Monsanto expande su Monopolio: de las semillas al agua

En los últimos años, Monsanto, una compañía química, se ha posicionado como una compañía agrícola a través del control de las semillas, el primer eslabón de la cadena alimenticia. Monsanto, quiere ahora controlar el agua, elemento esencial para la vida.
En 1996, Monsanto compró los bienes biotecnológicos de Agracetus, una subsidiaria de W.R. GRACE, por U$150 millones y Calagene, una compañía biotecnológica californiana por U$340 millones. En 1997, Monsanto adquirió semillas Holden , la compañía semillera brasileña, Sementes Agrocerus and Asgrow. En 1998, Monsanto obtuvo la parte del negocio de semillas de Cargill por U$1.400 millones. Compró tierras de Delta y Pine por U$1.820 millones y de Dekalb por U$2.300 millones. Compró los negocios europeos de cosecha de trigo de Unilever por U$525 millones. En India Monsanto ha comprado Mahyco, Mahrashtra Hybrid Company, E.I.D. Parry y Rallis. El señor Jack Kennedy de Monsanto ha declarado: ” Nuestra intención es penetrar el sector Agrícola de la India a lo grande. Mahyco es una buena herramienta.” Según Robert Farley de Monsanto “lo que estamos viendo no es la consolidación de compañías semilleras, es en realidad una consolidación de toda la cadena alimenticia. El agua es esencial para la producción alimenticia, como lo son las semillas y sin agua no es posible vivir. Monsanto está tratando de establecer control sobre el negocio del agua, empezando con India y México donde el agua escasea”.

Monsanto está avizorando una nueva oportunidad de negocios con el agua por la creciente crisis de agua y los fondos disponibles para hacer accesible este recurso vital para la gente. Como declara en su documento de estrategia, “primero creemos que las discontinuidades (por importantes cambios políticos o importantes faltas en la calidad o cantidad del suministro) son probables, particularmente en el área del agua y estaremos bien posicionados gracias a estas adquisiciones para beneficiarnos cuando estas discontinuidades sucedan. Segundo, estamos explorando la financiación no convencional (ONGs, Banco Mundial, USDA etc.) que nos pueda llevar a efectuar menores inversiones o conseguir que las empresas locales construyan las infraestructuras.” De esta manera, la crisis de polución y el agotamiento de los recursos de agua, son vistos por Monsanto como una oportunidad de negocio. Para Monsanto el “Desarrollo Sostenible” significa convertir una crisis ecológica en un mercado de escasez de recursos. “La lógica empresarial del desarrollo sostenible es que el crecimiento de la población y el desarrollo económico hará aumentar las presiones sobre los mercados de recursos naturales. Estas presiones y el deseo mundial de prevenir las consecuencias de estas presiones, si no disminuyen, crearán una gran oportunidad económica, cuando miramos el mundo a través de las lentes de la sostenibilidad estamos en posición de ver las actuales tendencias y desequilibrios del mercado de recursos, y prever las inminentes en el futuro, que crean esas necesidades mercantiles. Hemos enfocado nuestras lentes aún más en el mercado de recursos del agua y la tierra.

Estos son mercados muy importantes para nosotros, una compañía del ramo de las “ciencias de la vida”, comprometida con poner a disposición del mundo “alimentos, salud y esperanza” y hay mercados en los cuales podemos encontrar desafíos de sostenibilidad predecibles y por lo tanto, oportunidades para hacer negocio.” Monsanto planea obtener ventas por valor de U$420 millones y beneficios de U$63 millones para el 2008 por sus negocios con el agua en India y México. Hacia el año 2010, se calcula que cerca de 2.500 millones de personas en el mundo tendrán un difícil acceso al agua potable. Al menos un 30% de la población en China, India, México y EE.UU. se espera que sufran problemas graves por escasez de agua. Alrededor del 2025 el suministro de agua en India será 700 kilómetros cúbicos por año, mientras la demanda se espera que llegue a 1050. El control sobre este recurso escaso y vital, será por supuesto una fuente de beneficios seguros. Como John Bastin del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo ha declarado, “El agua es la última frontera en infraestructuras que les queda a los inversores privados.” Monsanto estima que proveer agua potable es un negocio de muchos miles de millones de dólares. Está creciendo alrededor de 25 – 30% en comunidades rurales y estiman que será de U$300 millones para el año 2000 en India y México. Este es el monto invertido por las ONGs para proyectos de infraestructuras relacionados con el agua y proyectos de suministro de agua en municipios y Monsanto espera tener acceso a esos fondos públicos, proveyendo agua a las comunidades rurales y convirtiendo el suministro de agua potable en un mercado. El gobierno de India gastó alrededor de U$1.200 millones entre 1992-97 en varios proyectos de abastecimiento de agua mientras el Banco Mundial gastó U$900 millones. Monsanto quiere desviar esta inverrsión pública del suministro público de agua hacia el establecimiento de su monopolio sobre el agua. Como en regiones rurales, los pobres no pueden pagar, la visión de Monsanto es “Capturar parte del valor generado por este segmento va a requerir la creación de mecanismos no tradicionales, creando relaciones con gobiernos locales y ONGs, y también a través de mecanismos financieros innovadores, como el micro crédito.” Monsanto también planea penetrar el mercado del agua potable en India estableciendo una acuerdo conjunto con Eureka Forbes /TATA, que controla el 70% de UV Technologies. Para entrar en el negocio del agua Monsanto ha adquirido un paquete de acciones en Water Health Internacional (WHI) con la opción de comprar el resto del negocio. Monsanto también comprará una compañía japonesa que ha desarrollado tecnología de electrólisis. El acuerdo conjunto con TATA/Eureka Forbes facilitará el acceso al mercado, y la fabricación, distribución y servicio de sistemas de agua, además de equilibrar las inversiones de Monsanto en el mercado de la India. Se ha tomado el camino del acuerdo para que “Monsanto logre el control de las operaciones locales pero no pueda sufrir consecuencias legales debido a asuntos locales”.

