Archivo del sitio

‘Marines’ de EE. UU. posan ante el símbolo de la SS nazi

La fotografía de una unidad de francotiradores de la infantería de marina de EE. UU. posando en Afganistán junto a la bandera nacional con un símbolo de la SS nazi ha causado un gran escándalo en el Pentágono.

La imagen con el símbolo de la SS, la unidad especial nazi que asesinó a millones de judíos, gitanos y miembros de otras minorías, fue tomada en septiembre del 2010 en la localidad afgana de Sangin.

Publicada en un blog de la institución, la foto fue descubierta por un inspector en noviembre del 2011, por lo que un portavoz del Pentágono aseguró que los responsables ya habían sido identificados y recibirán una sanción adecuada. Sin embargo, no especificó el castigo que se les aplicará.

Además, el Pentágono indicó que el símbolo era inaceptable, por lo que fue retirado de la página web y cambiado por otra sin el estandarte nazi. No obstante, el portavoz proclamó que los responsables pecaron de inocencia y no de maldad, ya que su intención no era reproducir el símbolo nazi, sino simbolizar las letras ‘SS’ por las iniciales de ‘Sniper Scouts’, tal y como se conoce a la unidad.

Se trata de una segunda polémica en menos de dos meses para el Ejército norteamericano después de la aparición de un vídeo a mediados de enero en el que figuraban cuatro ‘Marines’ estadounidenses orinando sobre cadáveres de talibanes que yacían en el suelo, hecho que conmocionó a la opinión pública.

 

Fuente  :  RT

 

 

Emerge el pasado nazi de los dueños de BMW

La familia Quandt, una de las más ricas de Alemania, evitó durante décadas que se investigara su pasado. Hasta que un documental reveló el oscuro origen de su patrimonio. Hoy confiesan sin tapujos que el tercer Reich apuntaló su imperio

 

Además de su maña para sobrevivir a guerras y cambios de régimen, los Quandt reúnen otras cualidades de la más rancia oligarquía empresarial alemana: rechazan la publicidad, amontonan cantidades fabulosas de dinero, tienen fama de tacaños y saben que entre sus patriarcas hubo nazis redomados.

La familia Quandt se cuenta entre las más ricas e influyentes del país y, por tanto, del mundo. La fortuna combinada de sus integrantes, propietarios entre otras cosas de la automotriz BMW, supera los 23.000 millones de euros. La bancarrota moral de Alemania entre 1933 y 1945 no acarreó la bancarrota económica de la que pervive como última gran dinastía fabril del país. Al contrario. Según certifica la concienzuda biografía familiar que presentó este lunes en Múnich Joachim Scholtyseck, los 12 años de nazismo apuntalaron un imperio en pleno ascenso al olimpo corporativo.

Günther y Herbert Quandt, nazi el padre y nazi el hijo, participaron desde primera fila en el esfuerzo bélico de Hitler y en el gran expolio de bienes judíos orquestado por el régimen hasta 1945. Han corrido ríos de tinta sobre la supuesta “fascinación” que los nazis ejercían sobre los alemanes, pero se habla menos de la colosal rapiña que llamaron arisierung: la apropiación de los bienes de los judíos de Alemania y los territorios ocupados. El Deutsche Bank, por poner un ejemplo ilustre, afanó la berlinesa Banca Mendelssohn. Pero también muchos pequeños tenderos se lucraban gracias al boicot a la competencia judía, lo mismo que algunos funcionarios ascendían gracias al despido de sus superiores por razones “raciales”. A principios del siglo XX había más de 600.000 judíos en Alemania. Su paulatina deshumanización legal desde 1933 y su posterior exilio o supresión biológica (asesinato y cremación) presentaron una oportunidad de medro y de lucro para millones. No solo de ideología vive el hombre.

Al teléfono desde Baviera, Scholtyseck confirma que el nazismo de Günther y Herbert Quandt fue “oportunista”. Günther decía que los nazis lo “persiguieron implacablemente”. Es cierto que pasó unas semanas en la cárcel de Moabit, víctima de una oscura intriga sin mayores consecuencias. El empresario, ya entonces muy rico, tomó buena cuenta de la arbitrariedad de la dictadura y “decidió conscientemente sacar partido de ella”. Las grandes empresas alemanas, lo mismo que el Ejército y las instituciones públicas, se convirtieron en los compinches necesarios de Hitler. Los Quandt “fueron parte del régimen”.

Así pudieron, entre otras maniobras “contrarias a la decencia”, apropiarse de las fábricas del judío Henry Pels en 1937. Durante la guerra siguieron ojo avizor sobre cualquier otra presa. La fábrica de baterías AFA (hoy Varta) de Hanóver obtuvo además su propio campo de trabajos forzados. Allí se fabricaban acumuladores eléctricos para la flota submarina y para los cohetes V-2. Günther (1881-1954) y Herbert (1910-1982) eran nazis de última hora, pero bastaba. El padre se hacía fotografiar con varias condecoraciones en la solapa: su insignia del NSDAP, la medalla al Mérito de Guerra y una que lo distinguía honoríficamente como wehrwirtschaftsführer (líder de la industria de defensa).

Günther decía tras la guerra que fue un “enemigo acérrimo” de Joseph Goebbels. Amigos no eran. El ministro de Propaganda se casó con su exmujer, Magda, en 1931. Le quitó a su hijo Harald para educarlo junto a los seis vástagos que tuvo con esta. Por suerte para él, Harald estaba preso de los británicos cuando Joseph y Magda Goebbels envenenaron a sus seis hijos para que no vieran el hundimiento del régimen. Harald Quandt murió en 1967 en un accidente de su avión privado. Su hija Gabriele dice que él “quería mucho a sus seis hermanastros” asesinados por los Goebbels en el búnker de Hitler. La mayor solo tenía 12 años.

Nazis los hubo en las mejores familias. Fritz Thyssen, magnate del acero y tío político de Carmen Thyssen-Bornemisza, escribió él mismo un libro titulado Yo financié a Hitler. Tuvieron sus nazis los Krupp, fabricantes de tremendos cañones y otros ingenios para las carnicerías europeas. También nazi y también archimillonario fue Friedrich Flick, el mismo que se hizo famoso en España cuando el entonces presidente Felipe González aseguró en el Parlamento que “ni Flick, ni Flock” habían financiado ilegalmente al PSOE. Krupp y Flick (sin noticias de Flock) fueron condenados por crímenes de guerra en los juicios de Núremberg. La reputación de los Quandt, en cambio, salió indemne de sus muy lucrativas aventuras nazis. Hasta 2007.

Nadie antes que Scholtyseck había podido hurgar sin restricciones en los archivos de los Quandt. Se lo permitieron hace tres años, después de que un documental de la televisión pública NDR llevara a las salas de estar de toda Alemania la historia de los dueños de BMW. Muestra el regreso del superviviente del campo de trabajo de AFA Carl-Adolf Soerensen. Uno de los 50.000 esclavos que trabajaron gratis para los Quandt: “Siempre que sueño estoy aquí de vuelta, en el campo”. Habla en danés sobre las condiciones de trabajo que mataron a decenas de sus compañeros. “Era el infierno”. El partisano antinazi danés rompe a llorar y se disculpa en alemán, “es demasiado”.

En el documental de 2007, esta escena viene seguida de una entrevista a Sven Quandt. Resulta pasmoso cómo el hijo de Herbert y nieto de Günther, nacido en 1956, se enreda en una estrambótica negación del pasado nazi de su padre y de su abuelo antes de zanjar: “Todas las familias tienen su lado oscuro”. La fortuna familiar y ciertos negocios le permiten dedicarse a lo que más le gusta, que es correr rallies y conducir deportivos. Aquellas declaraciones pusieron a los Quandt en la picota y les llevaron a encargar el informe del profesor Scholtyseck.

Del resto de los Quandt se sabe poco. Johanna Quandt, tercera y última esposa de Herbert, fue al principio su secretaria. Los 5.200 millones de euros en los que se tasa el patrimonio de la octogenaria empalidecen solo en comparación con los 9.000 millones de su hija Susanne.

Susanne Klatten (49 años), hermanastra de Sven, comparte BMW con su madre y su hermano Stefan. Es dueña absoluta de la química Altana, uno de los gajos de AFA. No concede entrevistas. Hace tres años destapó (muy a su pesar) un sonado escándalo de chantaje, cuando un suizo llamado Helg Sgarbi le sacó 7,5 millones de euros a cambio de no revelar sus relaciones íntimas. Klatten está casada desde 1990, pero terminó denunciando al gigoló. Fue condenado a seis años de prisión en 2009. Las escapadas de Klatten al adulterio de clase media en el Holiday Inn de Múnich dieron que hablar en medio mundo. Rüdiger Jungbluth, uno de los pocos periodistas que ha tratado a Klatten, cree que el escarnio público “debió de resultarle muy duro”. Pero supo regresar a su vida normal de madre de familia, conductora de un Mini y mujer más rica de Alemania.

 

Lee el resto de esta entrada

Un mensaje de esperanza, contra el pensamiento positivo El nombre Iii

Retomemos el hilo. El camino del pensamiento positivo tiene que apartar del infame sendero del Nuevo Orden Mundial. Y el mensaje de esperanza no es otro que el cambio del ser humano desde su interior, convertirse en el creador de su propia realidad. Muy bonito, sí, pero seguimos. Ya hemos visto cómo el poder financiero puede generar las crisis que hunden en la miseria a la mayor parte de la población, pero hay mucho más …

Todo huele, y las guerras aún peor. La Historia oficial no te explica, por poner un caso, que la Alemania nazi no podría haber emprendido su brutal locura sin la financiación de bancos estadounidenses. Entre otros la UBC (Union Banking Company), uno de los directores ejecutivos era Prescott Bush, padre y abuelo de los presidentes, hasta pasada más de la mitad de la II Guerra Mundial, cuando sus soldados ya estaban muriendo en Europa. O que la IG Farben, el emporio industrial y de investigación tecnológica, uno de los pilares del III Reich, era casi una tercera parte propiedad de la Standard Oil Co. de los Rockefeller. Hasta uno de los componentes del combustible que utilizaban los motores de la Luftwaffe, la fuerza aérea alemana, sólo se fabricaba en las refinerías estadounidenses.

 

Pero lo hacen con todo. Llegan a todos los aspectos de tu vida. Por ejemplo, desde hacía meses se anunciaba en la red que “tenían” preparada una superbacterias para lanzar una nueva pandemia. Y sorprendentemente, aparece en Alemania la bacteria E-coli, en España conocida como la crisis del pepino (no por la vía rectal, sino por la verdura). Bacteria muy virulenta, al parecer según decían por ser un híbrido de varias (¿?). Pues bien, ¿Te parece lógico que ningún medio de comunicación “oficial” (las grandes cadenas y sus subordinados en cada país), haya informado que la misma sólo se pueda haber hecho inmune a ocho, 8, antibióticos por manipulación en laboratorio?

Son meras correas de transmisión de sus dueños. Su trabajo es crear miedo en la población, no investigar la verdad. Y embrutecidos. El de sus dueños, ofrecer la “solución”. Siempre repiten el mismo esquema, crear un problema, generar alarma, una reacción, y luego ofrecer la solución. Y claro, la solución es el primero que “fabrican”, es su objetivo. Lo utilizan en todos los campos, pueden ser hambrunas, cambios climáticos, desastres naturales, crisis financieras, guerras y lo que se te ocurra.

 

Un gobierno mundial (estructurado en la ONU, su monstruo preferido), un ejército mundial (el núcleo será la OTAN), y una justicia mundial (su embrión, la corte penal internacional). Ah, y el poder financiero no será necesario, ya lo tienen, pero el centralizar (Banco Mundial Central) y ya no tendrán que lidiar con legislaciones. Y a partir de ese momento nadie podrá salir del sendero. Ya ni siquiera tendrán que inventarse las guerras preventivas (que por cierto, como siempre pagamos entre todos), simplemente que no siga sus dictados será aplastado como estado terrorista.

Y los individuos mejor ni hablar. Ten en cuenta que ya están experimentando con los microchips, y desconfía de quien te diga que son paranoias. Aunque en ciertos aspectos están bastante avanzados. Desde hace más de medio siglo están intoxicando la población con el agua potable, por de medio de los fluorados. Hay suficientes estudios que indican que no tiene ningún sentido añadir flúor al agua. Y sí, en cambio, los efectos tóxicos que afectan especialmente al funcionamiento cerebral y que acumulándose, eso sí, muy lentamente en el organismo. El avance en la basura añadida a todo tipo de alimentos y medicamentos, medio ambiente, o el tenebroso mundo “secreto” de las vacunas, no son más que experimentación criminal con humanos.

 

Fuente  :    Pysnnoticias.com

 

 

Saevecke, el genocida nazi que trabajó para la CIA

Este oficial de las SS, conocido como el «carnicero de Milán» por sus matanzas de judíos, fue reclutado por los servicios de inteligencia de Estados Unidos como espía, tras la Segunda Guerra Mundial

Saevecke, el genocida nazi que trabajó para la CIA

abc

«Es culpable de que los principios del nacionalsocialismo sean tan sólidos», «ha estado involucrado en el reclutamiento de judíos para la realización de trabajos forzosos» o «no se detendría ante nada para reprimir el movimiento comunista, al que odia desde los años 20». Estas son algunas de las consideraciones vertidas en los informes de la CIA sobre Theodor Saevecke al término de la Segunda Guerra Mundial. Y eran quizá las más suaves, porque los servicios de inteligencia estadounidenses sabían perfectamente que este oficial de las SS, conocido como «el carnicero de Milán», había estado involucrado en innumerables crímenes de guerra cuando fue reclutado para trabajar bajo sus órdenes hacia 1945.

El momento exacto del comienzo de esta relación no está clara, pero los documentos desclasificados hacen referencia a que ya en 1946 estaba bajo la protección de la CIA y de que, en 1947, había recibido ayuda de esta para que no fuera juzgado por sus matanzas y enviado a prisión en Gran Bretaña.

Hasta llegar a ese punto, Theodor Saevecke había protagonizado una carrera meteórica dentro del Nacional Socialismo. Con 16 años entró en la «Rossbach Freikorps», una organización paramilitar de adolescentes conocida por aterrorizar a los ciudadanos de la República de Weimar. Poco después ingresó en el Partido Nazi y, en 1940, con 29 años, ya era una de las tres personas autorizadas para aprobar las ejecuciones de polacos, rusos, gitanos y judíos en el campo de concentración de Poznan.

Perfeccionando el exterminio de judíos

Su crueldad no se detuvo ahí. En Túnez ayudó a perfeccionar el «suerwagen» (sistema de exterminio con camiones de gas) creado por Walter Rauff y a reclutar judíos para que realizaran trabajos forzosos. Y en norte de Italia poco después, como jefe de la «SIPO» («Policía de Seguridad») y la «SD» («Servicio de Seguridad»), se ganó sobrenombres como el «Verdugo de la Plaza Loreto» o «el Carnicero de Milán» por sus matanzas públicas.

Sin embargo, cuando Saevecke fue capturado a finales de abril de 1945 por soldados estadounidenses, se cuidó de no mencionar su responsabilidad en la matanza de judíos, pero no dudó en contar episodios como el de la Plaza Loreto, asegurando que estaba justificado asesinar a combatientes de la resistencia italiana, a los que consideraba comunistas.

Haciendo oídos sordos a sus informes, fue en este punto cuando Saevecke quedó bajo la protección de la CIA, que lo reclutó para dirigir sus operaciones en Berlín. Los documentos oficiales le atribuyeron pronto logros importantes a la hora de combatir la influencia comunista en la ciudad, obviando todo su pasado criminal: «Saevecke todavía anhela volver a los días en los que el partido (nazi) se encontraba en activo», escribió uno de sus controladores, que después anteponía el hecho de que era el único miembro de su equipo «con experiencia en inteligencia práctica» y «comprensión de los objetivos (de EE.UU.)».

Lee el resto de esta entrada

Los nazis planearon una campaña de envenenamientos a aliados tras la Guerra

Con píldoras y armas microbianas. Así planeaban envenenar a los aliados tras la Guerra y crear el Cuarto Reich. Lo dicen documentos secretos del MI5.

Los nazis planearon una campaña de envenenamientos y sabotajes contra los aliados al final de la Segunda Guerra Mundial para causar situaciones de pánico y posibilitar la llegada de un Cuarto Reich, según documentos hasta ahora secretos del MI5 británico.

Agentes alemanes estaban equipados con píldoras tóxicas, con aspecto de aspirinas, y mecheros que, al encenderse, desprendían gases letales y las espías de ese país llevaban armas “microbianas” ocultas en los espejitos de sus bolsos para utilizarlas contra los oficiales aliados en los países ocupados.

Los jefes militares británicos estaban tan preocupados por el peligro de envenenamiento con todo tipo de objetos cotidianos que recomendaron a sus tropas que se abstuviesen de probar alimentos o fumar cigarrillos alemanes en su avance por ese país al final de la guerra.

Los nazis también planeaban colocar a sus agentes en todo el mundo para, pasado algún tiempo, utilizarlos en una campaña global destinada a crear el pánico en las poblaciones de los países aliados, señalan esos documentos, que han visto la luz pública por primera vez.

Un colaboracionista francés detenido en Italia en 1945 reveló a quienes le interrogaron que se habían transferido “cuantiosos fondos” a Suramérica y se había enviado a “gente de confianza” a España y Suiza.

Olivier Mordrelle, líder del movimiento separatista de la Bretaña francesa, fue condenado a muerte en ausencia en 1940 después de que se descubriese que estaba a sueldo de los alemanes.

Regresó a su país tras la invasión de Hitler y llegó a ser nombrado representante francés para las actividades posbélicas por los servicios de inteligencia del partido nazi, el llamado Sicherheitsdienst.

Morderelle era uno de los quince delegados de países de Europa Occidental que asistieron a una reunión secreta en Deisenhofen, cerca de Munich, en abril de 1945, en la que se discutieron los planes nazis para la resistencia después de acabado el conflicto.

Un alto funcionario de las SS alemanas les dijo que tenían que pasar a la clandestinidad hasta que acabase la guerra y que debían organizar entonces movimientos antibolcheviques en sus países y “fomentar disturbios que pudieran culminar en guerras civiles”.

“El objetivo principal era dificultar en la medida de lo posible el trabajo de los aliados para que los nazis pudieran, pasado cierto tiempo, reaparecer bajo un nuevo disfraz y construir el Cuarto Reich”, reveló Morderelle a los aliados, según esos documentos británicos.

Los documentos del MI5 ahora publicados indican lo ingenioso de los artefactos y venenos desarrollados por científicos alemanes y encontrados en agentes de ese país detenidos en el norte de Francia en marzo de 1945 después de que se lanzaran en paracaídas.

Entre ellos había cigarrillos que daban dolores de cabeza al fumador, algo que aprovecharía el agente para ofrecer una aspirina que era en realidad un veneno que acabaría con la vida de aquél en cuestión de minutos.

También llevaban polvos impregnados de un veneno con los que espolvorear manijas de puertas, libros, mesas y otras superficies.

Había asimismo una pildorita que se depositaba en un cenicero y que, en contacto con el fuego de un cigarrillo, desprendía un vapor que podía acabar con las personas que se encontraban cerca.

El espionaje alemán introdujo también substancias venenosas en barritas de chocolate, azúcar y cigarrillos.

Uno de los potenciales saboteadores contó que un comandante nazi le había dicho que si las cosas iban mal para ellos en la guerra, Alemania recurriría a otros métodos como“la guerra bacteriológica”.

Los documentos incluyen también advertencias sobre una hebilla de cinturón en forma de esvástica que llevaba una pistola minúscula capaz de hacer dos disparos.

Ese tipo de métodos no se limitaron sin embargo a los nazis sino que un documento alemán confiscado con fecha de febrero de 1944 indicaba que la resistencia polaca había intentado envenenar a civiles y militares germanos con latitas de crema Nivea que contenían una pasta impregnada de gas mostaza.

Fuente  :     Libertaddigital

 

Recuerda…

 

Ex científico NASA y el falso contacto extraterrestre

Richard Hoagland cree que nos preparan para un faslo contacto extraterrestre con el fin de dirigir a la civilización hacia un nuevo paradigma de control en un punto nodal de la historia.

El ex analista de CBS y oficial de la NASA, Richard Hoagland, cree que lo que sucede en el mundo con el fenómeno OVNI es parte de una manipulación masiva que nos prepara para un contacto mundial falso dentro de una oscura agenda política. Hoagland dice que “la historia está siendo manufacturada” y que la NASA y la elite en el poder cuentan con tecnología hiperdimensional, mucho más avanzada de la que se nos muestra: esto serían los OVNIs y luces misteriosas que vemos en los cielos del planeta.

Hoagland, famoso por su teoría de que existen bases en la Luna y en Marte, dice que muchos de sus amigos de la comunidad UFO creen que estamos al borde de que el gobierno de a conocer la existencia de los extraterrestres, de declasificar su material, pero esto se trata de un evento de falsa bandera, en un punto nodal de la historia. Según Hoagland la NASA es la continuación de la tecnología NAZI secreta.

El trabajo de Hoagland ha sido cuestionado por la comunidad científica como los disparates de un conspiranoico; otros lo han llamado un doble agente de la misma elite que critica. Como suele suceder en estos temas tan complicados de dilucidar, recomendamos no creer del todo lo que dice Hoagland, pero sí cuestionar nuestra realidad establecida con comentarios tan provocativos como “física hiperdimensional” capaz de “controlar la gravedad” o incluso alterar el tiempo: la idea de que proyectos de tecnología secreta (como los supuestos experimentso de Philadelphia) pueden reacomodar el tiempo, cambiar el pasado o el futuro. De ser así podríamos estar viviendo en un loop, o en una dimensión similar a la “Prisión de Hierro Negro” descrita en el libo de Phillip K. Dick, VALIS, una proyección holográfica del tiempo.

La teoría de Hoagland de que los OVNIs en realidad son tecnología avanzada de black ops coincide con el nuevo libro The Mirage Man: A Journey in Disinformation, Paranoia and UFOs,escrito por Mark Pilkington, que expone la idea de que los OVNIs y la cultura alrededor son parte de un proyecto secreto del gobierno de Estados Unidos y agencias a su interior, como la CIA.

Fuente  :   Cuanticas.com

Abre museo de Nuremberg

Representantes de cuatro potencias asisten a ceremonia

NUREMBERG, Alemania (AP y DPA).— Alemania inauguró el domingo una nueva exposición para conmemorar los históricos juicios de Nuremberg, 65 años después de que más de 20 altos funcionarios y oficiales nazis fuesen puestos en el banquillo de los acusados.

La muestra está ubicada en el edificio del Palacio de Justicia donde comenzaron los juicios el 20 de noviembre de 1945 por los diversos crímenes y abusos cometidos en nombre del Tercer Reich alemán a partir del 1 de septiembre de 1939.

Los visitantes pueden ver video original y escuchar grabaciones de audio, además de mirar dentro de la sala en la que Hermann Goering, Rudolf Hess, Julius Streicher y otros defendieron sus crímenes.

El acto contó con la presencia del ministro del Exterior alemán, Guido Westerwelle, quien ante una concurrencia de 400 personas calificó los juicios de Nuremberg de “referencia ineludible para el desarrollo del derecho penal internacional”.

Transcurridos 65 años desde el comienzo de los históricos juicios, en Nuremberg estuvieron representantes de las cuatro potencias aliadas que vencieron a Alemania en la Segunda Guerra Mundial, entre ellos el ministro del Exterior ruso, Sergei Lavrov. En el mismo salón donde se hizo el acto, las potencias vencedoras llevaron a cabo en 1945 y 1946 los históricos juicios contra criminales nazis. Durante la inauguración, Sergei Lavrov entregó en nombre de Rusia actas hasta ahora inéditas sobre el tribunal internacional militar que llevó a cabo el histórico proceso.

Larov dijo que en ningún momento las potencias vencedoras de entonces consideraron los juicios como una venganza por la guerra. “Los juicios de Nuremberg no deben convertirse en una venganza de los vencedores sobre los vencidos”.

Con la entrega, Rusia no busca honrar sólo las buenas relaciones con Alemania, sino también los esfuerzos de la ciudad de Nuremberg por investigar de modo exhaustivo y abarcador la historia del nazismo.

Uno de los fiscales que participaron en el proceso, el estadounidense Benjamin Ferencz, habló de la necesidad de acabar con las guerras de agresión. “Esa fue la lección de los jucios de Nuremberg: no pueden llevarse a cabo más guerras de agresión sin recibir un castigo por ello”, sostuvo.

Lee el resto de esta entrada

EE UU ofreció refugio a varios nazis tras la Segunda Guerra Mundial, según un informe

Un informe hasta ahora secreto sobre la operación de caza de nazis por parte del Gobierno de EE UU concluye que funcionarios de inteligencia ofrecieron refugio en el país a nazis y sus colaboradores tras la II Guerra Mundial.

“EE UU, que se vanagloriaba de ser un refugio seguro para los perseguidos, se convirtió a pequeña escala en un refugio seguro también para los perseguidores“, afirma el informe de 600 páginas que se ha filtrado a la prensa.

El diario The New York Times fue el primero en obtener una copia del informe que el Departamento de Justicia había tratado de mantener en secreto durante los últimos años.

El informe aparece publicado también en la página web del National Security Archive, un grupo de investigación independiente ubicado en la Universidad George Washington de la capital estadounidense.

El análisis evalúa tanto los éxitos como los fracasos de los abogados, historiadores e investigadores de la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia (OSI), que se creó en el año 1979 para deportar a nazis.

El informe documenta cómo funcionarios estadounidenses que recibieron el cometido de reclutar a científicos tras la II Guerra Mundial hicieron caso omiso de la orden del presidente Harry Truman de que no se reclutase a nazis o personas afiliados con ellos.

Los investigadores del OSI señalan en el informe que a algunos nazis “se les garantizó ciertamente la entrada en EE UU” a pesar de que los funcionarios del Gobierno conocían su pasado.

Arthur Rudolph, uno de los cientos de científicos extranjeros reclutados para trabajar en EE UU tras la guerra dijo a los investigadores en 1947 ser el director de una fábrica que fabricaba cohetes en la que se obligaba a trabajos forzosos.

El informe asegura que los funcionarios de inmigración sabían que Rudolph había sido miembro del partido Nacionalsocialista alemán, pero aun así lo dejaron entrar en EE UU por su conocimiento sobre cohetes.

Otro de los casos que se menciona es el de Otto Von Bolschwing, que trabajó con Adolf Eichmann, uno de los arquitectos del Holocausto, y que trabajó como agente de la CIA en EE UU tras la II Guerra Mundial.

El documento detalla cómo la agencia de espionaje debatió en una serie de informes internos qué hacer si se descubría el pasado de Bolschwing si negar cualquier afiliación con los nazis o explicarlo. La CIA contrató a Bolschwing durante la Guerra Fría por sus conexiones con alemanes y rumanos.

El Departamento de Justicia intentó deportar a Bolschwing  en 1981 tras averiguar su pasado, pero el ex nazi murió ese mismo año.

Desde la creación de la OSI, EEUU deportó a más de 300 nazis.

Lee el resto de esta entrada

Hitler tenía raíces judías y africanas según los test de ADN practicados a su familia

Adolf Hitler durante su visita a París en 1940
Adolf Hitler durante su visita a París en 1940

Las muestras de saliva tomadas a 39 familiares del líder nazi Adolf Hitler parecen demostrar que pudo haber tenido lazos biológicos con las razas que él consideraba inferiores y que trató de exterminar durante el Holocausto, según publica este martes el diario británico ‘The Daily Telegraph’.

El periodista belga Jean-Paul Mulders y el historiador Marc Vermeeren han encontrado a familiares del líder nacionalsocialista, incluyendo a uno de sus primos, un campesino austriaco.

Los análisis de ADN a los que se han sometido demuestran que tienen un cromosoma muy poco frecuente en Europa Occidental y que, sin embargo, sí se encuentra mucho más fácilmente en los habitantes originarios de Marruecos, Argelia y Túnez, así como en los judíos. “A partir de este supuesto se puede concluir que Hitler estaba relacionado con personas a las que él despreciaba”, ha escrito Mulders en la revista belga ‘Knack’, que ha publicado los resultados de esta investigación.

“Se trata de un resultado sorprendente”, ha comentado Ronny Decorte, especialista en genética de la Universidad de Lovaina. “Los resultados son increíbles, si se tiene en cuenta la concepción del mundo de los nazis, en los que la raza y la sangre tenían un papel fundamental”. “La preocupación de Hitler por sus orígenes estaba justificada. Los análisis demuestran que él tampoco era un ario puro”.

No es la primera vez que los historiadores sugieren que Hitler tenía ascendencia judía. Se cree que su padre, Alois, era hijo ilegítimo de una relación entre María Schickelgruber y Frankenberger, un muchacho judío de 19 años.

Fuente  :  El Mundo

El Anticristo Dajjal será un Reptiliano Metamórfico 1 al 5