionales.

Durante la cumbre de la eurozona que se celebra este viernes, Zapatero defenderá facilitar la flexibilización del fondo de rescate para los países de deuda y reforzar su capacidad financiera, así como reducir los tipos de interés para Grecia e Irlanda. Esta demanda choca con la resistencia de Alemania y otros países como Austria o Países Bajos.

El presidente del Gobierno reclamará que la nueva ronda de test de estrés a los bancos sea más rigurosa que la anterior y presentará a sus homólogos el decreto para reforzar el capital de las instituciones financieras que convalidó este jueves la Eurocámara. Asimismo, les informará de que, según las estimaciones del Banco de España, las entidades españolas necesitan alrededor de 15.000 millones de euros, y no los 40.000 que calcula la agencia de ‘rating’ Moody’s, que este jueves rebajó la nota de la deuda española.

Fuente  :  20  Minutos

Las contradicciones energéticas del Gobierno

La venta de armas españolas a Gadafi se disparó tras la visita del líder libio en 2007

Gadafi y Zapatero

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, saluda al líder libio Muamar El Gadafi el 17 de diciembre de 2007, en el Palacio de la Moncloa, en Madrid. (Bernardo Rodriguez/ EFE)

 

La visita de Gadafi a España en diciembre de 2007 fue extraordinariamente anómala. Cuadrillas de jóvenes vírgenes escoltas. Leche fresca de camella. Trajes regionales. Y exceso de excentricidad. La estrafalaria puesta en escena del presidente libio –para deleite de la prensa y pudor oficial– fue el entremés de suculentos acuerdos comerciales valorados en miles de millones de euros a los que optaban empresas españolas.

El foco mediático de atención se centró en las inversiones en petróleo y gas, turismo e infraestructuras. Sin embargo, el sector armamentístico fue uno de los lobbies empresariales más favorecidos por las alianzas comerciales entre Libia y España, según uno de los cables filtrados por Wikileaks a los que 20minutos.es ha tenido acceso a través del periódico noruego Aftenposten. El Gobierno cerró entonces acuerdos en material de defensa valorados en 1. 500 millones de euros, según un telegrama diplomático fechado el 14 de enero de 2008.

El entonces embajador estadounidense Eduardo Aguirre informaba en el cable de que el Gobierno de España estimaba que las inversiones comerciales con Libia podrían ascender hasta los 12.300 millones de euros y precisaba que el 12% de las exportaciones se destinarían a material de defensa y aeronáutica. El cable destaca que 7.300 millones de euros se invertirían en infraestructuras, 3.500 millones se distribuirían en el sector energético y estimaba una facturación de 1.500 millones de euros para defensa.

Aguirre valoró la visita como una oportunidad para reactivar las relaciones comerciales de España con el país norteafricano. Unos lazos mercantiles en stand by desde que la ONU impusiese en 1988 un embargo comercial y aéreo a Libia ante la negativa de Trípoli a entregar a los presuntos autores del atentado contra un Boeing sobre la localidad escocesa de Lockerbie en el que murieron 270 personas.

Material sensible

El cable no detalla los productos armamentísticos incluidos en el importe total ni la fecha límite para cumplir los acuerdos alcanzados con Libia –el Gobierno tampoco informó de estos detalles al hacer balance de la visita de Gadafi–. Pero la página web del Ministerio de Industria, entonces dirigido por Joan Clos, detalla la naturaleza de las exportaciones armamentísticas al Gobierno libio desde entonces. Estos datos oficiales revelan que España desbloqueó la venta de armas a Libia  tras la visita de Gadafi al aumentar las exportaciones un 7.700% un año después.

Lee el resto de esta entrada

Zapatero : ” Europa debe apoyar económica y políticamente el nacimiento de las nuevas democracias en Oriente Próximo “

Zapatero aplaude el nacimiento de nuevas democracias en Oriente Próximo y el norte de África, e insta a Europa a ofrecerles apoyo político y económico, según señala en una entrevista concedida a la agencia Reuters. Además, el presidente del Gobierno condena la violencia de la represión de las protestas antigubernamentales en Libia.

El jefe del Ejecutivo cree además que la Unión Europea debería plantear la creación de un banco para ayudar a las nuevas democracias emergentes en la reconstrucción de la región, como el que se puso en marcha para los países de Europa del este tras la caída del muro de Berlín, en 1989.

“Es histórico. Probablemente somos testimonios de una oleada de nacimientos de nuevas democracias”, señala el presidente. “Queremos democracia. Queremos reformas. No queremos violencia. La condenamos”, subraya Zapatero, que insta a la Unión Europea a apoyar activamente a los nuevos Gobiernos tras la derrota de los dirigentes autoritarios”.

Es el caso del Gobierno del autócrata Muamar el Gadafi, en Libia, donde las protestas populares amenazan con poner fin a 40 años de régimen, tras la caída de los Gobiernos de Túnez y Egipto. También en Marruecos miles de ciudadanos se han echado a las calles para que el rey Mohamed VI ceda parte de sus poderes.

Con todo, Zapatero considera que la situación de Marruecos es diferente de la de sus vecinos que han sufrido revueltas populares, dado que cuenta con un sistema multipartidista. “Por supuesto que las cosas son diferentes en Marruecos. Es un país que ha hecho reformas (…) Es verdad que sus ciudadanos quieren más reformas, pero es una situación diferente con más potencial para la estabilidad y el progreso gradual”, dice.

Preguntado por la posibilidad de que los alzamientos populares en el norte de África puedan plantear una amenaza para la seguridad de Europa, responde: “La lucha por la democracia está por encima de cualquier otra consideración”. No obstante, cree que las revueltas implican un impacto económico y social como los nuevos flujos migratorios. “Más allá del efecto sobre unos países u otros, la preocupación de carácter económico general es el impacto en la evolución del precio de petróleo”, subraya.

Fuente  :  El Pais

Rodríguez Zapatero justifica sus reformas diciendo que son “la prosperidad de mañana”

José Luis Rodríguez Zapatero ha vinculado este sábado el progreso y los avances en el Estado de bienestar de España en las tres últimas décadas a los cambios emprendidos en los 80 y ha justificado con el mismo argumento sus reformas, porque “lo que hoy sembramos es la prosperidad de mañana”.

El jefe del Gobierno y secretario general de los socialistas ha protagonizado su primer mitin de precampaña en Oviedo, un acto en el que en varias ocasiones ha repetido que la “responsabilidad hacia España” y la “coherencia” con las ideas socialistas le han llevado a plantear reformas que, aunque a veces difíciles y casi siempre criticadas, son necesarias “para seguir avanzando y consolidar el Estado de bienestar”.

Hace memoria al PP

No se puede decir lo mismo, ha dicho, de la derecha, que ya en los cambios de los 80 “miró para otro lado” y hoy, ante una reforma como la de las pensiones, se ha situado incluso “más a la izquierda que los sindicatos“.

“Por eso, en los 30 años de democracia las dos terceras partes del tiempo ha gobernando el PSOE y por eso en los próximos años seguirá gobernando, por la incoherencia y la falta de compromiso del PP con la tarea colectiva”, ha vaticinado.

“¿Os imagináis un partido de centro-derecha europeo que ante el debate de las pensiones se posicionara en contra, o más allá de los sindicatos? No lo hay”, se ha respondido.

Para argumentar su posición, Zapatero ha tirado de la memoria y ha asegurado que, por ejemplo, fueron gobiernos socialistas los que con las reformas de los 80 consolidaron la sanidad, la educación o las pensiones públicas y, ya durante su mandato, las políticas de igualdad o de dependencia.

Ha subrayado, además, que su Gobierno es el que más solidaridad ha mostrado con los pensionistas, sobre todo de los que perciben las pagas más bajas.

Por eso ha defendido su reciente reforma de las pensiones, planteada “con acierto y con acuerdo”, que servirá para consolidar el sistema público y para transmitir confianza y seguridad a los ciudadanos ante su futuro.

El bienestar de los jóvenes, próximo objetivo

Zapatero ha asegurado que en cuanto se pueda, su siguiente objetivo para mejorar el bienestar se dirigirá hacia los jóvenes, y sobre todo a aquellos con menos cualificación profesional, a quienes quiere dirigir un “gran” esfuerzo para reubicarles en el mercado laboral tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Con todo, Zapatero ha llamado la atención sobre el hecho de que el PP se dedique fundamentalmente a atacar al Gobierno, pero que no haga elogios a su propio líder, Mariano Rajoy.

Y tampoco ha olvidado la división interna de los populares asturianos, con la salida del exministro Francisco Álvarez-Cascos del partido.

“Asturias no quiere peleas ni fulanismos, sino partidos unidos y así lo va a demostrar en las elecciones de mayo”, ha augurado.

Fuente  :  20  Minutos

 

Recuerda….

 

¡¡BORREG@S!! Así os mienten (FMI España)