Otro nuevo negocio que Monsanto comenzó en 1999 en Asia son los cultivos acuáticos. Este negocio apoyará sobre la base de la biotecnología agrícola de Monsanto y sus capacidades en alimentación y crianza de peces. En el 2008 Monsanto espera tener ventas por valor de U$1.600 millones beneficios de U$266 millones por este negocio de cultivos acuáticos. Aunque Monsanto entra en este negocio mediante su sección de Desarrollo Sostenible, la industria de los cultivos acuáticos han sido establecidos como altamente no sostenibles. El Tribunal Supremo de la India había prohibido la industria camaronera por sus consecuencias catastróficas. De todas formas el gobierno, bajo presión de la industria de los cultivos acuáticos está intentando cambiar las leyes al respecto para anular la orden del tribunal supremo. Al mismo tiempo, el Banco Mundial está tratando de que se privaticen los recursos acuáticos, que se pueda comerciar con los derechos sobre las aguas. Estas tendencias le irán muy bien a Monsanto de cara a establecer sus nuevos Negocios de Agua Potable y Cultivos Acuáticos. El Banco Mundial ya se ha ofrecido a colaborar. Como el documento de estrategia de Monsanto dice “Estamos particularmente entusiasmados por la potencial cooperación con la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial para proyectos conjuntos en los mercados en desarrollo. La IFC está ansiosa de trabajar con Monsanto para comerciar con oportunidades de sostenibilidad y aportaría a nuestros esfuerzos tanto capital como posibilidades de actuación sobre el terreno.”

Los Negocios de Agua y Cultivos Acuáticos de Monsanto, como su negocio de semillas, tienen el objetivo de controlar los recursos vitales necesarios para la supervivencia, convirtiéndolos en un mercado y usando dinero público para financiar las inversiones. Una mejor eficiencia en la conversión de beneficios públicos en ganancias privadas es difícil de encontrar. El agua de todas maneras es demasiado importante para la vida y la supervivencia. El derecho al agua es el derecho a la vida. La privatización y mercantilización del agua es una amenaza contra el derecho a la vida. India ha realizado grandes esfuerzos para conservar y compartir el agua. El Pani Panchayat y el movimiento de conservación del agua en Maharashtra y Tarun Barat Sangh en Alwar, han regenerado y equilibrado el acceso de las personas al agua. Este es el único camino para que cada uno tenga derecho al agua y nadie pueda abusar y desperdiciar agua. El agua es de la gente y tiene que ser manejada por la gente. No debe ser controlada y vendida por una Corporación de Ciencias de la Vida que comercia con la Muerte.

Fuente  :     Agua.org

Publicado el diciembre 15, 2011 en Análisis, Consciencia, Conspiraciones, Control, Infoguerra, Manipulación, Noticias, Nuevo Orden Mundial, WAKE UP y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. dios estos tipos son el anticristo.

  2. HOLA A TOD@S

    ESTOS SON UNA PUTA MIERDA NOSE LO QUE LES VA A DURAR PERO POR MI POCO
    YA ESTAMOS EN UN PUNTO QUE AY QUE PARARLES LOS PIES ACTUANDO CON ASTUCIA CON SUS PROPIAS LEYES Y LOS MISMOS DERECHOS CONTRA ELLOS
    NOSOTROS SOMOS LOS TONTOS QUE LES DEJAMOS POR NO HACER NADA A RESPECTO.

    YO PA REYES QUIERO UN BAZOKA Y MUNICION
    ENERGIAS LIBRES YA ,,,

    UN GRAN SALUDO A L@S GUERRER@S DE LA LUZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: